Saltar al contenido principal

River Plate-Flamengo: el buen fútbol se toma la final de la Copa Libertadores

Anuncios

Lima (AFP)

Exponentes del mejor fútbol del continente, River Plate de Argentina, el campeón defensor, y Flamengo de Brasil disputarán este sábado en Lima el título de la Copa Libertadores 2019, una final a partido único por primera vez en 60 años de historia del torneo.

El compromiso, previsto a las 15H00 locales (20H00 GMT) en el estadio Monumental (80.000 espectadores), será dirigido por el árbitro chileno Roberto Tobar, asistido en las bandas por sus compatriotas Christian Schiemann y Claudio Ríos.

El "millonario" persigue su quinta Copa Libertadores tras las ganadas en 1986, 1996, 2015 y 2018, las dos últimas bajo la dirección técnica de Marcelo Gallardo, quien como jugador del club ganó la de 1996.

El "Mengao", por su parte, ostenta el título de 1981, en una formación en la que brillaba el astro brasileño Zico, el máximo ídolo del club más popular del país del jogo bonito.

El campeón de la sexagésima edición del máximo torneo de clubes de la Conmebol se hará acreedor a un premio de 12 millones de dólares y firmará su presencia en los Mundiales de Clubes de la FIFA Catar-2019, previsto en diciembre, y China-2021, en el que competirán 24 equipos por primera vez.

Asimismo, el ganador defenderá el título de la Libertadores en la Copa del próximo año desde la fase de grupos y disputará la Recopa Sudamericana contra el Independiente del Valle de Ecuador, flamante campeón de la Copa Sudamericana 2019.

- Lima en alerta máxima -

Unos 25.000 hinchas, entre riverplatenses y flamenguistas, son esperados en el estadio Monumental, propiedad del club Universitario de Deportes y ubicado en la periferia este de Lima, en el populoso distrito de Ate.

El megaoperativo de seguridad dispuesto por la policía nacional desplegará unos 6.000 efectivos, y contempla rigurosas medidas de control dentro y fuera del escenario, cierre de varias vías y corredores de circulación exclusivos para los aficionados.

"Que Lima nos haya abierto las puertas y que todo haya salido tan bien en tan poco tiempo demuestra que la ciudad estaba preparada. Qué mejor espectáculo que empezar en Lima con las finales únicas de Libertadores", dijo a la prensa el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, el viernes a su arribo a la capital peruana.

Esta es la segunda vez consecutiva que la final de la Copa Libertadores tiene que cambiar de sede a última hora.

A 18 días del partido definitorio, Lima fue elegida por la Conmebol y los clubes finalistas para albergar la final única en lugar de Santiago debido al inusitado estallido social que afecta a Chile desde hace un mes.

En 2018, la final se mudó a Madrid debido a severos incidentes que se registraron el 24 de noviembre cerca del estadio Monumental de River en Buenos Aires para el partido de vuelta, tras un empate 2-2 en La Bombonera con su archirrival Boca. River derrotó a Boca 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu y logró su cuarto título de Libertadores.

- Estrategia pura -

Por historia y por haber defendido con éxito su corona hasta alcanzar la final, dejando en el camino a Boca Juniors en las semifinales (victoria 2-1, derrota 1-0), River Plate llega con una ligera ventaja sobre Flamengo, amparado en un estilo ambicioso y ofensivo que Gallardo ha impuesto.

"Somos candidatos al título, somos el último campeón de América. Tenemos las mismas opciones que el Flamengo. Si son mejores, deberán demostrarlo. Y si nosotros somos mejores que el rival nos quedaremos con ese trofeo", dijo Gallardo en rueda de prensa este viernes en el estadio Monumental.

De ganar la Copa, "el Muñeco" igualaría a su compatriota Osvaldo Zubeldía (Estudiantes de La Plata) con tres títulos de Libertadores como entrenador, quedando a uno de Carlos Bianchi, quien ha sido el más exitoso con cuatro trofeos.

"Flamengo ha demostrado una calidad diferente gracias a la idea de su entrenador. Jorge Jesús es un técnico muy conocido, tiene una larga experiencia y en este corto periodo convirtió a Flamengo en un equipo con un estilo propio", agregó Gallardo, quien ha conquistado diez títulos (7 internacionales) desde que asumió el comando del equipo en junio de 2014.

- Ordenado y ofensivo -

Ordenado tácticamente, Flamengo es una máquina en el campo de juego, y así quedó patentado con el 5-0 que le aplicó a Gremio en la vuelta de las semifinales en el Maracaná tras el 1-1 en Porto Alegre.

La llegada en junio de Jorge Jesús revolucionó el funcionamiento del plantel, convirtiéndolo en un equipo abiertamente ofensivo, de buen toque de pelota y riguroso en defensa.

Sin escatimar en fichajes, el Flamengo logró montar este año un auténtico equipazo que arrasó en Brasil, donde está muy cerca de ganar el Brasileirao, y en Sudamérica, donde aspira a su segunda corona continental después de 38 años.

"Tenemos esta felicidad de estar en la final mañana con mucha confianza, sabiendo que vamos a encontrar a un rival muy fuerte, con más experiencia que nosotros, pero eso no nos asusta, sabemos de nuestro valor", declaró el técnico portugués en rueda de prensa.

Brasil se preparaba la mañana del sábado para ver la gran final, en particular en Rio de Janeiro, donde se espera que unas 50.000 personas asistan al Maracaná, la casa del Flamengo, para ver el partido en pantalla gigante.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.