Saltar al contenido principal

Jovenel Moïse advierte de una "crisis humanitaria" en Haití tras meses de inestabilidad

Una mujer corre durante los enfrentamientos en una manifestación organizada por la oposición para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, 27 de octubre de 2019.
Una mujer corre durante los enfrentamientos en una manifestación organizada por la oposición para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, 27 de octubre de 2019. Andres Martinez Casares / Reuters
4 min

El presidente de Haití pidió la intervención internacional para frenar la crisis de abastecimiento que afecta el país desde hace meses. Aunque los manifestantes piden su dimisión, el líder se niega a renunciar.

Anuncios

Haití está a las puertas de una "crisis humanitaria": así lo calificó el presidente de la nación isleña Jovenel Moïse, que enfrenta meses consecutivos de protestas en su contra en el país más pobre del continente. El desabastecimiento, la pobreza, el hartazgo social y la corrupción encendieron de nuevo las calles haitianas hace dos meses, poniendo en jaque al Gobierno de Moïse, que hasta el momento se ha negado a renunciar. 

Y aunque las protestas han tenido puntos bajos y altos, ya se cumplen 11 meses de inestabilidad política y de bloqueo de toda actividad económica.

"Estamos en una crisis humanitaria (...) Necesitamos ayuda internacional para superar esta crisis", afirmó Moïse en una entrevista con la agencia Reuters, donde agregó que se puso en contacto con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, para recibir ayuda internacional. El líder haitiano anunció que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) acordó el envío de 2.000 toneladas de comida de parte del Gobierno estadounidense y que las distribuciones empezaron hace un mes. 

Los manifestantes saquean una estación de policía durante una manifestación exigiendo la renuncia en Haití del presidente Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe, Haití, el 27 de septiembre de 2019.
Los manifestantes saquean una estación de policía durante una manifestación exigiendo la renuncia en Haití del presidente Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe, Haití, el 27 de septiembre de 2019. Andres Martinez Casares / Reuters

Además, el presidente haitiano también subrayó sus esfuerzos para "ponerse de acuerdo con todo el mundo en una solución sostenible a la crisis" y afirmó estar en diálogos con grupos opositores para encontrar "un consenso". Sin embargo, declinó informar sobre quiénes eran sus interlocutores. 

Según el PMA, uno de cada tres haitianos necesitan asistencia urgente para cubrir sus necesidades alimentarias diarias. Eso equivale a más de tres millones y medio de personas. El 60% de la población vive con menos de dos dólares al día y el PIB por cápita es de 870 dólares, ocho veces menos que en República Dominicana, su país vecino. 


Haití está sin un Gobierno efectivo desde el pasado mes de marzo, dado que el Parlamento no ha aprobado la elección del presidente Moïse por el bloqueo de los partidos de la oposición.

"(Moïse) tiene que dimitir para lograr una transición hacia algo diferente de lo que hemos conocido" 

El líder opositor del Sector Democrático y Popular, André Michel, recuerda que "no hay ninguna solución a la crisis más allá de la renuncia de Jovenel Moïse" y aseguró que ninguna facción "quiere sentarse con él" al haber perdido "toda su capacidad de convocatoria". 

"Tiene que dimitir para lograr una transición hacia algo diferente de lo que hemos conocido hasta ahora. Eso nos permitiría abordar varios casos de corrupción", agregó Michel. 

Sobre Moïse planea la sombra de uno de los casos de corrupción más graves del país: Petrocaribe. Según un informe del Parlamento haitiano, los gobiernos del país malversaron sistemáticamente los fondos del plan Petrocaribe, un programa venezolano impulsado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez que ofrecía combustible a países latinoamericanos a precios preferenciales.

Los fondos que se ahorraban gracias a la alianza con Venezuela debían destinarse a infraestructuras públicas y programas sociales. Sin embargo, la población haitiana nunca vio esos beneficios. La oposición acusa a Moïse, presidente desde 2017, de haber llegado al poder para encubrir la corrupción.

El escándalo de Petrocaribe sumado a la falta de combustible desencadenada por la crisis en Venezuela lanzó a miles de haitianos a la calle. La violencia en las protestas fue cruenta: desde inicios de 2019, una veintena de personas murieron en las marchas que arrasaron Puerto Príncipe, la capital del país. La isla no tuvo energía durante varios días, lo que conllevó a una crisis de abastecimiento de alimentos. 

Desde entonces las protestas han tenido altos y bajos, pero la normalidad está lejos de regresar.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.