Saltar al contenido principal

Venecia, en estado de emergencia por las peores inundaciones desde 1966

Vista de la Plaza de San Marcos inundada durante la excepcional crecida en Venecia, el 13 de noviembre de 2019.
Vista de la Plaza de San Marcos inundada durante la excepcional crecida en Venecia, el 13 de noviembre de 2019. Manuel Silvestri / Reuters
5 min

El fenómeno de "agua alta" registró una crecida a los 187 centímetros, el incremento más alto desde el récord de 196 hace 53 años. El alcalde pedirá el "estado de catástrofe natural".

Anuncios

El agua, ese encanto que caracteriza a la ciudad de Venecia, es también una de sus principales preocupaciones. El fenómeno de "agua alta", la crecida de los niveles en la laguna sobre la que se encuentra la ciudad, alcanzó en la noche del martes 12 de noviembre su mayor incremento en más de cinco décadas.

En las últimas horas de la jornada, el Centro de Mareas de la ciudad indicó que las mareas habían crecido hasta los 187 centímetros, el mayor índice desde el récord de 196 registrado el 4 de noviembre de 1966.

La plaza de San Marcos quedó sumergida en más de un metro de agua, mientras que, en la basílica de San Marcos, el agua alcanzó el vestíbulo y la cripta quedó completamente inundada. Los mosaicos y las columnas de esa parte del icónico templo cristiano acaban de ser restaurados tras la marea de octubre de 2018.

El procurador del edificio, Pierpaolo Campostrini, advirtió al diario local 'Il Gazzettino' que "no existen sistemas de defensa cuando el agua es tan alta". Según el funcionario, la basílica –construida en 828 y reconstruida tras un incendio en 1063- solo había sufrido la inundación de su vestíbulo en cinco ocasiones, aunque tres de esas cinco veces ocurrieron en los últimos 20 años y la última fue en 2018.

Las inundaciones, por el contrario, no afectaron a la totalidad de la ciudad aunque sí alcanzaron al 85% del territorio. No obstante, según las previsiones del Centro de Mareas, el agua permanecerá alta durante toda la semana.

El fenómeno meteorológico también ha dejado una víctima mortal, un hombre de 78 años que murió electrocutado en su casa de la isla de Pellestrina, al sur de Venecia, debido a un cortocircuito.

Por las inundaciones, todas las escuelas y las islas de Venecia estarán cerradas al menos durante este miércoles 13 de noviembre. Además, zonas como la plaza de San Marcos no son accesibles para residentes ni turistas, muchos de los cuales se han visto sorprendidos por el fenómeno y han tenido que recurrir a botas y cobertores para continuar su paseo.

El alcalde pedirá la declaración de "estado de catástrofe natural"

El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, recorrió la ciudad en barco para inspeccionar las damnificaciones y reconoció que "esto es un desastre, esta vez habrá que contar los daños".

"Necesitamos que todos nos ayuden a hacer frente a lo que es claramente el impacto del cambio climático", añadió Brugnaro desde la plaza San Marcos.

Como consecuencia de la crecida, góndolas y lanchas se desprendieron de sus amarres y se depositaron junto a las costas, mientras que tres 'vaporetti', los barcos de transporte, se hundieron y otro quedó a la deriva.

A través de Twitter, el funcionario advirtió que "nos enfrentamos a una marea más que excepcional", por lo que "todos están movilizados para manejar la emergencia".

Asimismo, el alcalde anticipó que este miércoles 13 de noviembre "pediremos el estado de catástrofe natural porque porque los daños serán probablemente importantes y se espera que siga subiendo el nivel del agua".

Brugnaro pidió por la culminación de un controvertido proyecto de barreras subacuáticas

En sus declaraciones, el alcalde Brugnaro también reclamó la culminación de la construcción de un demorado y controvertido proyecto de construcción de barreras subacuáticas costa afuera de la ciudad.

El proyecto MOSE (acrónimo de Módulo Experimental Electromecánico), iniciado en 2003, consiste en la construcción de 78 diques móviles bajo el mar, que cerrarían la laguna en caso de subida de las aguas del mar Adriático, para disminuir el efecto de las inundaciones provocadas también por los vientos del sur que empujan la marea hacia Venecia.

La iniciativa, sin embargo, ha quedado envuelta en polémica por el rechazo de grupos ambientalistas, que temen dañe el delicado ecosistema de la laguna, y por los sobrecostos, los escándalos de corrupción (que en 2014 provocó la detención del entonces alcalde Giorgio Orsini y otras 34 personas bajo acusaciones de lavado de dinero, malversación de fondos públicos y extorsión) y las deficiencias en la construcción, que han dejado el proyecto sin fecha de finalización.

En declaraciones a la cadena 'SkyTG24', el gobernador de la región de Véneto, Luca Zaia, dijo que las barreras están casi listas, pero dejó entrever que no podrían contrarrestar por completo inundaciones de alto calibre. "A pesar de los 5.000 millones de euros bajo el agua, la plaza de San Marcos definitivamente no estaría segura”, alertó.

Con EFE, AP y AFP
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.