Saltar al contenido principal

Hong Kong: ¿seguirá Carrie Lam en el poder tras la derrota en los comicios de distrito?

La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, asiste a una conferencia de prensa en Hong Kong, China, el 4 de octubre de 2019.
La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, asiste a una conferencia de prensa en Hong Kong, China, el 4 de octubre de 2019. Reuters

Con el respaldo del Gobierno central chino y unas elecciones legislativas para el próximo año, en las que Beijing tiene gran parte del control, la jefa del Ejecutivo hongkonés podría continuar en el cargo. Sin embargo, los resultados de los comicios de distrito y la continuidad de las protestas podrían hacer tambalear aún más su capacidad de gobernar.

Anuncios

El inconformismo de los hongkoneses se trasladó de las masivas protestas en las calles a los votos en las urnas. Con 390 de los 452 escaños en las elecciones de distrito del domingo 24 de noviembre, los partidos políticos pro-democráticos arrasaron en las votaciones que eligen a los concejales de los 18 distritos en los que se divide Hong Kong, Región Administrativa Especial de China.

Los independientes obtuvieron cinco escaños, por lo que los candidatos del bloque oficialista, y pro-China, alcanzaron solo 57 concejales de distrito, un fuerte retroceso en comparación con los cerca de 300 logrados en las elecciones de 2015.

Estos resultados demuestran un fuerte respaldo ciudadano a los movimientos políticos que apoyan las protestas antigubernamentales, que comenzaron hace seis meses por un proyecto de ley de extradición hacia China continental, hasta convertirse en un movimiento que exige el fin de lo que considera el autoritarismo de Beijing. Pero, ¿harán estos resultados desistir a la jefa de gobierno de mantenerse en su cargo?

Carrie Lam "queda entre la espada y la pared" tras las elecciones de distrito

Muchos tomaron estos comicios como un referendo para medir la aceptación o no de la gestión de Carrie Lam, más allá de las protestas, incluso producto de ello se produjo una participación histórica de los votantes del 71,2 %.

Para el especialista en geopolítica asiática, Alejandro Godoy, si bien no se trata de unas elecciones legislativas, que tendrán lugar en 2020, los resultados de los comicios para elegir los diputados de los 18 distritos en los que se divide la isla sí le dificultará a Carrie Lam su capacidad para gobernar. "Queda muy mal parada, con una oposición frente a los partidos demócratas. Ella queda entre la espada y la pared. Al tener una postura pro-China, muchos pensarían que no terminaría su mandato hasta 2022", aseguró el experto a France 24.

Los partidarios del candidato local Kelvin Lam celebran, después de que se anunció que ganó las elecciones del Consejo local en su distrito, en una mesa electoral en el distrito South Horizons West en Hong Kong, China, el 25 de noviembre de 2019.
Los partidarios del candidato local Kelvin Lam celebran, después de que se anunció que ganó las elecciones del Consejo local en su distrito, en una mesa electoral en el distrito South Horizons West en Hong Kong, China, el 25 de noviembre de 2019. Thomas Peter / Reuters

Pese a la fuerte oposición a su Gobierno, tanto en las calles con las fuertes protestas, como en las urnas con los votos, Lam insiste en mantenerse en el cargo. Sin duda el respaldo del Gobierno central chino es una razón de peso.

 

"Pese a que vimos que tuvo tan poco desempeño en los comicios, ella sigue manteniéndose y ya lo hemos visto en el pasado; es una persona que tiene unos rasgos de terquedad y soberbia, como fue en la negociación de los paraguas hace unos años, entonces no es lógico que en sus actuaciones personales veamos que ella vaya a establecer una necesidad de salir del Gobierno de un momento a otro. Ella seguirá manteniéndose. Mientras ella piense que el Gobierno central de Beijing la acompaña, en este contexto se va a sentir fuerte", afirmó Godoy.

Si bien los resultados de los comicios del domingo representan un empoderamiento para los opositores de políticas pro-China, esta podría ser un arma de doble filo, si ante el notable deseo de la mayoría de hongkoneses de desligarse del Gobierno central, Beijing intenta imponer su poder, con un gobierno definitivo.

"La pregunta que queda es si el Partido Comunista va a pasar a tomar control directo por encima de los acuerdos que se establecieron con el Reino Unido, si de alguna manera lleva hasta 2050 la autonomía de la isla o si va a haber una toma violenta como se está esperando por parte de algunos en Hong Kong en contra de los manifestantes y la imposición de un Gobierno definitivo", dijo a France 24 el analista e internacionalista Carlos Patiño.

Por ahora, Beijing ha dejado claro que está decidido a detener las protestas en contra de su aliada en el Ejecutivo de la isla. "El Gobierno central de China apoya resueltamente el liderazgo de Carrie Lam para gobernar de acuerdo con la ley, resueltamente apoya a la policía para detener la violencia y restablecer el orden y resueltamente apoya a los órganos judiciales de Hong Kong para castigar los actos violentos e ilegales relevantes", sentenció el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, poco después de conocer la aplastante derrota en los comicios locales de la isla.

Aunque los resultados de las elecciones de distrito no representan el fin de los partidos políticos pro-China, en Hong Kong la presión de los ciudadanos demostrada en las urnas el domingo "va a poner muy difícil mantener a Carrie Lam o a los pro-chinos dentro del poder en Hong Kong", afirmó Patiño.

El triunfo de la oposición en las elecciones locales pone fin a las protestas

Para los expertos y ciudadanos hongkoneses, la victoria contundente de los partidos políticos que apoyan a los manifestantes empoderará aún más sus demandas y no hará que cesen las protestas hasta ver cambios definitivos.

Un grupo de personas continúa las protestas antigubernamentales, frente a la Universidad Politécnica de Hong Kong, el 25 de noviembre de 2019.
Un grupo de personas continúa las protestas antigubernamentales, frente a la Universidad Politécnica de Hong Kong, el 25 de noviembre de 2019. REUTERS/Marko Djurica

"Creo que va a continuar igual hasta que no se modifique el Ejecutivo, y como no parece modificarse, esto va a darle mayor fuerza y capacidad política a las protestas anti-chinas", indicó Patiño.

Con esta postura coinciden algunos ciudadanos hongkoneses. "Creerían que como hemos ganado las elecciones, la gente ha ganado, pero no creo que sea lo que queremos en última instancia. Lo que querríamos es que se impulsen buenas leyes y que las autoridades realmente hagan su trabajo en vez de estar del lado opuesto de la gente", dijo a AFP un votante hongkonés tras conocer los resultados de los comicios.

No obstante, podría presentarse una relativa calma con relación a las movilizaciones, pero dependerá en gran medida de la respuesta de Carrie Lam, según señala el especialista Alejandro Godoy. "En este principio si bien les da más fuerza y coraje frente a lo que ellos reclaman, también van a ser muy hábiles en lo de atacar directamente. Vimos este fin de semana nada de camisetas negras que es el símbolo, nada de máscaras para las marchas. Yo pensaría que va a darse una tregua, una calma tensa en el escenario, pero todo dependerá como siempre del discurso de Carrie Lam".

Por ahora, la jefa del Ejecutivo ha aceptado la derrota al señalar que admite "la decepción de los votantes" y que "reflexionará sobre sus defectos".

La victoria proporciona 117 votos a los pandemócratas en el comité de 1.200 miembros que elige al jefe ejecutivo, y aunque son insuficientes, anticipa otro posible torbellino en la medición de fuerzas en las elecciones legislativas del próximo año.

Con AFP 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.