Saltar al contenido principal

Los jóvenes franceses se movilizan contra la precariedad estudiantil

Archivo: el campus de la Universidad de Rouen, Mont-Saint-Aignan, el 11 de octubre de 2017.
Archivo: el campus de la Universidad de Rouen, Mont-Saint-Aignan, el 11 de octubre de 2017. AFP

La precariedad de los estudiantes y jóvenes franceses tras terminar la universidad se ha puesto de relieve luego que un joven estudiante se prendiera fuego el pasado 8 de noviembre. El Sindicato de Estudiantes en Francia pidió a los jóvenes que se organicen y hagan una campaña por sus derechos.

Anuncios

El detonante de las movilizaciones estudiantiles contra la precariedad universitaria que están ocurriendo en Francia fue el intento de inmolación de Anas Kournif, que se quemó a lo bonzo frente a la sede de Crous en Lyon, después de que le quitaran una beca que tenía para realizar sus estudios.

Dos semanas después del desesperado acto para llamar la atención sobre aquellos estudiantes que viven en la pobreza, cientos de ellos se manifestaron el martes 26 de noviembre y pidieron medidas urgentes para hacer frente a sus precarias condiciones de vida y las dificultades económicas que sufren los jóvenes durante su edad escolar.

La protesta resonó con más fuerza en Lyon, donde ocurrió el incidente de Kournif, de 22 años, que se encuentra ahora en estado estable en el departamento de víctimas de quemaduras, con riesgo significativo de infecciones, según sus familiares.

La dificultad para encontrar alojamiento, comprar comida e incluso estudiar, son algunos de los motivos por los que los jóvenes se están manifestando en Francia. Según una encuesta reciente, el 48% los estudiantes reciben alguna ayuda financiera de sus padres.

En Lyon, la emoción se mantuvo viva durante el martes y al menos 900 estudiantes se movilizaron. "Las principales demandas que estamos haciendo actualmente es en referencia al número y la cantidad de becas a largo plazo, también pedimos la introducción de asalariados y un aumento en el número de estudiantes", dijo Marion, activista de la asociación de Estudiantes de Lyon, añadiendo que continuarán protestando hasta que el Gobierno escuche sus demandas.

Cuatro de cada diez estudiantes reciben ayudas estatales para sus estudios

Al menos 4 de cada 10 estudiantes reciben ayudas o becas del Gobierno francés, pero los sindicatos estudiantiles denuncian que esto no es suficiente y que todo el sistema necesita una reforma, dado el costo de vida. En Rennes y otras ciudades más pequeñas del país la marcha acogió a un número menor de manifestantes.

Docenas de estudiantes se congregaron también en un restaurante en la Universidad Tolbiac en París para denunciar la situación. "Nos movilizamos contra la precariedad de los estudiantes que ya son becarios y estamos aquí en solidaridad con el compañero que trató de terminar con su vida", dijo Pierre-Antonine, estudiante y activista en Lyon.

El pasado 12 de noviembre, manifestantes en varias ciudades de Francia ya habían reunido a cientos de estudiantes furiosos. Una jornada que terminó con varios incidentes donde varios jóvenes arrancaron la puerta de entrada del Ministerio de Educación Superior en París.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron dijo durante su visita a su ciudad natal de Amiens que "nos han recordado cuán difícil puede ser la vida estudiantil, las dificultades que enfrentan nuestros jóvenes cuando estudian y trabajan. Esto les hace dudar de su futuro". Sin embargo, las instituciones francesas aún no han propuesto medidas específicas para los estudiantes.

La Unión Nacional de Estudiantes en Francia está convocando a una movilización para el 5 de diciembre y además estiman que el 20% de los jóvenes de entre 18 a 24 años viven por debajo del umbral de pobreza.

Con AFP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.