Saltar al contenido principal

El PSOE gana las elecciones en España y la ultraderecha se convierte en la tercera fuerza

El PSOE ganó de nuevo las elecciones, el PP aumentó su resultado y el partido ultraderechista Vox se consolidó como tercera fuerza política en el Congreso. En la fotografía los líderes del PSOE (Pedro Sánchez), PP (Pablo Casado) y Vox (Santiago Abascal).
El PSOE ganó de nuevo las elecciones, el PP aumentó su resultado y el partido ultraderechista Vox se consolidó como tercera fuerza política en el Congreso. En la fotografía los líderes del PSOE (Pedro Sánchez), PP (Pablo Casado) y Vox (Santiago Abascal). France 24

El PSOE de Pedro Sánchez ganó las elecciones generales españolas de este 10 de noviembre. Sin embargo, el partido de ultraderecha Vox arrasó y se convirtió en tercera fuerza política tras el brutal desplome de Ciudadanos.

Anuncios

Los españoles acudieron este domingo 10 de noviembre a las urnas luego de la repetición de las elecciones generales. El escrutinio dio la victoria al Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Resalta el avance del partido de ultraderecha Vox, que se dispara hasta la tercera posición como fuerza política en el Parlamento y el derrumbe del partido de centro-derecha Ciudadanos (Cs), que pierde 47 escaños y queda como sexta fuerza política. El Partido Popular (PP)celebra la subida de asientos a los 87 y la formación de izquierda, Unidas Podemos (UP), cae hasta los 35.

Victoria agridulce para el PSOE, que no consigue el resultado esperado

El PSOE revalida su victoria pero no cumple las expectativas. Los socialistas ganan las elecciones pero se quedan en 120 escaños en el Congreso, al 100% escrutado, frente a los 123 escaños de los pasados comicios del 28 de abril. Y en Senado pierde la mayoría absoluta que tenía y ahora se queda a 23 escaños.

Pedro Sánchez, líder del PSOE, no consigue el objetivo de alcanzar más apoyos en la repetición de los comicios tras la fallida legislatura. Sánchez habló desde la sede de los socialistas de Ferraz, en Madrid: "Nuestro proyecto es formar un gobierno estable", mientras que los asistentes gritan "con Casado no" y "con Iglesias sí".

El socialista añadió que "está vez sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista y vamos a conseguir desbloquear la situación", concluyendo con un llamado a todos los partidos "salvo a los que siembran el discurso del odio", en referencia a Vox. Sin embargo, ninguno de los bloques políticos de izquierda ni de derecha puede lograr un pacto que le permita gobernar de manera holgada.

Victoria del PSOE, cuya gobernabilidad se complica, mientras Vox se dispara hasta la tercera posición con 52 escaños y Cs se hunde tras perder 47 escaños y quedar como sexta fuerza. El PP sube en hasta los 87 asientos y Unidas Podemos cae hasta los 35.
Victoria del PSOE, cuya gobernabilidad se complica, mientras Vox se dispara hasta la tercera posición con 52 escaños y Cs se hunde tras perder 47 escaños y quedar como sexta fuerza. El PP sube en hasta los 87 asientos y Unidas Podemos cae hasta los 35. France 24

Como segunda fuerza política se consolida el PP. La derecha sube con fuerza tanto con el PP de Pablo Casado, que logra 88 diputados, y el imparable auge de la ultraderecha de Santiago Abascal (Vox) que logra 52 escaños frente a los 24 obtenidos en los comicios del 28 de abril.

Pablo Casado, líder del PP, celebró en la sede de Génova el aumento de su partido en estos comicios: "Hoy el Partido Popular ha tenido un buen resultado electoral, pero España ha tenido un mal resultado para su gobernabilidad y su futuro".

El PP recupera terreno en estos comicios y suma casi 650.000 votos más que el pasado 28-A y recupera también su hegemonía en Galicia, Cantabria y Castilla León. Por su parte, Casado evitó mencionar la impetuosa subida de Vox.

El fenómeno de la cita electoral: Vox, crece y se normaliza la ultraderecha

El partido ultraconservador de derecha radical Vox se convierte en segunda fuerza política en Andalucía y en la tercera en el resto de España (con el 15,11% de los votos). La formación nacionalista pasa a ser la tercera fuerza en el Congreso de los Diputados.

Es el dato más significativo de la noche: se normaliza la ultraderecha en España que llega para marcar la agenda. La formación de Abascal consigue aumentar 28 escaños tras la repetición de los comicios. Vox ya celebra en su sede este incremento en los resultados electorales al grito de "España unida jamás será vencida" y "¡A por ellos!", mientras se pueden ver banderas de la Falange en la celebración.

El líder de la ultraderecha -y máximo beneficiario de estos comicios- dijo que "solo hace unos meses no teníamos ninguna representación en toda España, solo hace 11 meses. Hoy somos la tercera fuerza política, tenemos 52 diputados".

Si bien España parecía estar ajena a la creciente ola ultraderechista en Europa, la Vox aprovechó la ocasión electoral -tras la incapacidad de formar un gobierno progresista y la cada vez más marcada crisis catalana- para afianzarse y movilizar a su electorado con una serie de promesas y un discurso populista.

Baja la participación tras la repetición de las elecciones, la izquierda no consigue movilizar a su electorado

La participación de las cuartas elecciones celebradas en España en los últimos cuatro años ha bajado al 69,84% frente al 71,76% de los comicios del 28-A, cuando el electorado español se movilizó masivamente para frenar el previsible auge de la ultraderecha. La abstención ha favorecido a la derecha frente a una electorado cansado y desilusionado, especialmente entre el ciudadano progresista.

