Saltar al contenido principal

Bolivia: gobierno interino le da dos días al Parlamento antes de convocar elecciones por decreto

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, durante una ceremonia en La Paz el 18 de noviembre de 2019.
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, durante una ceremonia en La Paz el 18 de noviembre de 2019. Manuel Claure / Reuters

El ministro interino de la Presidencia provisional de Jeanine Áñez confirmó que, ante la ausencia de la instalación de una sesión para definir las condiciones para llamar a unos nuevos comicios, decidieron darle al Legislativo un plazo de 48 horas antes de decretar la convocatoria.

Anuncios

A la marea de tensiones políticas que mantienen a Bolivia divida se sumó el nuevo anuncio hecho por el Gobierno interino de Jeanine Áñez según el cual el Parlamento cuenta con un plazo de dos días para pronunciarse en torno a la instalación de una sesión para definir las normas de la convocatoria a unos nuevos comicios, de lo contrario, serían llamados mediante un decreto firmado por el mandato provisional.

De acuerdo con lo indicado por Jerjes Justiniano, el ministro interino de la Presidencia de Áñez, su mayor preocupación es que aún no cuentan con una legislación que modifique el Régimen Electoral actual y, a su juicio, se trata de una tarea que “no depende del Ejecutivo”, sino del Legislativo.

“Cada día que pasa es un día menos en el plazo que tenemos”, reiteró Justiniano en referencia al periodo de 90 días con el que cuentan Áñez y sus colaboradores para convocar el nuevo proceso electoral.

Aunque el alto funcionario precisó que la convocatoria por decreto es la “última” instancia que están sopesando, admitió que es una de las probabilidades latentes, pero que aguardarán durante los dos días siguientes a la espera de una decisión por parte de la Asamblea Legislativa.

En manos del Legislativo se encuentra no solo la definición de la normatividad que regiría las futuras elecciones, sino también la elección de los nuevos líderes del organismo electoral, que serían los encargados de llevar a cabo todo el proceso.

Horas antes del anuncio hecho por el Gobierno interino, Morales, quien permanece asilado en territorio mexicano, se pronunció a través de su cuenta oficial de Twitter, en donde calificó al mandato provisional de Áñez como "traicionero".

 


En medio de las confrontaciones registradas en distintas ciudades se alzaron los disturbios que tuvieron lugar en El Alto, donde al menos tres personas murieron y cerca de 30 más resultaron heridas al enfrentarse a policías y militares ante la sede de una refinería de la cual saldrían varios camiones cisterna con el objetivo de abastecer de gasolina algunos puntos de La Paz.

 

 

Acerca de la estimación de pérdidas materiales tras las protestas desatadas desde los comicios del 20 de octubre, Áñez anunció un proceso de evaluación por parte de sus delegados. 


Frente a la convulsa situación, tanto la ONU como la Unión Europea y la Iglesia católica boliviana han instado a Áñez y a Morales a establecer un diálogo que garantice el retorno de la tranquilidad a la nación.

Con EFE y Reuters
 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.