Saltar al contenido principal

Francia: Gobierno presenta plan de urgencia para salvar los hospitales públicos

Bajo presión durante años, enfermeros y doctores se manifestaron en París para instar al gobierno francés a proporcionar más recursos y más personal a los hospitales y servicios de emergencia. Francia, el 14 de noviembre de 2019
Bajo presión durante años, enfermeros y doctores se manifestaron en París para instar al gobierno francés a proporcionar más recursos y más personal a los hospitales y servicios de emergencia. Francia, el 14 de noviembre de 2019 IAN LANGSDON / EFE

Francia se hará cargo de un tercio de la deuda de los hospitales públicos y anuncia una serie de primas. El gobierno espera poner fin así a meses de protestas de los doctores y enfermeros en todo el país.

Anuncios

Hace tan solo una semana, el gobierno francés había dicho que no se encargaría de la deuda de los hospitales públicos. Ahora, el panorama es otro. Este miércoles 20 de noviembre, el primer Ministro Edouard Philippe y la ministra de la salud Agnès Buzyn dieron a conocer el plan para sacar a los hospitales de la crisis que los tiene a punto del naufragio.


En los últimos 20 años la deuda de los hospitales públicos no ha dejado de crecer, hasta alcanzar unos 30.000 millones de euros actualmente. Edouard Philippe explicó durante su intervención, transmitida por televisión, que su gobierno va absorber casi un tercio de la deuda, unos 10.000 millones de euros.


"La crisis hospitalaria no es algo nuevo. Pero está en medio de una de sus fases más graves", afirmó Philippe.


300 millones de euros y una bolsa de primas
El jefe de gobierno también anunció unos 1.500 millones de euros adicionales para los hospitales en los próximos tres años. Es decir que a partir de la semana próxima, los hospitales recibirán 300 millones de euros más. A esto se suma un alza anual de al menos 0.2% de las tarifas hospitalarias de aquí a 2022, cuando termina el mandato de Emmanuel Macron.


El gobierno no escatimó en cuanto a primas. Un gasto necesario si se tiene en cuenta que el hospital público, otrora un "tesoro nacional", como lo señaló la ministra de la salud, tiene dificultades para contratar. Los bajos salarios, las condiciones de trabajo materiales y la falta de personal desaniman a los profesionales de la salud que prefieren ir hacia el sector privado.


De hecho, hay al menos 400 puestos vacantes de enfermeros en toda Francia que nadie quiere ocupar. Por eso se acordó una prima de 100 euros netos a los auxiliares de enfermería que estén a cargo de personas mayores y tengan competencia en geriatría.


Habrá también un bono de 800 euros para los 40.000 enfermeros y auxiliares que trabajan en París y en sus alrederores y que ganen menos de 1.900 euros mensuales. Una tercera prima de unos 300 euros anuales -25 euros por mes- para el personal será distribuida según criterio de los hospitales.


Poner fin a “una situación más grave” de lo pensado
Con esta serie de medidas, el gobierno espera poner fin a meses de descontento en todo el servicio hospitalario público francés. Desde el pasado mes de marzo se acumulan las huelgas, en especial en los servicios de urgencia.

El jueves 14 de noviembre hubo una movilización general en todo el país. Miles desfilaron por las calles de París con pancartas alertando de la crisis en la que está el sistema.

Ese mismo día, el presidente Macron dijo durante un discurso que dio en Epernay, que "la situación es aún más grave de lo analizado", y dio cuenta de un balance acertado y preocupante de la crisis.

Ahora, el gobierno tendrá que ajustar el presupuesto para 2020 con este rubro destinado a la salud. Con un déficit público estimado en 2.2%  para el año que viene, las cuentas tendrán que ajustarse para no sobrepasar el déficit máximo de 3% que impone la Unión Europea.
 

Con Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.