Saltar al contenido principal

Presidente de Belarus afirmó que no se integrará con Rusia si hay una amenaza a su soberanía

El presidente de la República de Belarus, Alexander Lukashenko indicó en una rueda de prensa integrará su país con Rusia si hay una amenaza a su soberanía. La afirmación la hizo después de votar en las elecciones parlamentarias de su país, dejando en evidencia el distanciamiento entre Minsk y Moscú, aliados históricos. Minsk, Belarus. 17 de noviembre de 2019.
El presidente de la República de Belarus, Alexander Lukashenko indicó en una rueda de prensa integrará su país con Rusia si hay una amenaza a su soberanía. La afirmación la hizo después de votar en las elecciones parlamentarias de su país, dejando en evidencia el distanciamiento entre Minsk y Moscú, aliados históricos. Minsk, Belarus. 17 de noviembre de 2019. Vasily Fedosenko / Reuters

El mandatario de la República de Belarus, Alexander Lukashenko, indicó que dará prioridad a la Constitución, soberanía, independencia y a los valores ciudadanos.

Anuncios

Lukashenko advirtió que no firmará ningún documento de integración con su vecina la Federación de Rusia si eso amenaza la soberanía del país. “No firmaré ningún documento si se contradice con la Constitución y los principios fundamentales de la vida en nuestra sociedad. Y los principios fundamentales son la soberanía y la independencia”, así lo indicó el primer mandatario a la prensa al depositar su voto en las elecciones legislativas.

Rusia y Belarus (anteriormente conocida como Bielorrusia) tienen previsto iniciar el próximo 19 de noviembre una serie de consultas para la puesta en marcha de una hoja de ruta de aplicación del Estado de la Unión, una entidad supranacional que comprende los dos países.

Más que una integración económica

Dicha entidad fue propuesta por el presidente bielorruso, Alexander Lukshenko y su tratado de creación fue firmado el 7 de abril de 1997 sobre la base de la entonces Comunidad de Bielorrusia y Rusia. Más tarde, el 26 de enero de 2000, el organismo pasó a llamarse Estado de la Unión.

La decisión tomada entre Minsk y Moscú fue para crear una sociedad política y económicamente integrada que permita potenciar la proyección de los Estados a nivel internacional, al tiempo que preveían la creación de un órgano representativo, así como la unificación de la legislación, un parlamento conjunto, así como un escudo, bandera, himno y moneda común.  

Discrepancias entre Minsk y Moscú

El primer ministro de Belarus, Serguéi Rumas, indicó que viajará el martes a Moscú para reunirse allí con su homólogo ruso, Dimitri Medvédev con quien ha protagonizado reiterados desacuerdos en temas vitales para las relaciones binacionales como la venta de hidrocarburos rusos a Belarus y el comercio fronterizo.

Lukashenko, aliado histórico del gobierno ruso de turno no ha reservado palabras para expresar su descontento en cuanto al avance del proyecto del Estado de la Unión, “cuando entras en alguna clase de unión, cuentas con que cada mes, cada año, no será peor que el anterior. Eso es lo que nos ocurre con Rusia, cada año nos ponen nuevas condiciones y nuestra economía siempre pierde algo, pierde y pierde. Disculpe, ¿para que diablos necesitamos esa unión?", afirmó el mandatario.

Temas bilaterales como la compra por parte de Minsk de petróleo ruso y comercio son algunos de los puntos de discrepancia entre Belarus y Rusia, pese a que el Kremlin ofreció dar sin costo grupo de aviones de combate Su-30 a cambio de ser autorizado para instalar una base militar en territorio bielorruso. Archivo.  14 de noviembre de 2019. Brasilia, Brasil.
Temas bilaterales como la compra por parte de Minsk de petróleo ruso y comercio son algunos de los puntos de discrepancia entre Belarus y Rusia, pese a que el Kremlin ofreció dar sin costo grupo de aviones de combate Su-30 a cambio de ser autorizado para instalar una base militar en territorio bielorruso. Archivo. 14 de noviembre de 2019. Brasilia, Brasil. Alexei Druzhinin / Reuters vía Kremlin.


El líder había criticado a Moscú por la venta a Minsk de una serie de aviones de combate Su-30 por precios que Belarus consideró como “exagerados”. Ante la falta de un acuerdo, el Gobierno bielorruso, poco tiempo después, indicó que rechazó la propuesta rusa de recibir de manera gratuita dicho paquete de aviones de combate a cambio de dar al Kremlin la autorización para establecer una base aérea en territorio del país.

A lo largo de la semana la prensa rusa ha afirmado que Putin y Lukashenko firmarán en diciembre, con motivo del 20 aniversario de la firma de los acuerdos de conformación del Estado de la Unión, la integración definitiva de ambos países en el marco de esa entidad supranacional.

Ucrania, la manzana de la discordia

Sin embargo, desde el pasado mes de julio, Lukashenko ya había advertido que, de no encontrar una solución a las discrepancias bilaterales, “no habrá nada de que hablar” en el mes de diciembre.

Moscú y Minsk presentan un inusual alejamiento debido al deterioro progresivo de las relaciones desde 2014, cuando Alexander Lukashenko se distanció de su gran aliado al defender la integridad territorial de Ucrania y no reconocer la anexión de la península de Crimea a la Federación de Rusia, una posición radical que le valió reconocimiento en occidente al serle levantadas las sanciones económicas que pesaban sobre su país.

Con EFE y Reuters.

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.