Saltar al contenido principal

Tras informe de la OEA, Evo Morales convoca a nuevas elecciones en Bolivia

El presidente Evo Morales habla a la prensa en el hangar presidencial en la terminal de la Fuerza Aérea de Bolivia en El Alto, el 10 de noviembre de 2019.
El presidente Evo Morales habla a la prensa en el hangar presidencial en la terminal de la Fuerza Aérea de Bolivia en El Alto, el 10 de noviembre de 2019. Carlos García Rawlins / Reuters

El mandatario además indicó que renovará al Tribunal Supremo Electoral, tal como lo sugirió la OEA en el informe en el que denunciaba "irregularidades" en los resultados que le dieron una cuarta victoria a Morales.

Anuncios

En un giro inesperado, Evo Morales bajó la guardia. El presidente anunció la convocatoria a nuevas elecciones generales y la renovación del Tribunal Supremo Electoral, un órgano oficialista acusado de participar en el fraude que le dio un nuevo triunfo al mandatario.

Como se esperaba, su opositor Carlos Mesa reaccionó y le criticó que no se hubiera pronunciado sobre el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que a su juicio es un "acto de negación de la realidad nacional".

También exigió a la Asamblea Legislativa convocar mañana mismo a un acuerdo nacional que integre a sectores políticos, cívicos y sociales "para conformar un nuevo órgano electoral" y "un cronograma de la nueva elección" en la cual no Evo Morales no pueda ser candidato. Además le pidió renunciar, una demanda a la que se sumó otro símbolo de la oposición boliviana: Luis Fernando Camacho.

En el informe preliminar revelado la mañana de este domingo por el secretario general de la OEA, Luis Alamagro, el organismo concluyó que, en medio de la auditoría a los resultados y tras revisar elementos como la tecnología utilizada en los comicios, cadena de custodia, integridad de las actas y proyecciones estadísticas, "se encontraron irregularidades que varían desde muy graves hasta indicativas".

Concretamente, el documento señala que hubo manipulación en el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que "afectó los resultados de dicho sistema" así como el cómputo final, que además se vio directamente impactado por la existencia de "actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas".

Para ello cita ejemplos del conteo de votos realizados en el exterior y denuncia que "de 176 actas analizadas de la muestra que habían sido escrutadas en Argentina, el 38,07% presentan inconsistencias con el número de ciudadanos que sufragaron. Es decir, las actas reflejan un número mayor de votos que el total en las listas índice".

Por lo anterior, la OEA dice que el equipo auditor "no puede validar una victoria en primera vuelta" para el presidente Evo Morales y recomendó que se realice "otro proceso electoral", aunque con "nuevas autoridades electorales para poder llevar a cabo comicios confiables".

Esta auditoría se realizó con el aval del Gobierno boliviano, sin embargo, fue rechazada por el líder opositor Carlos Mesa, por lo que hay expectativa sobre cuál será su posición, ahora que los resultados de la OEA sugieren lo que él y sus seguidores han estado exigiendo en las calles: la repetición de los comicios.

La Unión Europea emitió un comunicado en el que ve de forma positiva la voluntad del Gobierno boliviano y reiteró que el país "requiere un proceso electoral nuevo y oportuno que sea creíble y que refleje fielmente la voluntad del pueblo". Añadió que continuará ofreciendo su apoyo "para asegurar que Bolivia recupere y consolide su institucionalidad democrática".

Figuras y edificios oficialistas son el blanco de ataques en Bolivia

Con el paso de los días, las protestas protagonizadas por ciudadanos opositores que rechazan la victoria de Evo Morales y quienes defienden los resultados, se han intensificado en las calles.

El mandatario denunció que un grupo de personas incendió la casa de su hermana en la ciudad de Oruro; y que dos gobernadores, el de la región que lleva el mismo nombre y el de Chuquisaca, también sufrieron afectaciones en sus viviendas.

Casi de manera simultánea los manifestantes se tomaron las oficinas de dos medios de comunicación estatales en La Paz: el canal de televisión Bolivia TV y la emisora Patria Nueva, y obligaron a los empleados a desocupar los edificios acusándolos de estar al servicio de Morales.

Un evento similar se vio en la vecina ciudad de El Alto, donde fue atacado el edificio de la cadena de televisión privada Unitel, al que le prendieron fuego.

Carlos Mesa instó a sus seguidores a manifestarse de manera pacífica. "No podemos vejar, cometer actos vandálicos, ni humillar a nadie. Demos una lección a quienes propugnan la confrontación violenta" dijo a través de su cuenta de Twitter.

Antes del incidente, Unitel realizó una entrevista a Luis Fernando Camacho, quien denunció que el presidente llegó a Cochabamba para buscar "armar milicia". La democracia se gana en las urnas (…) no con armas” agregó.

Su traslado al trópico de esa zona del país, específicamente en Chimoré, se dio en medio de manifestaciones de grupos de la Policía en varias regiones del país, que se mostraron en desacuerdo con Morales.

Aunque Camacho y Mesa son contrarios al Gobierno, parecen no ir en la misma dirección. El primer criticó al último por no apoyar una causa en común. "Carlos Mesa tuvo mucho tiempo para poder acompañar esta lucha, pero la búsqueda que tiene de querer ser él el único presidente le ha hecho perder la objetividad de una lucha mayor que es la paz del país".

Morales había hecho un llamado a la oposición para instalar una mesa de diálogo para pacificar el país, pero el líder de la alianza Comunidad Ciudadana le rechazó y dijo que no tenía "nada que negociar".

Se espera que la convocatoria a elecciones anunciada por el presidente ponga fin a la tensión y las protestas que al día de hoy ya completan tres semanas. Pero Mesa a instado a continuar con las movilizaciones hasta que haya una resolución final sobre el proceso electoral.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.