Saltar al contenido principal

Exgobernador y senador argentino acusado de abuso sexual pide licencia

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El senador argentino y exgobernador de la provincia de Tucumán (norte) José Alperovich pidió licencia en la cámara alta, luego de ser denunciado por abuso sexual y acoso por parte de una familiar y colaboradora suya.

El senador peronista de 64 años, con mandato hasta 2021, fue tres veces gobernador de Tucumán, entre 2003 y 2015, mientras que su esposa, Beatriz Rojkés de Alperovich, fue presidenta provisional del Senado entre 2011 y 2014, durante el gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015).

En una misiva enviada desde Miami, donde se encuentra de vacaciones en familia, y dirigida a la presidenta del Senado, la vicepresidenta Gabriela Michetti, Alperovich dijo ser "víctima de denuncias promovidas" en su contra y aseguró que la imputación "es absolutamente falsa".

La presunta víctima, de 29 años, acompañó su denuncia judicial con una carta.

"No escribo para convencer a nadie de nada. Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin visualizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido . (...) El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe por quien fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre de 2017 a mayo de 2019", escribió la mujer.

Durante el fin de semana, el acusado había negado que se fuera a separar de su cargo y calificó de "chantajada" (poco seria) a la denuncia. Pero varios altos dirigentes del peronismo reclamaron su alejamiento o le recomendaron que pidiera licencia.

"Callarnos ante la denuncia contra @JAlperovichOk es volvernos cómplices. Si se pone a disposición de la justicia, que lo haga sin una banca que lo ampare", tuiteó el diputado Leonardo Grosso, del peronista Movimiento Evita, alineado con el presidente electo Alberto Fernández.

Como senador, Alperovich cuenta con fueros parlamentarios pero estos solo lo protegen de un eventual pedido de cárcel sin que impida el avance de un proceso o juicio en su contra.

La denunciante dio un largo testimonio el lunes ante los tribunales de Tucumán y se manifestó dispuesta a declarar en Buenos Aires, donde se produjeron parte de los hechos.

"Ya pasó la peor violencia y esto la fortalece, ella quiere reconstruir su historia y dejar eso atrás", afirmó su vocera Milagros Mariona al término de la declaración.

La joven, cuya identidad se mantiene en reserva, fue trasladada a trabajar a otra dependencia del Senado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.