Saltar al contenido principal

Colin Kaepernick: la historia del mariscal de campo que se enfrentó a la NFL

El "agente libre" y mariscal de campo Colin Kaepernick durante un entrenamiento de exhibición en la secundaria Charles. R. Drew, en Riverdale, Georgia, el 16 de noviembre de 2019.
El "agente libre" y mariscal de campo Colin Kaepernick durante un entrenamiento de exhibición en la secundaria Charles. R. Drew, en Riverdale, Georgia, el 16 de noviembre de 2019. Elijah Nouvelage / Reuters

El jugador de fútbol americano no juega a nivel profesional desde 2016. Fue uno de los primeros que empezó a protestar durante el himno estadounidense por los asesinatos de la población afroamericana por parte de policías. Este sábado dijo que está listo para volver a las canchas.

Anuncios

Jugó durante seis temporadas con los 49ers de San Francisco en la posición más importante para cualquier equipo de fútbol americano. El ‘quarterback’, o mariscal de campo, Colin Kaepernick no volvió a ser contratado desde que terminó el 2016. Ese año, en medio de las acusaciones contra distintos oficiales de policía en las que se les señalaba de asesinar a población afroamericana, Kaepernick y otros jugadores empezaron a hacer gestos de protesta durante el himno estadounidense al inicio de los partidos. 

Este sábado, durante una jornada de entrenamiento, y en medio de un debate que sigue dividiendo a los aficionados, el jugador de Milwaukee, Wisconsin, Estados Unidos, dijo que lleva tres años listo para volver. 

“He sido rechazado por tres años”

A última hora, los representantes del jugador de 32 años cambiaron el sitio previsto para el entrenamiento de exposición. La jornada, organizada por la Liga Nacional de Fútbol (NFL, por sus siglas en inglés), tenía como propósito exhibir a jugadores que, como Kaepernick, son “agentes libres” y están disponibles para ser contratados por cualquier club.

Se esperaba que Kaepernick entrenara en el estadio de los Falcons de Atlanta, pero según explicaron los representantes del jugador, las condiciones ofrecidas por la NFL no eran óptimas. “Desde el principio, el Sr. Kaepernick solicitó un proceso legítimo y desde el principio la oficina de la NFL no lo ha proporcionado", escribieron en un pronunciamiento Ben Meiselas y Jeff Nalley, representantes del mariscal de campo. 

El entrenamiento se realizó el sábado 16 a las 4 de la tarde, hora local, en un estadio de secundaria a cerca de 90 kilómetros del estadio de los Falcons. Allí Kaepernick lanzó pases durante 40 minutos, en una sesión que ESPN calificó como “sólida”. 

La sesión prevista por la NFL iba a ser más privada y, en parte, Kaepernick y sus representantes querían que el entrenamiento fuera abierto al público y a la prensa. “Lamentamos que Colin no apareciera para su entrenamiento”, dijo la NFL en un pronunciamiento en el que afirmaba que se hicieron esfuerzos para cooperar con los agentes del mariscal. Sin embargo, la liga añadió que “la decisión de Colin no afecta su estatus en la Liga. Él sigue siendo un agente libre sin restricciones, elegible para firmar con cualquier club”.

Al estadio de los Falcons llegaron representantes de 25 de los 32 equipos de la NFL. No obstante, no todos se trasladaron hacia la nueva locación.

La afrenta al himno que todavía no perdonan muchos aficionados 

A las afueras del estadio de los Falcons llegaron varios críticos del ex mariscal de campo de los 49ers. Y es que la protesta de Kaepernick es difícil de olvidar. En un contexto de constantes denuncias de brutalidad policial contra la población afroamericana, y ante un sentido creciente de discriminación en el país, en la pretemporada de 2016 Colin empezó a quedarse sentado mientras sus compañeros y los asistentes al estadio cantaban el himno estadounidense. 

Con el paso de las fechas, la protesta se hizo más explícita y más jugadores empezaron a expresar su descontento. Con una rodilla en tierra mientras sonaba el himno, Kaepernick mostraba su protesta contra la institucionalidad estadounidense. Al año siguiente, nadie contrató al ‘quarterback’.

Desde entonces, Kaepernick ha dicho que los equipos no lo contratan porque han querido distanciarse de las protestas, que para entonces el presidente Donald Trump calificó de irrespetuosas y en contra del patriotismo. 

Este sábado, el mariscal de campo sentenció. “Así que estamos esperando para que los 32 dueños, los 32 equipos y Roger Goodell (comisionado de la Liga) dejen de correr”, dijo a los medios al final de su entrenamiento. “Dejen de correr de la verdad, dejen de correr de la gente”.

Con Reuters

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.