Saltar al contenido principal
EN 2 MINUTOS

Las protestas en Chile cumplen un mes sin una tregua a la vista

Manifestantes se reúnen alrededor de una estatua durante una protesta contra el Gobierno de Chile en Santiago, Chile, 15 de noviembre de 2019.
Manifestantes se reúnen alrededor de una estatua durante una protesta contra el Gobierno de Chile en Santiago, Chile, 15 de noviembre de 2019. Jorge Silva / Reuters

Este 18 de noviembre se cumple un mes del estallido de las protestas en Chile. Inició como un rechazo al aumento en el precio de los pasajes del metro hasta convertirse en clamor popular para exigir cambios estructurales en el sistema. Aunque el Gobierno ha anunciado reformas, la calle no da tregua.

Anuncios

Todo inició con el aumento en el precio del metro de 800 a 830 pesos. A horas del anuncio, ya eran miles los que se habían abalanzado hacia las estaciones del metro. "¡Evade!", gritaban sin miramientos algunos estudiantes. Fue la primera señal de un inconformismo oculto por décadas entre la sociedad chilena.

Poco después vinieron los disturbios y asimismo los incendios, los cacerolazos y prominentes manifestaciones colmaron Santiago y otras ciudades del país. Todo ello para manifestar al presidente Sebastián Piñera una falla profunda en el modelo. 

Los reclamos fueron múltiples: mejores salarios, educación de calidad, pensiones dignas… Piñera, en aras de contener el estallido, anunció reformas. Iban desde una mejora salarial hasta la reducción a los altos salarios de la Administración. Incluso llegó a reformar su gabinete, pero nada parece surtir el efecto buscado por el Gobierno: calmar la rabia de los manifestantes.

La protesta se transformó en un grito por una nueva Constitución, puesto que la actual, redactada en tiempos de Augusto Pinochet, es vista por muchos como obsoleta y antidemocrática y, más que eso, es para los inconformes el origen de la desigualdad. Y aunque el Congreso propuso una reforma a la Carta Magna, las protestas continúan.

En gran parte por los excesos de violencia empleados por las Fuerzas Armadas y la Policía contra muchos manifestantes, algo que ha llevado al mandatario a pedir perdón y anunciar medidas contra los agentes implicados. A un mes del estallido son 23 los muertos y más de 2.000 los heridos. Para muchos las disculpas son insuficientes y no han cesado de resaltar entre las demandas la renuncia de Piñera.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.