Saltar al contenido principal

Niza acoge la convención internacional de las víctimas del terrorismo

Archivo: fotografías de víctimas del terrorismo en un homenaje en 
Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo, en Niza, Francia.
Archivo: fotografías de víctimas del terrorismo en un homenaje en Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo, en Niza, Francia. France 24

La ciudad de Niza, en el sur de Francia, acoge el Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo, tres jornadas de mesas redondas y debates que buscan conseguir una mejor protección a quienes han vivido y sufrido las consecuencias de este tipo de ataques. Las víctimas reclaman un mayor protagonismo.

Anuncios

Han pasado ocho años desde que se realizó el último congreso internacional de víctimas del terrorismo: “somos una asociación de siete personas, no es fácil organizar algo como esto“, es la respuesta que dan en la Asociación Francesa de Víctimas del Terrorismo, AFVT.

Francia por segunda vez acoge esta cita, que se ha realizado también en España, en cuatro ocasiones y en Colombia, en dos de ellas. El encuentro busca poner en contacto a las víctimas de atentados terroristas para que puedan compartir sus vivencias y ayudarse mutuamente a sanar las heridas. 

“Nos reconocemos entre nosotros, incluso nuestras familias, con la mejor voluntad, no tienen la capacidad de entendernos. Nos entendemos incluso a veces sin palabras”, reconoce Carolina Amandino, gravemente herida por el atentado de Niza en 2016, cuando el camión atropelló a cientos de personas causando la muerte 86 de ellas. 

En la ciudad francesa hicieron presencia personas de 75 las nacionalidades diferentes. Entre ellas, la madre de una joven australiana que murió en una explosión en Londres, un chileno que presenció el atentado de Niza o madre turca, cuyo hijo resultó gravemente herido en un atentado islamista en Estambul.

En búsqueda de una mayor protección para las víctimas del terrorismo

Una de las mesas redondas está dedicada a la prevención del terrorismo y uno de los debates busca analizar el acompañamiento a las víctimas y las obligaciones o compromisos que deben asumir los Estados, las autoridades territoriales y hasta las organizaciones internacionales para darles ayuda.

En esta edición, la número VIII, se ha puesto énfasis en las víctimas menores de edad, así como en aquellos que ayudan o dan socorro en situaciones extremas, pues muchas veces estas personas resultan indemnes físicamente, pero con frecuencia perdura en ellas un daño psicológico. 

El bailarín chileno Esteban Peña, que estaba presente cuando ocurrió el atentado Niza, socorrió a varias personas: “Me vino una especie de trauma y tenía que sacarlo. Usé la danza para sacarlo, hice un documental y ahí estuvo mi trabajo de resiliencia”.

Para finalizar el congreso, las más de 600 víctimas presentarán un manifiesto de ocho puntos en el que piden a los Gobiernos un compromiso constante en la lucha contra el terrorismo así como un compromiso hacia las víctimas que les garantice protección y asistencia. También exigen que las acciones terroristas sean consideradas una violación a los derechos humanos y por tanto y sean juzgadas por el Tribunal Penal Internacional.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.