Saltar al contenido principal

Urgen retirar policías para asistir a mujeres en ayuno en un templo en Nicaragua

Anuncios

Managua (AFP)

Una organización de derechos humanos de Nicaragua exigió este miércoles al gobierno retirar a la policía de un templo para poder asistir con agua y medicina a 11 mujeres que realizan una huelga de hambre dentro de la iglesia, en demanda de la liberación de presos políticos.

El Colectivo de Derechos Humanos de Nicaragua pide "el retiro inmediato de la policía nacional de los alrededores de la iglesia San Miguel de Masaya", ubicada 30 km al sureste de la capital, para abastecer a las huelguistas que están en ayuno desde hace una semana, demandó el grupo en una nota.

Exigió igualmente el cese de "hostigamientos por parte de la policía", y que dejen entrar un médico.

El grupo hizo el llamado luego que la abogada Yonarki Martínez, quien acompaña a las huelguistas, informó que el ayuno ha causado "bastante estragos" en las mujeres.

Afirmó que el párroco de la iglesia, Edwin Román, quien se ha quedado apoyando a las huelguistas, está bien, pero requiere su medicina para la diabetes.

Martínez dijo que se sienten "rehenes de la policía" por el asedio que mantiene en torno del templo.

Advirtió que este miércoles trataron de entrar por un portón de la iglesia, aunque sin éxito.

"No nos dejen solos", urgió Martínez.

En tanto, la huelga de hambre que realizaban otros nueve opositores en la Catedral de Managua fue suspendida tras el violento ataque de parte de seguidores del presidente Daniel Ortega.

Este segundo grupo, que incluía siete mujeres y dos hombres, suspendió el ayuno, dijo a la AFP Silvia Gutiérrez, portavoz de la coalición opositora Unión Nacional Azul y Blanco (UNAB).

La Arquidiócesis de Managua denunció el lunes que "grupos violentos afines al gobierno" ingresaron y tomaron el control de la Catedral, golpearon a dos religiosos y rompieron varios candados con la finalidad de expulsar a los opositores.

Los huelguistas buscan presionar al gobierno de Ortega para que libere a más de 130 "presos políticos", aunque las autoridades niegan su existencia.

Varios templos católicos se han convertido en refugios para manifestantes, ante el repunte de la represión por parte del gobierno contra los disidentes y la prohibición de la policía de marchar en las calles o lugares públicos.

Ortega, quien gobierna desde 2007, fue sacudido el año pasado por masivas protestas, cuya ha dejado 328 muertos y casi 88.000 exiliados, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.