Saltar al contenido principal

Crisis hospitalaria en Francia: gran día de movilización en todo el país

Bajo presión durante años, los enfermeros se manifestaron en París para instar al gobierno francés a proporcionar más recursos y más personal a los hospitales y servicios de emergencia. Francia, el 14 de noviembre de 2019.
Bajo presión durante años, los enfermeros se manifestaron en París para instar al gobierno francés a proporcionar más recursos y más personal a los hospitales y servicios de emergencia. Francia, el 14 de noviembre de 2019. REUTERS - JOHANNA GERON

El personal de los hospitales franceses encabezó una gran manifestación este jueves en París. Exigen más recursos y mano de obra. El Presidente Emmanuel Macron anunció medidas.

Anuncios

Médicos, estudiantes de medicina, pacientes y enfermeros respondieron al llamado, en todo Francia, para denunciar una situación que califican de insostenible y exigir más recursos y personal.

La convocatoria a una "gran manifestación", lanzada hace un mes por el nuevo colectivo "Inter-Hôpitaux", recibió un gran apoyo. Empezando por el colectivo "Inter-Urgencias", que estuvo al origen de un movimiento sin precedentes que comenzó en marzo en París y se extendió por toda la nación. El 11 de noviembre ya eran 268 establecimientos afectados los que se habían sumado al movimiento.

El personal en huelga dice que se enfrentan a salarios bajos y a un ritmo implacable en salas de emergencia que están "saturadas".

Las cifras del Ministerio de Sanidad muestran que, sólo entre 2012 y 2016, las visitas a las salas de urgencias de los hospitales públicos (que constituyen la mayor parte de los hospitales franceses) aumentaron en un 12 por ciento. Durante este mismo período, el número de personal de atención paramédica aumentó sólo en un 5 por ciento.

Este problema de "insuficiencia crónica de personal" se puso en relieve en un informe del Senado francés de 2017 titulado "Salas de urgencias: espejo de un sistema sanitario disfuncional".

En septiembre, tras varias protestas, la ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, anunció que liberaría 70 millones de euros, de los cuales 55 millones se destinarían a pagar una prima mensual de 100 euros a "todo el personal de urgencias (excepto los médicos)", a partir de julio.

Pero para el personal la medida sigue siendo insuficiente y piden al gobierno que cree 10.000 nuevos puestos de trabajo y aumente los salarios en 300 euros al mes para aliviar la presión. Según ellos una serie de cierres y recortes presupuestarios en los últimos años han llevado a los hospitales de todo el país a un "punto de ruptura sin precedentes".

Durante el día, el Presidente Emmanuel Macron anunció en una conferencia de prensa que "la ira y la indignación de las mujeres y hombres que trabajan en los hospitales públicos han sido escuchadas. No quedarán sin respuesta".

Según los organizadores, fueron más de 10.000 personas las que marcharon en París, mientras que la policía reportó 7.500. En las otras ciudades la afluencia fue menor pero significativa. En Toulouse, sur del país, se contaron unas 3.000 personas en las calles, mientras que, en otras urbes menores como Brest, Quimper y Nantes los participantes se contaron en algunos cientos. 

Con AFP

 

Este artículo fue adaptado de su versión original en inglés.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.