Saltar al contenido principal

Elecciones en Rumanía: El presidente Klaus Iohannis es favorito para una nueva victoria

La habitual moderada participación dominan este domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Rumanía, en las que el actual jefe del Estado, Klaus Iohannis, es el favorito, según los sondeos.
La habitual moderada participación dominan este domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Rumanía, en las que el actual jefe del Estado, Klaus Iohannis, es el favorito, según los sondeos. Octav Ganea / Inquam Photos

Los electores rumanos se dirigen a las urnas para elegir a su próximo presidente después de una campaña electoral eclipsada por una crisis política, en la que hace unos días se instaló un gobierno minoritario.

Anuncios

Alrededor de 18,2 millones de votantes fueron convocados a las urnas este domingo 10 de noviembre de 2019 para elegir entre los 14 candidatos que aspiran a llegar a la presidencia.

Las encuestas muestran al actual mandatario de centro-derecha, Klaus Iohannis, con una clara ventaja que le augura un 40 por ciento de los apoyos, que, a pesar de representar una abultada victoria, no le sería suficiente para quedarse en el puesto tras la primera vuelta y tendría que ir a una segunda el próximo 24 de Noviembre donde, también según los sondeos, resultaría vencedor.

Durante los últimos tres años Rumanía vivió una oledada de protestas anticorrupción durante la cual Iohannis cultivó la imagen de un líder de influencia tranquilizadora y de valores proeuropeos como el respeto por el estado de derecho.

"Espero que hoy se confirme que muchos rumanos comparten mi deseo de una Rumanía normal", dijo el candidato tras depositar su voto en Bucarest, la capital.

En Rumanía, el presidente está encargado de nominar al Primer Ministro tras consultar con diversos partidos políticos. Ludovic Orban ocupa actualmente dicha posición, liderando un gobierno minoritario, tras haber superado un voto de confianza este mes. De ser reelecto, Iohannis tendría la posibilidad de nombrar a un fiscal en jefe encargado de la lucha contra la corrupción, una movida que sería secundada por Orban.

La Unión Europea ha estado monitoreando de cerca la situación de Rumanía donde ha señalado no sólo los problemas ligados a la corrupción, si no también una serie de polémicas reformas, impulsadas desde el 2007, que considera como un ataque a la rama judicial rumana durante los anteriores gobiernos liderados por el Partido Socialdemócrata (PSD).

Y es justamente la líder de dicha agrupación política, la candidata de centro-izquierda Viorica Dancila, quien aparece como segunda en las encuestas con una intención de voto de entre el 15 y 22 por ciento. Dancila fue Primera Ministra del país hasta que el 10 de octubre, una moción de censura tumbó al Ejecutivo socialdemócrata tras tres años de continua crisis política. Su gobierno se vio obligado a dimitir.

Las reformas impulsadas por su partido fueron contestadas en la calle, con las protestas más multitudinarias desde la caída de la dictadura comunista en 1989.

La ex primera ministra rumana y candidata presidencial Viorica Dancila emite su voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en Bucarest, Rumania, el 10 de noviembre de 2019.
La ex primera ministra rumana y candidata presidencial Viorica Dancila emite su voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en Bucarest, Rumania, el 10 de noviembre de 2019. Octav Ganea / Inquam Photos

Sin embargo, Viorica Dancila ha tratado de presentarse como la reformadora social que mejor se adapta a las necesidades del país, afectado por la pobreza. Según un estudio del Banco Mundial del año pasado, más del 25% de la población rumana vivió con menos de 5,50 dólares al día.

“He votado en contra de la austeridad, en contra de la reducción de las pensiones y los salarios, para una Rumanía donde los ciudadanos no teman mañana”, dijo Dancila después de votar.

Una campaña “extremadamente blanda”

Esta situación de crisis “mantuvo a Klaus Iohannis y Viorica Dancila en el centro de atención, mientras que otros candidatos no tuvieron oportunidad de ascender en el escenario político”, dijo a la agencia de noticias Associated Press el analista político Andrei Taranu. Según él, “la campaña ha sido extremadamente blanda. Por lo general, las campañas son agresivas. Esta vez ni siquiera hubo emoción”.

Los otros candidatos destacados son el independiente Mircea Diaconu, ex actor y director de teatro, y Dan Barna, que dirige el tercer partido más grande de Rumanía, el centro-derecha ‘Save Romania Union’ y que podría amenazar la presencia de Dancila en la segunda vuelta según los sondeos.

Miembro de la Unión Europea desde 2007, Rumanía ha estado luchando por contener su déficit presupuestario. Con casi un cuarto de sus 20 millones de habitantes viviendo en el extranjero, se enfrenta a una creciente escasez de mano de obra y a una decepción generalizada entre sus jóvenes con la clase política.

Con AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.