Saltar al contenido principal

Vietnamitas hallados muertos en un camión en Reino Unido tenían entre 15 y 44 años

Ciudadanos vietnamitas encienden velas durante una vigilia en la Catedral de Hanoi por los 39 migrantes hallados muertos en un camión en Reino Unido, el 27 de octubre de 2019.
Ciudadanos vietnamitas encienden velas durante una vigilia en la Catedral de Hanoi por los 39 migrantes hallados muertos en un camión en Reino Unido, el 27 de octubre de 2019. Stringer / Reuters

La policía británica divulgó los nombres y las edades de las 39 víctimas que fueron encontradas sin vida en la parte trasera de un camión en Essex el mes pasado. Las autoridades iniciaron las consultas para la repatriación de los cuerpos.

Anuncios

Las autoridades británicas completaron el proceso de identificación de los 39 migrantes vietnamitas que fueron hallados muertos en la cámara refrigeradora de un camión el mes pasado y determinó que las víctimas tienen entre 15 y 44 años.

Entre los muertos había tres menores de edad, dos adolescentes de 15 años y uno de 17, mientras que el fallecido de mayor edad tenía 44 años.

Los 31 hombres y 8 mujeres fueron encontrados en un contenedor de camiones en un polígono industrial en Grays, Essex, cerca de los muelles del río Támesis, en las primeras horas del 23 de octubre.

Tras semanas de averiguaciones, las autoridades pudieron determinar el jueves 7 de noviembre que todos los fallecidos eran vietnamitas y, este viernes 8 de noviembre, dieron a conocer sus nombres, edades y procedencia.

Según el listado difundido por la policía británica, 20 de las víctimas eran de la provincia de Nghe An, 10 de Ha Tinh y los 9 restantes de Quang Binh (3), Hai Phong (3), Dien Chau, Thua Tien Hue y Hai Duong.

En esa nómina aparece formalmente Pham Thi Tra My, una mujer de 26 años que había logrado enviar un último mensaje desde su celular a su familia, advirtiéndoles que iba a morir porque no podía respirar. Su identidad trascendió públicamente semanas atrás, cuando las autoridades habían pensado, en un primer momento, que las víctimas eran "de origen chino".

De acuerdo a los investigadores, la mayoría de las víctimas provenían de zonas pobres y rurales y habían llegado al complejo industrial desde el puerto de Purfleet, adonde habían arribado desde el de Zeebrugge, en Bélgica.

Reino Unido y Vietnam trabajan para la repatriación de los cuerpos

"Este fue un proceso increíblemente importante y nuestro equipo ha estado trabajando arduamente para dar respuestas a las familias preocupadas que temen que su ser querido pueda estar entre aquellos cuyo trágico viaje terminó en nuestras costas", explicó Tim Smith, el jefe de policía asistente de la dependencia de Essex.

"Seguía siendo de suma importancia para nosotros asegurarnos de que los familiares de un individuo fueran informados y que se les diera algo de tiempo para absorber esta trágica noticia antes de que confirmemos públicamente la identidad de su ser querido", agregó.

Las autoridades de Londres están coordinando con las de Hanói para lograr la repatriación de los cuerpos, a la vez que la causa exacta de las muertes aún no ha sido divulgada.

En el marco de la investigación, el conductor del camión, el norirlandés Maurice Robinson, de 25 años, compareció ante un tribunal británico, acusado de 39 cargos de homicidio involuntario, conspiración para traficar personas y lavado de dinero. Otras dos personas respondieron en supuesta relación con el suceso ante un juzgado de Dublín y las autoridades británicas trabajan para su extradición.

Por su parte, en Vietnam, 11 personas fueron detenidas en las provincias de Ha Tinh y Nghe An, presuntamente vinculadas al tráfico de las víctimas del país asiático a Europa.

Huir de la pobreza, un peligroso viaje para los vietnamitas olvidados

El caso reavivó el debate sobre el tráfico de personas en Reino Unido y puso sobre el tapete los riesgos que corren migrantes de las zonas rurales y pobres de Vietnam en su intento por encontrar una mejor calidad de vida.

"Cientos de miles migran a las periferias industrializadas de Hanói y Ho Chi Minh. Decenas de miles van a otros países del Sudeste Asiático o Asia. Y unos poquitos miles van a Europa, lo que cuesta un dineral y es muy difícil de organizar", declaró a la agencia EFE Nicolás Laínez, investigador asociado del Centro para el Sudeste Asiático de París.

Las víctimas del camión hallado en Essex habrían pagado hasta 40.000 dólares a los traficantes de seres humanos. Estos movimientos de vietnamitas hacia Europa se remontan a los tiempos de la guerra fría, cuando los habitantes de provincias como Nghe An y Ha Tinh –lejos de las principales urbes, con salarios menores en el campo, sin atracciones turísticas y azotadas por tifones y temporales- se acostumbraron a emigrar a la Europa comunista.

Estas personas sumidas en la pobreza encuentran en la migración una de sus pocas esperanzas para salir adelante dado que el sostenido crecimiento económico de Vietnam desde que comenzó a abrir su economía a finales de la década de 1980 se ha centralizado, sobre todo, alrededor de las grandes ciudades.

Con Reuters, AP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.