Saltar al contenido principal

Grecia cerrará campos de refugiados para convertirlos en centros de detención

Un grupo de migrantes camina en el campamento de Moria, en la isla de Lesbos, Grecia. 15 de noviembre 2019.
Un grupo de migrantes camina en el campamento de Moria, en la isla de Lesbos, Grecia. 15 de noviembre 2019. Reuters / Elias Marcou

El Gobierno anunció una restructuración de los campamentos en las islas del Egeo para dar lugar a instalaciones más restrictivas, en donde no habrá libre entrada y salida para los migrantes.

Anuncios

Cuatro meses desde su llegada al poder, el Gobierno conservador de Grecia anunció sus planes para tratar la problemática de migrantes en las islas. El plan incluye el cierre de los tres campos más grandes en Lesbos, Samos y Quíos. En la primera isla está incluido el campamento de Moria, el más grande de Grecia, con capacidad para 3.000 personas pero que recibe a 15.000.

En total, estos refugios tienen actualmente capacidad para 4.500 personas y albergan a más de 27.000. El plan del Gobierno es reformar estos recintos por unas estructuras cerradas con una capacidad para 15.000 migrantes.
 

Mapa de las islas de Lesbos, Chios y Samos en Grecia, unas de las puertas de entrada a Europa.
Mapa de las islas de Lesbos, Chios y Samos en Grecia, unas de las puertas de entrada a Europa. France 24

Son precisamente las condiciones de estos nuevos centros los que han levantado malestar en algunas organizaciones defensoras de los derechos humanos como Amnistía Internacional. Y es que en estas edificaciones se restringirá la entrada y salida de los migrantes, limitando su capacidad de circulación mientras se estudia su petición de asilo.

Massimo Moratti, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa, expresó que este plan del Ejecutivo demuestra “un intento apresurado y preocupado” para abordar el tema de la migración y los refugiados. “La enmienda propone crear barreras importantes a los solicitantes de asilo”, dijo Massimo a finales de octubre cuando el Gobierno reveló el borrador de su reforma.


El viceministro de Defensa de Grecia, Alkiviadis Stefanis, manifestó este miércoles que “a corto plazo, devolverán la seguridad y el control a las áreas afectadas por la crisis”. Su anuncio se produce en medio de un aumento en el arribo de migrantes con el invierno a la vuelta de la esquina, cuando se recrudecen las condiciones para intentar alcanzar al viejo continente.

Según los guardacostas, solamente durante el pasado fin de semana 1.350 personas llegaron a las islas del mar Egeo.

Restricciones para las ONG y un traslado de 20.000 personas a la península

Con estos cambios también se restringirá aún más la presencia de las ONG y los voluntarios. “Solo aquellas ONG que cumplan con los requisitos podrán quedarse y continuar operando en el país”, manifestó Stefanis.

Es una reforma que aún no tiene fecha exacta de inicio, pero de acuerdo con el ministerio de Defensa los nuevos centros estarán listos para julio de 2020.

Bajo la nueva política, aquellos que reciban una respuesta afirmativa serán reubicados en otras zonas de Grecia y los que reciban una negativa irán a Turquía. El Gobierno estima que 20.000 personas serán reubicadas en la península las próximas semanas para descongestionar las islas.

Con EFE y AFP
 

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.