Saltar al contenido principal

Mon Laferte denuncia en los Grammy Latinos la represión en Chile

Mon Laferte expone su pecho con un escrito que dice: "En Chile torturan, violan y matan", a su llegada a la ceremonia anual de los Premios Grammy Latinos en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, Nevada, EE. UU., el 14 de noviembre de 2019.
Mon Laferte expone su pecho con un escrito que dice: "En Chile torturan, violan y matan", a su llegada a la ceremonia anual de los Premios Grammy Latinos en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, Nevada, EE. UU., el 14 de noviembre de 2019. EFE

Mon Laferte, la artista chilena más escuchada a nivel mundial y el cantautor colombiano Juan Pablo Vega llegaron a la gala de los premios con mensajes de denuncia social sobre las realidades que se viven sus países.

Anuncios

Mon Laferte, la artista chilena más escuchada a nivel mundial, hizo una aparición que descolocó a los asistentes a la vigésima edición de los premios Grammy Latinos, celebrados este 14 de noviembre en Las Vegas.  

En línea con la actitud crítica que la caracteriza, la cantante se presentó en la alfombra roja con su pecho al descubierto y escrito en él, un mensaje para denunciar la represión de las fuerzas policiales y del Ejército contra los manifestantes que piden desde hace semanas la mejora de las condiciones de vida en su país. 

"En Chile torturan, violan y matan", decía el mensaje, escrito entre su pecho. Con 10,5 millones de seguidores en las redes sociales, poco después de su aparición, Mon Laferte ya era el centro del evento y en Twitter, Instagram y Facebook circulaban sin cesar mensajes en su apoyo: "gran ejemplo de coraje", "valiente como pocos", "te amamos", se leía en las respuestas a la foto de la artista. 

Al recibir el galardón por Mejor Álbum de Música Alternativa, Mon Laferte dedicó su premio a su país y leyó un poema en el que resaltó la convulsa situación que atraviesa el país:

"Chile me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro. Chile afuera, Chile adentro, Chile al son de la injusticia. La bota de la milicia, la bala del que no escucha no detendrá nuestra lucha. hasta que se haga justicia", declamó la artista ante un escenario abarrotado. 

Más de una veintena de muertos y 2.208 heridos, el trasfondo de la denuncia

El contundente mensaje de Mon Laferte fue acompañado por un pañuelo verde en el cuello de la artista, insignia de la lucha por la legalización del aborto en las protestas en Argentina y Chile, un símbolo que se ha ido extendiendo poco a poco por el resto del continente. 

El acto de protesta de la artista tuvo lugar a 28 días del inicio de las masivas manifestaciones que iniciaron en la capital, Santiago, como respuesta al aumento de las tarifas del metro y se expandieron por todo el país como un movimiento de masas contra la desigualdad que reclama cambios estructurales.

Tras semanas de movilizaciones y enfrentamientos entre manifestantes y agentes policiales, al menos 22 personas han perdido la vida y, según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), los heridos suman 2.209.

Un policía detiene a un manifestante durante una protesta antigubernalmental en Santiago, Chile, el 13 de noviembre de 2019.
Un policía detiene a un manifestante durante una protesta antigubernalmental en Santiago, Chile, el 13 de noviembre de 2019. Goran Tomasevic / Reuters

La mitad de las lesiones en las manifestaciones se han producido por disparos de agentes del Estado, y las más graves,  209 casos en total, se deben a traumas oculares por los impactos de balines, balas de goma o bombas lacrimógenas que han sido lanzados hacia el rostro de quienes protestan.

"Celebramos que nuestra música se anuncie, pero es momento que denuncie"

Pero la artista chilena no fue la única que exaltó la realidad de su país ante el foco de las cámaras. Con un tono más discreto, el artista y productor colombiano Juan Pablo Vega se presentó en la gala de los Grammy con un cartel de cartón que decía "En Colombia nos están matando".

Con este mensaje, el artista denunció una situación ampliamente conocida y denunciada en el interior del país, pero más ajena en el ideario internacional: se trata del asesinato sistemático a líderes sociales, excombatientes de las guerrillas y menores de edad reclutados a la fuerza por grupos armados. 

En sus redes sociales Vega publicó un mensaje de sí mismo con el cartel. En este agradeció a los Grammy por dar a los artistas la oportunidad de "crear espacios de diversificar y celebrar la multiculturalidad que es el más precioso erario de Latinoamérica". Sin embargo, el bogotano añadió que "celebramos la fortuna que nuestra música se anuncie, pero ya viene siendo momento que denuncie".

La compleja situación que atraviesa Colombia se refleja con claridad en cifras alarmantes. Tal y como indica la Defensoría del Pueblo, entre de 2016 y febrero de 2019, al menos 462 líderes sociales fueron asesinados.

Además, desde la firma en 2016 del Acuerdo de paz entre la desmovilizada guerrilla de las FARC y el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos (reconocido por ese logro con el Nobel de Paz), 170 excombatientes de las FARC han sido asesinados. Por si fuera poco, según datos oficiales, entre 2018 y 2019, al menos 192 indígenas han muerto en situaciones violentas.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.