Saltar al contenido principal
Ellas hoy

Parto humanizado: las mujeres tienen derecho a elegir cómo traer a sus hijos al mundo

En 2017 el gobierno de Venezuela creó el programa Parto Humanizado como política social para las clases de menos recursos, con el fin de darles acompañamiento previo y posterior a las mujeres en gestación. El objetivo es favorecer el alumbramiento natural en uno de los países del mundo que más realiza cesáreas.

Anuncios

Nicolás Maduro impulsó el programa en 2017 para bajar el 52% de los partos abdominales que se realizan en el país, y reducir los gastos de un sistema de salud público colapsado. Promueve un acompañamiento a las mujeres de bajos recursos y a sus familias durante el proceso de gestación, proximidad del parto, lactancia materna, y crianza.

Así aparecieron las promotoras, o voluntarias que son observadoras en el parto, y aunque no pueden participar, insisten en que los médicos deben dejar de usar medicamentos para inducir el nacimiento y permitir que el parto sea más natural y menos intervenido.

Esta práctica, tanto en Venezuela como en el resto del mundo, ha presentado resistencia por parte de la comunidad médica, pero también se ha abierto paso y cada vez más profesionales de la salud la adoptan, por las ventajas que representan para los padres y para sus bebés.

Y es que el parto humanizado no solo busca disminuir el nivel de cesáreas, que por recomendación de la Organización Mundial de la Salud no deberían superar el 15% en los países, sino que es un concepto que tiene en cuenta las expectativas de los padres para los nacimientos.

el parto humanizado, o parto respetado, contempla la evidencia científica actual, la fisiología del cuerpo de la mujer y los tiempos de parto, así como los deseos de la madre y del padre y las necesidades del bebé.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.