Saltar al contenido principal

El Papa visita Japón y pide a líderes mundiales dejar las armas nucleares

El Papa Francisco visita el memorial a las víctimas de la bomba atómica en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019.
El Papa Francisco visita el memorial a las víctimas de la bomba atómica en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019. Vaticano vía Reuters

El sumo pontífice llegó a Japón como parte de la segunda etapa de su viaje apostólico a Asia. Allí rindió homenaje a víctimas de los bombardeos a Hiroshima y Nagasaki y escuchó los relatos de los sobrevivientes de los dos ataques nucleares.

Anuncios

El papa Francisco aterrizó este sábado en Japón y sus primeras palabras se enfocaron en mostrar un rechazo al uso de armas nucleares. Es precisamente este país, el que ha sufrido los dos únicos ataques con este tipo de tecnología militar en la historia de la humanidad, dejando cientos de miles de muertos.

La Virgen de Nagasaki, una cabeza de madera de una estatua de la Virgen María que sobrevivió al bombardeo atómico del 9 de agosto de 1945, es retratada durante la Santa Misa realizada por el Papa Francisco en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019.
La Virgen de Nagasaki, una cabeza de madera de una estatua de la Virgen María que sobrevivió al bombardeo atómico del 9 de agosto de 1945, es retratada durante la Santa Misa realizada por el Papa Francisco en Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019. Remo Casilli / Reuters

Los primeros actos del Sumo Pontífice se llevaron a cabo en la ciudad de Nagasaki, considerada como el centro del catolicismo japonés, la misma que el pasado 9 de agosto de 1945, sufrió el impacto de la bomba 'Fat Man' que terminó con la vida que unas 74 mil personas.

Situado en el memorial construido en el hipocentro de la explosión, Francisco rindió homenaje a las víctimas mortales y lanzó un contundente mensaje a la comunidad internacional.

"Convencido como estoy de que un mundo sin armas nucleares es posible y necesario, les pido a los líderes políticos que no olviden que estas armas no pueden protegernos de las amenazas actuales" dijo el Papa e instó a reflexionar "sobre el impacto catastrófico de su despliegue, especialmente desde un punto de vista humanitario y ambiental".

El Papa Francisco saluda a los asistentes de una misa realizada en el estadio de béisbol de Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019.
El Papa Francisco saluda a los asistentes de una misa realizada en el estadio de béisbol de Nagasaki, Japón, el 24 de noviembre de 2019. Remo Casilli / Reuters

Posteriormente se trasladó al estadio de béisbol para celebrar una misa frente a una multitud conformada por más de 30 mil personas.

"El uso de energía atómica para la guerra es inmoral": papa Francisco

Caída la noche en Japón, el sumo pontífice se trasladó a Hiroshima, la primera ciudad en ser golpeada por el bombardeo atómico estadounidense el 6 de agosto de 1945, y visitó el Memorial de la Paz para rendir homenaje a las 140 mil personas que perdieron la vida.

Frente a los invitados al evento, reiteró su posición de que "el uso de la energía nuclear para fines de guerra es hoy, más que nunca, un crimen no solo contra la dignidad de los seres humanos sino contra cualquier futuro posible para nuestro mundo compartido. El uso de energía atómica para la guerra es inmoral, y también lo es la posesión de armas atómicas".

El Papa Francisco deposita flores en el memorial de Hiroshima, Japón, el 24 de noviembre de 2019.
El Papa Francisco deposita flores en el memorial de Hiroshima, Japón, el 24 de noviembre de 2019. Kim Kyung-Hoon / Reuters

Francisco escuchó los testimonios de dos sobrevivientes acerca de cómo sucedieron los hechos y cómo lograron escapar de las llamas y la destrucción, además de haber perdido a sus seres queridos.

Aunque estos ataques sucedieron hace más de 70 años al final de la Segunda Guerra Mundial, sus efectos han hecho estragos a través del tiempo. El impacto duradero de la radiación ha generado distintos tipos de cáncer entre los sobrevivientes.

El santo padre regresa a Tokio donde se espera que este lunes se reuna con las víctimas del "triple desastre", denominado así por el tsunami y el accidente en la central nuclear de Fukushima 1, que fueron provocados por un terremoto de magnitud 9.0 en marzo de 2011.

También tiene previsto celebrar una misa en un estadio de béisbol de la capital japonesa, y reuniones con funcionarios del Gobierno, líderes católicos y el nuevo emperador Naruhito.

El viaje hace parte de su travesía apostólica a Asia, en la que también visitó Tailandia.

Con Reuters, EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.