Saltar al contenido principal

Nancy Pelosi acusó a Donald Trump de cometer “soborno” en la trama ucraniana

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa sobre el posible impeachment contra el presidente Donald Trump, en Washington D.C., Estados Unidos, el 14 de noviembre de 2019.
La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa sobre el posible impeachment contra el presidente Donald Trump, en Washington D.C., Estados Unidos, el 14 de noviembre de 2019. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

La líder de los demócratas en la Cámara de Representantes de EE. UU., dijo este jueves que el mandatario admitió incurrir en soborno, tras el testimonio, el miércoles, del embajador estadounidense en Kiev, William Taylor.

Anuncios


La acusación de los demócratas contra Donald Trump se simplifica ahora, en una palabra: soborno. Un delito con indicios de corrupción, con el que sus rivales políticos buscan allanar el camino para un juicio político contra el controvertido presidente.

La carta magna del país establece que las ofensas que pueden conducir a un impeachment incluyen “traición y soborno” y los demócratas han comenzado a usar esta última palabra para describir las acciones de Trump. Tras la primera audiencia pública y televisada del proceso de investigaciones de cara al posible impeachment, el 13 de noviembre, en la que declaró el embajador interino de EE. UU., en Ucrania, William Taylor, la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que no hay duda de que Trump incurrió en ese delito. 

El diplomático declaró que Trump puso sus intereses personales por encima de sus funciones como mandatario, frente a la relación con Ucrania, pues le interesaba mucho más que el gobierno ucraniano investigara a su posible rival en las urnas para las elecciones presidenciales de 2020, Joe Biden, que el manejo de la política exterior de Washington hacia Kiev.

Además, Taylor afirmó que el 26 de julio se produjo una llamada entre Trump y el embajador de EE. UU. en la Unión Europea, Gordon Sondland en la que el líder de la Casa Blanca preguntó por "las investigaciones" y Sondland le habría contestado que los ucranianos estaban "listos para avanzar". Según Taylor, miembros de su equipo, que se encontraban con Sondland en el momento de la comunicación, habrían podido escuchar lo que se dijo en dicha llamada. 

"El soborno es otorgar o retener asistencia militar a cambio de una declaración pública de una investigación falsa sobre las elecciones. Eso es soborno", dijo Pelosi este 14 de noviembre en una rueda de prensa. 
 

Nancy Pelosi asegura que Trump ya admitió el delito

El foco de la investigación es una llamada telefónica del pasado 25 de julio, en la que Trump le pidió al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, que investigara a Biden y al hijo de este, Hunter Biden, quien había servido como miembro de la junta directiva de una compañía de energía ucraniana llamada Burisma. 

En caso de haber encontrado información que hubiese podido resultar perjudicial para los Biden, esta habría sido utilizada por Trump y su campaña en la carrera por la reelección.  Una acción que es señalada como una manera de instar a una intervención extranjera en el ejercicio democrático de los estadounidenses.

el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a la base aérea Barksdale, en  Barksdale, Louisiana, el 14 de noviembre de 2019.
el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a la base aérea Barksdale, en Barksdale, Louisiana, el 14 de noviembre de 2019. Tom Brenner/Reuters

Según los demócratas, Trump retuvo $ 391 millones de dólares en ayuda militar destinada a Ucrania, ya aprobada por el congreso de EE. UU. para ayudar a Kiev en la lucha contra los separatistas pro-rusos en el este del país, como una forma de presión, a cambio de que lo ayudara en su petición.

Con relación a esta comunicación telefónica, el jefe de estado ha dicho que no hizo nada malo y ha calificado su conversación telefónica con Zelenskiy como "perfecta". Por estas palabras, Pelosi asegura que Trump habría admitido el delito durante la llamada del 26 de julio que sostuvo con Sondland.

Los republicanos señalan que los demócratas ya han decidido aprobar artículos sobre el impeachment, es decir los cargos formales, pero Pelosi asegura que la investigación debe desarrollarse antes de tomar una decisión final.

 “No encontramos nada nuevo. Uno de los testigos, de hecho, admitió: lo que yo puedo hacer aquí por ustedes hoy es decir lo que he escuchado de la gente. Esto carece de la explicación básica de testigos de hecho”, dijo Kevin McCarthy, líder de la minoría republicana en la Cámara Baja.

Mientras tanto, Donald Trump se refugió en un acto de campaña lleno de fervientes seguidores en el estado de Louisiana. Desde su tradicional podio, donde animó a sus simpatizantes a gritar consignas en contra de los demócratas y la prensa, Trump arremetió contra la bancada opositora que calificó de "loca, lunática y corrupta". El presidente aseguró que, con las investigaciones en su contra, los demócratas pretenden "derrocar la democracia estadounidense". En repetidas ocasiones los republicanos han insinuado que los demócratas no aceptan aún el resultado adverso de las elecciones del 2016 en las que Trump derrotó a Hillary Clinton. 

¿Qué posibilidades hay en el congreso sobre un juicio político contra Trump?

Por ahora continuarán las audiencias en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. Este viernes está prevista la declaración pública de otra figura central: la exembajadora de EE. UU., en Ucrania, Marie Yovanovitch. En privado, sería el sábado la audiencia del funcionario de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mark Sandy, si es citado, según aseguró este jueves su abogado.

La representante republicana por el estado de Nueva York, Elise Stefanik,  hace preguntas a los testigos, el embajador de EE. UU. En Ucrania William Taylor y el subsecretario adjunto George Kent durante las primeras audiencias públicas celebradas por el Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, como parte de la investigación para un posible juicio político contra el presidente de Donald Trump., en Washington, DC, EE. UU., el 13 de noviembre de 2019.
La representante republicana por el estado de Nueva York, Elise Stefanik, hace preguntas a los testigos, el embajador de EE. UU. En Ucrania William Taylor y el subsecretario adjunto George Kent durante las primeras audiencias públicas celebradas por el Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, como parte de la investigación para un posible juicio político contra el presidente de Donald Trump., en Washington, DC, EE. UU., el 13 de noviembre de 2019. Saul Loeb/ vía REUTERS

Tras estas declaraciones, la investigación que amenaza la presidencia de Trump e incluso sus intenciones de reelección en las presidenciales en noviembre de 2020, dependerá primero de que la Cámara de Representantes apruebe o no los cargos para avanzar con un impeachment.

En caso de que así sea, el asunto deberá pasar después al Senado, donde los republicanos, que representan la mayoría en esta cámara, han mostrado poco respaldo a las posibilidades de destitución del mandatario.

Con Reuters y EFE


 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.