Saltar al contenido principal

El nadador chino Sun Yang defiende ante el TAS la invalidez de su control

Anuncios

Montreux (Suiza) (AFP)

El nadador chino Sun Yang, que podría ser suspendido entre 2 y 8 años al ser acusado de haber destruido una muestra de sangre, recurrió la validez de aquel control, en septiembre de 2018, este viernes ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), en una inusual audiencia pública.

Tres veces campeón olímpico en Londres-2012 y Rio-2016 y once títulos mundiales entre 2011 y 2019, Sun Yang abrió con su testimonio la audiencia, que excepcionalmente se celebró en Montreux (Suiza).

"Las personas encargadas del control no eran capaces de mostrar los documentos para probar su identidad. ¿Cómo les podía autorizar a tomar mi muestra?", declaró Sun, preguntado por los abogados de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que también consideró que los documentos presentados por los controladores "no eran válidos".

- Destrucción con un martillo -

El nadador, que se expresó en chino y fue traducido al inglés, lo que generó varios problemas, no reconoció haber destruido la muestra con un martillo.

Al término de la audiencia, abierta a los medios y que durará toda la jornada, Sun no conocerá la decisión, que será deliberada y publicada en una fecha que el TAS no ha podido precisar.

Un informe explosivo del comité antidopaje de la FINA (Federación Internacional de Natación), redactado en enero, confirmó que el deportista había destruido en septiembre de 2018 su propia muestra de sangre con un martillo en un control fuera de competición.

La AMA presentó una apelación ante el TAS después de que la FINA hubiera absuelto a Sun Yang por un problema de forma, lo que permitió al nadador, de 27 años, participar en el Mundial de Gwangju, en Corea del Sur, a finales de julio, donde varios rivales manifestaron su descontento por su presencia.

La AMA, que estima que el nadador "rechazó voluntariamente someterse a una toma de sangre", reclama una suspensión que puede ir a los ocho años.

"Usted ha dicho, en su testimonio, que la persona encargada del control no le había prevenido de las consecuencias de rechazar dar su sangre, ¿lo confirma?", le preguntó Brent Rychener, abogado de la AMA.

"Nunca me dijeron eso, no es para nada profesional, nunca mencionaron eso durante dos horas", respondió Sun, interrogado durante más de una hora.

La audiencia ha estado marcada por varios problemas importantes de traducción, entre el chino y el inglés, obligando a los tres jueces-árbitros a atrasar o precisar sus preguntas, provocando que el presidente del tribunal presentara disculpas públicas.

- Problemas con la traducción -

"Los intérpretes son nombrados por las partes y no por el TAS, por lo que nosotros no teníamos control sobre la calidad de los servicios de interpretación", explicó el secretario general del TAS Matthieu Reeb.

"Por ejemplo, los intérpretes chinos fueron elegidos por el equipo de Sun. Los problemas de traducción ralentizan el proceso. Los testigos deben repetir sus respuestas o las preguntas. Esto no es bueno para las partes ni para la justicia", subrayó Reeb.

Ian Meakin, uno de los abogados de Sun, señaló que el intérprete "no ha traducido" y que el nadador "no entiende".

A una pregunta del abogado de la AMA, el intérprete señaló en chino "200 ml de sangre" en lugar de "200 veces", explicó. "Si ustedes quieran que responda a la pregunta, hay que traducir correctamente", añadió el letrado.

Por segunda vez solamente en la historia del TAS, y "a petición de Sun Yang", precisó el TAS, la audiencia es pública y abierta a los medios de comunicación, cuando en general los casos son tratados a puerta cerrada.

Para hacer frente a la presencia de muchos medios, el TAS tuvo que dejar su sede de Lausana para instalarse de forma provisional en un gran hotel de Montreux.

Si es suspendido, Sun dispondrá de un último recurso ante el Tribunal Federal suizo, con sede en Lausana.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.