Saltar al contenido principal

Reema Juffali, primera saudí en participar en su país en una carrera de autos

Anuncios

Dariya (Arabie saoudite) (AFP)

"Es increíble": Reema Juffali, de 27 años, se ha convertido este fin de semana en la primera mujer saudí en participar en su país en una carrera automovilística, al volante de un SUV eléctrico.

Una situación inimaginable hasta hace poco en el reino ultraconservador. Pero en 2018, Arabia Saudí levantó la prohibición hecha a las mujeres de conducir y de participar en competiciones automovilísticas, en el marco de reformas lanzadas por el príncipe heredero Mohammed ben Salmane.

Reema Juffali debutó en carreras algunos meses más tarde. El viernes y el sábado, participa en el Jaguar Trophy eléctrico, en Dariya, cerca de Riad.

"No me esperaba correr un día como profesional", afirma a la AFP la joven, sentada en su Jaguar verdinegro y vestida con su traje de carreras. "El hecho de que lo haga es increíble".

Nacida en Yedá (oeste), Reema Juffali hizo sus estudios en Estados Unidos. La joven participa en la competición como piloto invitada "VIP", sin marcar puntos en el campeonato, convirtiéndose de este modo en la primera saudí en participar en una carrera en su país.

Para el príncipe Abdel Aziz ben Turki al-Fayçal, presidente de la Autoridad General de Deportes de Arabia Saudí, es "un giro decisivo" para el reino. "Miles de personas vendrán para animar a Reema".

- ¿24 Horas de Le Mans ? -

Una de las primera apariciones en competición de la saudí fue en el campeonato británico de Fórmula 4, en Brands Hatch, al sudoeste de Londres, en abril.

Pero Reema Juffali se apasionó por los autos de carreras desde la adolescencia, siguiendo las retransmisiones de las pruebas de Fórmula 1.

Sacó su permiso de conducir en Estados Unidos y pertenece al grupo muy cerrado de saudíes que tienen en su país una licencia de competición automovilística.

Su sueño es participar un día en las 24 Horas de Le Mans.

"Para muchas mujeres que no han tenido todavía la ocasión de aprender a conducir, estar al volante es algo que todavía les da miedo", explica Reema Juffali. "Y para muchas mujeres en Arabia Saudí parece algo lejano", añade.

Arabia Saudí es cierto que ha suavizado algunas restricciones a las mujeres, pero el reino sigue siendo acusado por las ONG de graves violaciones de los derechos humanos, como el encarcelamiento de disidentes y el recurso masivo a la pena de muerte.

Cuando el reino era el único país del mundo que prohibía conducir a las mujeres, la autorización en 2018 transformó la vida de muchas saudíes, que ya no deben depender para desplazarse de hombres de su familia o de chóferes privados.

- Motoescuela en Riad -

Algunas mujeres dejan incluso los pequeños autos de colores llamativos, considerados como más femeninos en el mercado, para interesarse por coches más potentes.

Algunas incluso no dudan en lanzarse a gran velocidad en algunos parques temáticos, algo que no se puede hacer en las carreteras.

En pantalones vaqueros y con camisetas de Harley-Davidson, las saudíes aprenden también a pilotar en una motoescuela en Riad.

"Mucha gente está sorprendida por los cambios que se producen", afirma Reema Juffali. "Verme en un auto, participar en una carrera... Mucha gente está sorprendida, pero a mí me gusta sorprender".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.