Saltar al contenido principal

“Orteguistas” agreden a madres y a un sacerdote en huelga de hambre en Nicaragua

Una joven sostiene un cartel con la imagen de un joven "preso político", durante una conferencia de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), en Managua, Nicaragua, el 18 de noviembre 2019.
Una joven sostiene un cartel con la imagen de un joven "preso político", durante una conferencia de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), en Managua, Nicaragua, el 18 de noviembre 2019. Jorge Torres / EFE

Un grupo de simpatizantes del presidente de Nicaragua irrumpió este lunes en la Catedral de Managua y golpeó a un sacerdote e intimidó a un grupo de mujeres en huelga de hambre por la liberación de sus hijos y de todos los "presos políticos".

Anuncios

La Catedral de Managua se convirtió este lunes en un campo de batalla, cuando decenas de los llamados orteguistas, partidarios del presidente nicaragüense Daniel Ortega, irrumpieron en el lugar.

Según un video difundido en redes sociales y replicado por La Prensa de Nicaragua, los oficialistas golpearon al sacerdote Rodolfo López y a la religiosa sor Arleys Guzmán, además de insultar a un grupo de 9 madres y a otros familiares de presos políticos, que este lunes iniciaron una segunda huelga de hambre para exigir la liberación de sus seres queridos y de los "presos políticos".

La Arquidiócesis de Managua pidió al mandatario del país que “tome acciones inmediatas para que se respeten todos nuestros centros católicos, así mismo a la Policía Nacional que retire sus tropas que asedian e intimidan la Catedral y nuestras parroquias”.

Los afectados acusaron a los uniformados de permitir el ingreso de los agresores, aunque las autoridades señalaron que el grupo enfurecido rompió a la fuerza los candados del lugar, versión de la que las personas atacadas dudan, pues desde la convocatoria de la huelga la policía bloqueó los accesos a la catedral y tiene control total.

La prensa local reportó que los agresores justificaron que pretendían recuperar el sitio para convertirlo “en un templo de oración y no en un lugar para actos vandálicos”.

Se extienden las huelgas de hambre por los presos políticos en Nicaragua

Horas antes de los disturbios en Managua, la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco anunció que más personas se sumarán a la huelga de hambre dentro y fuera del país, hasta lograr la libertad de los considerados presos políticos.

La líder estudiantil, Yaritza Rostrán, aseguró que los familiares de más de 150 presos políticos se han puesto de acuerdo con la comunidad de nicaragüenses en el exterior, para "una jornada nacional e internacional de huelga de hambre", hasta lograr la libertad de los reos y "la restitución de las libertades públicas". Aún no ha sido informada la fecha de su inicio.

“Esta es una medida extrema de protesta en solidaridad con las madres que están en huelga de hambre, también pedimos que se liberen a todos los presos políticos”, dijo el doctor José Luis Borge, de la Unidad Médica Nicaragüense, un grupo de médicos que atiende a heridos durante protestas en el país.

De esta manera, la oposición se suma a la huelga de hambre que comenzó un primer grupo de 11 madres, en una iglesia en Masaya, ciudad cercana a Managua, el pasado jueves.

La tensión se agudizó el jueves ese mismo día cuando el Gobierno cortó los suministros de agua y energía a la parroquia donde se encuentran las manifestantes e instaló un cerco policial para evitar el ingreso de ayuda humanitaria.

De activistas solidarios a presuntos delincuentes

En la madrugada del viernes, al menos 16 personas fueron arrestadas cuando intentaban llevar agua y alimentos a las mujeres en huelga y a otras cuatro personas, encerradas sin comida, en la parroquia de Masaya, que escogieron para la protesta.

Quienes fueron considerados por muchos en el país como un grupo de personas solidarias, fueron presentados este 18 de noviembre, por las autoridades del Gobierno de Ortega, como un grupo de delincuentes.

La policía nicaragüense los acuso de presuntamente planear llevar a cabo ataques terroristas en el país.

Victoriano Ruiz, un oficial de policía, dijo que las autoridades habían incautado múltiples armas y municiones durante su investigación inicial sobre los 16 activistas.

"Además de los crímenes que ya habían cometido, los delincuentes planearon otros actos de terrorismo en Managua, León, Chinandega y Masaya, dirigidos a edificios policiales y municipales, así como a monumentos de héroes y mártires", dijo Ruiz en una rueda de prensa

"Los delincuentes y las pruebas han sido entregadas a las autoridades pertinentes para que el caso pueda ser juzgado", agregó.

La policía ha intensificado las actividades contra activistas en los últimos meses, luego de una ofensiva del gobierno del presidente Daniel Ortega el año pasado contra las protestas generalizadas que piden su expulsión.
328 personas han muerto en el marco de las protestas contra Ortega, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Organismos locales registran la cifra en hasta 651. El Gobierno admite 200 y sostiene que se defiende de un supuesto intento de "golpe de Estado". 

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.