Saltar al contenido principal

Bianca Jagger ruega a la OEA "parar crímenes" de Ortega en Nicaragua

Anuncios

Washington (AFP)

La activista nicaragüense Bianca Jagger suplicó el lunes a la OEA "parar los crímenes" del presidente Daniel Ortega, instando al organismo regional a convocar a una reunión de cancilleres para abordar la crisis en Nicaragua, un planteo que la delegada de Managua rechazó enérgicamente.

Jagger describió una "crítica situación" en el país centroamericano por "atrocidades" cometidas por el gobierno de Ortega, al participar en una reunión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre Nicaragua, sacudida desde abril de 2018 por protestas opositoras que pidieron la salida del mandatario y dejaron ya más de 300 muertos.

"Estoy aquí para apelar a ustedes para evitar más derramamiento de sangre", dijo la exesposa del cantante de los Rolling Stones Mick Jagger, al urgir a la OEA a actuar ante lo que consideró un "fracaso" de los esfuerzos diplomáticos realizados hasta ahora.

Jagger, presidenta de la fundación de defensa de los derechos humanos que lleva su nombre, habló durante una sesión del Consejo Permanente de la OEA en que se presentó el informe de la comisión de alto nivel del organismo creada en junio por la Asamblea General para buscar una solución pacífica en Nicaragua.

Esa comisión, a la que el gobierno de Ortega prohibió el ingreso al país, reconoció la semana pasada "infructuosas" sus gestiones y pidió al Consejo Permanente llamar "inmediatamente" a una sesión extraordinaria de la Asamblea General de la OEA, la reunión de cancilleres que conforma el foro máximo del organismo.

Jagger aplaudió ese pedido.

"Es necesario parar a Daniel Ortega, sus crímenes y finalmente permitir que el pueblo nicaragüense tenga esperanza de democracia, Estado de derecho y justicia", dijo.

"Les ruego, por favor ayúdennos", dijo entre aplausos del público, en el que había madres de nicaragüenses asesinados, líderes estudiantiles que fueron detenidos y otros opositores de Ortega.

Según la Carta Democrática Interamericana, de ser convocada con mayoría calificada de 24 votos de los 35 miembros de la OEA, la Asamblea General podría decidir la suspensión de Nicaragua de la organización, aunque si así lo hiciera mantendría sus oficios para el restablecimiento de la democracia.

- El rechazo de Managua -

Varios países se sumaron al pedido de la comisión de alto nivel sobre Nicaragua, que estuvo conformada por delegados de Argentina, Canadá, Estados Unidos, Jamaica y Paraguay.

Costa Rica, el más afectado por las decenas de miles de nicaragüenses que han huido al país vecino -cifrados en 100.000 por la relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Antonia Urrejola- fue enfático al respecto.

"¿Cuántas alertas más necesitamos?", se preguntó la embajadora Montserrat Solano, señalando que la soberanía de un país "no es escudo" para cometer abusos a los derechos humanos.

México, que suele apelar a la no intervención en los asuntos de los estados, se limitó a exhortar a un regreso al diálogo con la oposición, terminado por Ortega el 30 de julio.

La comisión de alto nivel de la OEA contó con el enfático rechazo de Nicaragua, que no avaló inicialmente su creación y el lunes volvió a reiterar que la desconoce.

"Algo que no existe no puede producir informes ni opiniones, mucho menos recomendaciones o imposiciones injerencistas", dijo la embajadora de Ortega ante la OEA, Ruth Tapia.

"Todas sus actuaciones las damos por inexistentes", subrayó, reafirmando la "ruta de paz, estabilidad, seguridad y progreso" de Nicaragua, enmarcada "en su genuina democracia" y con el horizonte de elecciones generales en 2021.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, que se ha pronunciado ya por la realización de elecciones anticipadas en Nicaragua, señaló su disposición a impulsar la reformas electorales necesarias para llevarlas a cabo.

"El mejor instrumento para resolver la polarizacion y la violencia es tener elecciones libres y transparentes", dijo.

Ortega, en el poder desde 2007, ha denunciado las movilizaciones opositoras y la labor de la OEA como un intento fallido de golpe de Estado respaldado por Washington.

Estados Unidos continuará su política de presión máxima al "régimen de Ortega", dijo a periodistas su embajador ante la OEA, Carlos Trujillo, quien explicó que la eventual suspensión de Nicaragua de la OEA le impediría a Managua el acceso a fondos de organismos multilaterales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Trujillo anticipó asimismo nuevas sanciones del gobierno de Donald Trump a funcionarios nicaragüenses en los próximos días, enmarcadas en la declaración de "emergencia nacional" con respecto a Nicaragua que el mandatario prorrogó este lunes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.