Saltar al contenido principal

Nicaragua: procesan a 13 opositores detenidos por llevar ayuda humanitaria a madres en huelga

Miembros de la oposición denunciaron que varias personas fueron detenidas el 15 de noviembre de 2019 por llevar ayuda humanitaria a las madres en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua.
Miembros de la oposición denunciaron que varias personas fueron detenidas el 15 de noviembre de 2019 por llevar ayuda humanitaria a las madres en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua. Jorge Torres / EFE

Los detenidos llevaban ayuda a nueve madres de los llamados “presos políticos” y un opositor que completaron este domingo cuatro días en huelga de hambre en una iglesia en la ciudad de Masaya. Exigen la liberación de 138 encarcelados durante más de un año de crisis política.

Anuncios

Lo que empezó como una huelga de hambre de madres de los llamados “presos políticos” en Nicaragua, terminó en la detención de al menos 13 personas, en su mayoría, miembros de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, que intentaron llevarles ayuda humanitaria.  

Cuando trataban de llevar agua y alimentos a la parroquia en la noche del jueves, fueron capturados por la Policía y llevados a la cárcel "El Chipote", en Managua, señalada por la oposición como centro de torturas del Gobierno. El bloque opositor calificó su detención como un “secuestro ilegal y arbitrario” pues “dar agua y/o visitar a madres en huelga de hambre no es un delito”.


Las nueve madres y un ex preso iniciaron huelga de hambre el jueves 14 de noviembre de 2019 bajo la campaña “Navidad sin presos políticos”, para exigirle al Gobierno la liberación de 138 detenidos a quienes acusan de delitos comunes, pero que la oposición considera políticos.

Los huelguistas permanecen en el interior de la parroquia San Miguel Arcángel, ubicada en la ciudad de Masaya a 30 kilómetros de la capital Managua, y que se ha convertido en símbolo de rechazo hacia el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El sacerdote nicaragüense Edwing Román, quien acompaña a las madres, denunció que su parroquia permanece aislada por un cerco policial “que no permite el ingreso de agua, alimentos y medicinas” y sin suministros de agua ni luz. Y aunque no hace parte de la huelga de hambre, declaró estar presentando problemas de salud.

Los policías, que no han explicado la razón de su presencia alrededor del templo, han golpeado las puertas de la iglesia de forma continua, y han amenazado con entrar y arrestarlas, según han denunciado los manifestantes.

Condena internacional por presunto abuso policial

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que también condenó la actuación policial, al menos 328 personas han muerto desde el inicio de la crisis política en Nicaragua en abril de 2018, aunque organizaciones locales dicen que son hasta 651, mientras el Gobierno de Ortega admite 200 y alega que se está defendiendo de un supuesto intento de "golpe de Estado".

La Organización de Estados Americanos, El Vaticano, Amnistía Internacional y hasta el Departamento de Estado de Estados Unidos, también han expresado su preocupación por las posibles violaciones a los derechos humanos cometidos en Nicaragua contra miembros de la oposición.

Días antes y como respuesta a la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, el presidente del Parlamento de Nicaragua, Gustavo Porras, reconocido sindicalista pro-gobierno, llamó a los seguidores de Daniel Ortega a “cerrar filas” ante posibles intentos de golpe de Estado.  

Con EFE y Reuters

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.