En Cataluña no se vivieron momentos de tensión y la participación estuvo por encima de la media en España. Un 72,2% de los ciudadanos catalanes acudieron a las urnas, siendo la segunda comunidad autónoma con menos abstención en estas elecciones después de la de Madrid, que registró una abstención del 25,47%.

La izquierda no ha conseguido repetir esa movilización, ante un electorado visiblemente cansado. De 36,9 millones de españoles habilitados para votar, acudieron a las urnas 23,6 millones de ciudadanos.

La coalición izquierdista Unidas Podemos (UP) resiste con 35 diputados, junto con sus marcas asociadas, pero baja hasta 7 diputados y consigue ser la cuarta fuerza política en el Congreso.

La formación izquierdista de Pablo Iglesias se queda lejos de sumar con el PSOE. Iglesias, que no consiguió un acuerdo con el PSOE para gobernar en coalición en abril, dijo: "Creo que se duerme peor con más de 50 diputados de extrema derecha que con ministros de Unidas Podemos en el Gobierno".

Ciudadanos, de centro-derecha, se hunde y se sitúa como sexta fuerza

Ciudadanos se precipita hasta tan solo 10 escaños, una caída que lo aleja de los 57 que logró en abril. El partido de Albert Rivera obtiene en torno a 992.247 votos, con una imparable caída en las tres comunidades autónomas donde gobierna en coalición con el PP: Castilla y León pasan de 8 a 0 escaños, en Andalucía pasa de 11 a 3 escaños y en Madrid de 8 a 3 escaños.

El 10-N deja a la formación naranja como sexta fuerza política en el Congreso, pese a haber estado cerca de la segunda plaza en abril. Por ello, Rivera anunció la convocatoria de un congreso extraordinario debido al debacle electoral y deja el futuro en manos de los militantes.

La formación de centro-derecha, que mantuvo una actitud de bloqueo antes de la convocatoria electoral, ha vivido también una crisis interna y un goteo de salidas de figuras relevantes dentro del partido desde el ala socioliberal, algo que ha pasado factura en estos comicios.

Cabe recordar que Rivera se negó radicalmente a pactar con el PSOE, tras ello las encuestas anunciaban una fuerte caída de su partido. "Gracias a todos los que habéis trabajado en esta campaña. Gracias a todos los que habéis votado a Ciudadanos (...) Mañana, en la ejecutiva este partido tiene que tomar un nuevo rumbo", dijo Rivera en una comparecencia. Y culpó al auge de la ultraderecha de su desplome: "Los españoles han querido más Vox y menos centro político".

Irrumpen nuevos partidos en el Congreso y ERC se convierte en quinta fuerza

La repetición de los comicios presidenciales incluye la participación del partido de Íñigo Errejón (fundador y ex de Podemos) Más País que entra por primera vez en el Congreso con tres asientos.

Errejón tras el recuento: "En España hay una segunda oportunidad para que se conforme un Gobierno progresista y es una obligación moral que nos pongamos a la tarea" y añadió que "no podemos ir a unas terceras elecciones. Esta repetición electoral es un aviso de lo que sucede si los intereses personales se anteponen a los intereses del país", dijo en referencia al aumento de la facción ultraderechista.

También es la primera incursión de los independentistas catalanes de la CUP, con otros 2 escaños. Además, el partido independentista catalán de izquierda, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) logra 13 escaños -que podrían ayudar a la gobernabilidad del bloque de izquierdas liderado por el PSOE- y se convierte en quinta fuerza política.

El cabeza de lista al Congreso por ERC, Gabriel Rufián, durante el acto de inicio de campaña para las elecciones generales que su partido celebra en Barcelona el 31 de octubre del 2019.
El cabeza de lista al Congreso por ERC, Gabriel Rufián, durante el acto de inicio de campaña para las elecciones generales que su partido celebra en Barcelona el 31 de octubre del 2019. Andreu Dalmau / Reuters

Gabriel Rufián, líder de ERC, dijo emocionado: "El republicanismo catalán hoy ha sentenciado el 10-N". Y añadió que "es una irresponsabilidad lo que hizo Pedro Sánchez hace seis meses", quien según Rufián pasará a la historia como "un negligente y un irresponsable", pero se mostró abierto a dialogar.

Por su parte, los conservadores independentistas de JxCat logran 8 diputados. El nacionalismo crece en el País Vasco: el partido nacionalista vasco, PNV, logra 7 escaños, mientras que Bildu adelanta a UP y se convierte en la tercera fuerza en la región manteniendo sus cuatro diputados.

El resto de legisladores sería para otras formaciones de menor tamaño nacionalistas vascas y gallegas, regionalistas y de izquierdas.

Los resultados no otorgan al bloque de derecha ni de izquierda la mayoría absoluta para formar gobierno

Hasta el momento ni el bloque de izquierdas ni el de derechas logra la mayoría absoluta clara necesaria para gobernar de 176 diputados, lo que expondría a una situación similar a la que llevó a repetir las elecciones tras los resultados de la anterior votación del pasado 28 de abril.

Según los datos del escrutinio, el bloque de derecha (PP, C's y Vox) podría obtener más diputados que el de izquierda (PSOE, UP y Más País), pero la creación de una mayoría de gobierno dependería, salvo algún tipo de pacto transversal, de formaciones nacionalistas y de los independentistas catalanes.

El pasado 24 de julio se rompieron las negociaciones de un posible primer gobierno de coalición izquierdista entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesia. Unidas Podemos rechazó la última oferta de Vicepresidencia y tres ministerios, luego de que el PSOE terminara con las negociaciones de un gobierno de coalición.

Tras el bloqueo político, el presidente del Gobierno en funciones, Sánchez, convocó unas nuevas elecciones bajo la expectativa de conseguir un mayor número de escaños, algo que no ha ocurrido.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.