Saltar al contenido principal

EEUU sugiere que Morales se mantenga al margen de las elecciones en Bolivia

Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos sugirió el jueves que el expresidente de Bolivia, Evo Morales, debería permanecer al margen en las próximas elecciones en el país andino, que Washington dijo que deberían ser "libres, justas e inclusivas".

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, prometió el apoyo de Estados Unidos al gobierno de transición encabezado por Jeanine Áñez, que asumió después de que Morales renunciara presionado tras las cuestionadas elecciones del 20 de octubre.

"Admiramos al pueblo boliviano por defender su Constitución, su democracia y sus elecciones libres, justas y transparentes", dijo Pompeo en un comunicado.

"Aquellos que participaron en las escandalosas irregularidades y la manipulación de los votos en las fallidas elecciones del 20 de octubre deben, por el bien de Bolivia, hacerse a un lado y dejar que los bolivianos reconstruyan sus instituciones", agregó.

Morales, el primer presidente indígena de Bolivia, que tenía relaciones turbulentas con Estados Unidos, buscaba un cuarto mandato luego de lograr una habilitación especial a una prohibición constitucional y tras perder un referendo en 2016.

Acusado de manipular los resultados de los comicios, el mandatario dimitió el 10 de noviembre bajo presión de sus opositores y de las fuerzas de seguridad, que le pidieron renunciar para permitir la "pacificación" y la "estabilidad" del país.

En una entrevista publicada el jueves en el sitio web del semanario alemán Der Spiegel, Morales, refugiado en México desde el 12 de noviembre, dijo que tiene "derecho" a presentarse en las nuevas elecciones, pero aseguró que se mantendrá a un lado si su participación impide poner fin a la crisis política.

La asamblea legislativa de Bolivia, donde el Movimiento hacia el Socialismo (MAS) liderado por Morales es mayoría, busca dar luz verde a la convocatoria de elecciones generales para intentar frenar la violenta crisis que fracturó al país y deja al menos 32 muertos en disturbios poselectorales.

Pompeo pidió a todas las partes que se abstengan de actos de violencia.

"Los servicios de seguridad deben respetar los derechos de los manifestantes pacíficos, y las autoridades bolivianas deben garantizar que se rindan cuentas por cualquier violación de derechos de los ciudadanos", dijo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.