Saltar al contenido principal

México acepta la solicitud de asilo del expresidente de Bolivia, Evo Morales

El canciller de México, Marcelo Ebrard, ofrece declaraciones a medios tras una conferencia de prensa este lunes 11 de noviembre sobre la solicitud de asilo de Evo Morales, en la sede de la cancillería en Ciudad de México, México.
El canciller de México, Marcelo Ebrard, ofrece declaraciones a medios tras una conferencia de prensa este lunes 11 de noviembre sobre la solicitud de asilo de Evo Morales, en la sede de la cancillería en Ciudad de México, México. Sáshenka Gutiérrez / EFE

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, confirmó en rueda de prensa que su país otorgará asilo al expresidente boliviano Evo Morales luego de que el exmandatario les realizara la petición tras enviar su carta de renuncia al Legislativo.

Anuncios

Cada vez se conocen más detalles sobre el destino de Evo Morales. Este 11 de noviembre en horas de la tarde Ebrard anunció que México acogerá la petición del expresidente de asilarse en ese país, luego de que el comandante en jefe de las fuerzas armadas bolivianas, Williams Kaliman le "sugiriera" dejar el cargo tras semanas de violentas manifestaciones, hecho que derivó en su dimisión y en la de su vicepresidente, Álvaro García Linera, el domingo 10 de noviembre.

"Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales mediante la cual ha respondido a nuestra invitación y solicitó verbalmente y formalmente el asilo en nuestro país", informó Ebrard.

México ya había anticipado el domingo que otorgaría asilo a Morales si así él lo solicitaba. Además, el secretario de Relaciones Exteriores aseguró en Twitter ese mismo día que el país, "de conformidad a su tradición de asilo y no intervención, ha recibido a 20 personalidades del ejecutivo y legislativo de Bolivia en la residencia oficial en La Paz. De así decidirlo ofreceríamos asilo también a Evo Morales".

La posición de México ha sido de respaldo al exmandatario. En compañía del presidente Andrés Manuel López Obrador, Ebrard aseguró que Morales "presentó una renuncia para evitar una guerra civil, eso fue lo que dijo ayer después de que el ejército saliera y dijera: 'Queremos la renuncia del presidente'. Esos son los hechos".

La OEA se reunirá para evaluar la crisis política en Bolivia

Pero la partida del primer presidente indígena de Bolivia, que ostentó el poder por 13 años y nueve meses, no logró poner fin a semanas de violentas protestas azuzadas por acusaciones de fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre, que han sumido al país en una crisis política aguda.

Morales insistió este 11 de noviembre en que las acusaciones de que fue víctima vinieron de una conspiración de enemigos, incluido su rival electoral Carlos Mesa y el líder de la protesta, Luis Fernando Camacho. "El mundo y nuestros patriotas bolivianos repudian el golpe", tuiteó.

La Organización de Estados Americanos se pronunció y aseguró que mañana el Consejo Permanente de la OEA evaluará la compleja situación del país por solicitud de "Brasil, Canadá, Colombia, EEUU, Guatemala, Perú, República Dominicana y Venezuela" en su sede en Washington D. C., a las 20:00 GMT.

Renuncia de Morales, un sabor agridulce con consecuencias violentas para Bolivia

El exmandatario de izquierda envió su carta de renuncia a la Asamblea Legislativa que convocará mañana 12 de noviembre a una sesión extraordinaria para tratar las renuncias de Morales y Linares por petición de Jeanine Áñez, la vicepresidenta segunda de la Cámara Alta, sobre quien recae la jefatura del Estado y quien dijo quiere formar un gobierno de transición para convocar nuevas elecciones antes del 22 de enero de 2020 -cuando habría finalizado el mandato de Morales-, según el diario boliviano 'El Deber'.

La renuncia de Morales aún debe ser aprobada por la Asamblea Legislativa, convocada por ambas cámaras del Congreso.

Su gobierno colapsó después de que el domingo la Organización de Estados Americanos (OEA) entregara un informe condenatorio sobre graves irregularidades durante las elecciones del pasado 20 de octubre que provocó que los aliados del partido gobernante renunciaran y el ejército lo instara a renunciar.

Los choques entre seguidores de Morales y la policía elevan la tensión en el país andino

Tras estos hechos, el país se ha sumido en violentos choques entre manifestantes a favor y en contra de Morales, que han paralizado al país. Incluso las Fuerzas Armadas lanzaron un comunicado en el que informan que ejecutarán el plan 'Sebastián Pagador' con la finalidad de resguardar los servicios públicos esenciales para el funcionamiento del país, según recogió el diario El Deber.

"Ante la escalada de violencia y hechos vandálicos que se vienen suscitando en la población y con la finalidad de mantener las áreas y centros vitales del país, el Mando Militar ha ordenado que a partir de este momento en todo el territorio nacional se ejecutará el plan 'Sebastián Pagador' que tiene por finalidad resguardar los servicios públicos esenciales para garantizar el funcionamiento del país".

Esta información se conoció luego dequecontinuaran los saqueos este lunes y las manifestaciones tras la renuncia de Morales. Se calcula que miles de manifestantes en favor del exmandatario marchan hacia la Asamblea Legislativa de la nación, preparando el escenario para un posible enfrentamiento con la oposición y la policía.

Fuentes policiales y legislativas dijeron que la multitud marchaba desde la ciudad cercana de El Alto, a pesar de que grupos de personas anti-Morales establecieron bloqueos de carreteras con restos de metal y otros escombros en toda la ciudad para detener su progreso. Oficiales de policía en la unidad encargada de proteger la Asamblea Legislativa estaban cargando munición real, aseguró un oficial a la agencia de noticias Reuters, mientras que otros cuatro dijeron a esta agencia que esperaban una seria confrontación.

Hace unas horas, el expresidente denunció en su cuenta de Twitter que "después del primer día del golpe cívico-político-policial, la policía amotinada reprime con bala para provocar muertos y heridos en El Alto". La tensión en Bolivia se dispara ante la incertidumbre, la falta de gobierno y la división del país entre quienes celebraron lo que llamaron "el fin de la tiranía" y los que califican la caída de Evo como un "golpe de Estado".

Con EFE, Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.