Saltar al contenido principal

Las mujeres que cambian la forma de hacer la revolución en Irak

Jóvenes estudiantes de medicina y de enfermería son quienes atienden a los heridos en las protestas.
Jóvenes estudiantes de medicina y de enfermería son quienes atienden a los heridos en las protestas. France 24

Mujeres de todos los orígenes dan forma a la revolución en Irak. Están presentes como enfermeras, coordinadoras, artistas o activistas y es justamente su participación en las protestas lo que está abriendo espacios y cambiando el rol de la mujer en la sociedad.

Anuncios

Zamn va para un lado de la plaza de Tahrir en un intento para coordinar la instalación de tres pantallas gigantes en las que transmitirá el partido clasificatorio al mundial entre Irak e Irán. La nación persa tiene que ver con las protestas que se llevan a cabo en todo Irak y que tienen como objetivo final cambiar la estructura del Gobierno de Bagdad, instaurado tras de la invasión estadounidense en 2003. Cientos de miles de iraquíes, incluidos los que se encuentran en esta plaza, acusan a Teherán de apoyar al Gobierno y de impedir que se hagan los cambios que pide la población.

"Este partido es muy importante para los que estamos aquí", dice Zamn, una de las coordinadoras logísticas de estas protestas que comenzaron el 1 de octubre pero que tuvieron su punto más alto cuando el 25 de octubre cientos de miles llegaron hasta esta plaza y sus alrededores para quedarse. Desde entonces, estas calles han pasado a convertirse en una especie de república independiente donde la mujer juega un papel protagonista difícil de ver en otros escenarios de la vida en el país.

"La sociedad ha cambiado, nos está escuchando y este es un gran cambio", dice Zamn, que es una de las tantas mujeres que hacen parte del movimiento. A miles de mujeres que visitan la plaza cada día, se suman miles más que han decidido ayudar. 

"Esta es la primera vez en la vida que siento que este es mi país"

Cada una aporta su granito de arena. Zeinab y su hermana ayudan a limpiar las calles después de jornadas de protestas, Hawra Qassem asesora a quienes llegan hasta la biblioteca instaurada en un edificio emblemático de la plaza:

"Los libros son muy cercanos a los iraquíes y aprovechamos para leer porque pasamos mucho tiempo aquí", comenta Zeinab. Mientras, Noor ayuda a atender a los heridos y aquellos afectados por los gases lacrimógenos que las fuerzas iraquíes lanzan en los alrededores de la plaza para evitar que los que protestan logren avanzar hacia otros lugares del centro de la ciudad.

"Esta es la primera vez en la vida que siento que este es mi país", dice Noor, una de las tantas estudiantes de medicina o carreras de ciencias que dan apoyo en decenas de pequeños puestos de salud levantados para atender a los afectados, que son muchos.

La participación de las mujeres, un elemento determinante en las protestas en Irak

Más de 15.000 personas han resultado heridas en todo el país, pero posiblemente sean muchas más pues a los puestos de atención llegan constantemente pacientes con heridas, unas de menos gravedad, como quemaduras y otras mayores, como perforaciones por disparos.

Y es que en Tahrir aseguran que estas protestas no hubiesen progresado de la manera como lo han hecho sin la participación de las mujeres. Su presencia crea un sentimiento de seguridad que ayuda a que las familias y otras mujeres visiten la plaza y hagan parte del movimiento.

Muchos piensan que las mujeres han cambiado la forma de hacer protestas en Irak, pero que al mismo tiempo Tahrir ha cambiado el papel de la mujer en la sociedad iraquí Y no sólo es en Bagdad, sus rostros se ven en todos los lugares en donde hay protestas, incluso en lugares extremadamente conservadores y religiosos, com Karbala o Najaf.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.