Saltar al contenido principal

Mueren 13 soldados franceses tras choque de helicópteros en Mali

Un soldado francés hace guardia frente a un helicóptero militar NH90 Caiman durante la Operación Barkhane en Ndaki, Malí, el 29 de julio de 2019.
Un soldado francés hace guardia frente a un helicóptero militar NH90 Caiman durante la Operación Barkhane en Ndaki, Malí, el 29 de julio de 2019. REUTERS - Benoit Tessier

Durante una operación contra grupos yihadistas en Mali, 13 militares franceses murieron tras un accidente entre dos helicópteros. Francia dijo que es la mayor pérdida de tropas en combate en esa región desde el año 2013.

Anuncios

El Ejército francés informó que el accidente ocurrió por la "colisión de dos helicópteros a una baja altitud", durante la noche del 25 de noviembre, cuando se dirigían a apoyar a fuerzas en terreno que estaban en combate contra militantes yihadistas. No hubo sobrevivientes.

Las autoridades galas narraron que, durante varios días, los militares de la fuerza Barkhane habían estado rastreando a una banda de extremistas que se desplazaban en motos y camionetas. Los criminales fueron identificados el lunes y en consecuencia los helicópteros Tiger y Cougar fueron enviados, junto con un jet, para reforzar el combate.

El presidente francés Emmanuel Macron expresó su "profunda tristeza" por la pérdida y en un comunicado del Palacio del Elíseo se dijo que: "El presidente de la república saluda con el mayor respeto la memoria de estos soldados (...) se inclina ante el dolor de sus familias y sus seres queridos".

En total, desde el año 2013 hasta la fecha, 38 soldados franceses han perdido la vida en la región del Sahel, según reportes del Ministerio de Defensa.

Florence Parly: "Nos mantenemos firmes, unidos, resistentes"

La ministra de Defensa francesa, Florence Parly, ofreció una rueda de prensa este 26 de noviembre sobre el accidente y aseguró que Francia no le dará la espalda al terrorismo y que "nos mantenemos firmes, unidos, resistentes. Es esta solidaridad la que nos fortalece, lo que nos permite continuar la lucha".

Parly también recordó el apoyo internacional para mantener a sus fuerzas en la zona: "Recibimos un valioso apoyo de nuestros aliados europeos y unimos fuerzas para proteger a Europa del flagelo del terrorismo", dijo la funcionaria que en el pasado ya reconoció esta ayuda pero también destacó que es insuficiente.

En ese contexto hay luto en el Ejército francés, el episodio del lunes fue la mayor pérdida de tropas francesas en un solo día desde hace 36 años, cuando un ataque en Beirut dejó 58 soldados muertos.

La lucha en el Sahel, sin suficientes fondos

Francia mantiene a sus tropas en el Sahel desde el 2013. Como parte de las operaciones antiterroristas de Barkhane, 4.500 soldados están activos, con el apoyo de algunos países europeos y de Estados Unidos que brindan apoyo logístico, entrenadores y algunas fuerzas especiales; sin embargo, Francia ya ha protestado porque asume la peor parte en los operativos con los riesgos y gastos que esto implica.

El pasado 20 de noviembre, la ministra Parly compareció ante el Parlamento francés y defendió que la misión no estaba estancada, pero que los aliados europeos podrían hacer más por ayudar. 

"Europa no es inmune a estas preocupaciones de seguridad, porque si las ramas del Estado Islámico y de Al Qaeda se establecieran de manera sostenible en el Sahel, esto plantearía un problema de seguridad para Europa en su conjunto", recordó.

Francia tiene unos 4.500 soldados desplegados en cinco países de la vasta región del Sahel para ayudar en la lucha contra los grupos yihadistas.
Francia tiene unos 4.500 soldados desplegados en cinco países de la vasta región del Sahel para ayudar en la lucha contra los grupos yihadistas. AFP

Y es que los extremistas, ligados a Al Qaeda y al grupo Estado Islámico han fortalecido su presencia en la región, tomando territorios y extendiendo violencia étnica principalmente en Mali y en Burkina Faso. En esa ola de terror, más de 200 soldados y miembros de las fuerzas de paz internacionales fueron asesinados desde septiembre y solo en tierras malienses.

A pesar de la existencia de una fuerza regional separada, el G5 Sahel, que se armó con soldados de Mali, Níger, Burkina Faso, Chad y Mauritania sigue sin fondos y frenado por mala coordinación aún hoy, tres años después de su lanzamiento.

También está en la región la misión de mantenimiento de la paz Minusma de las Naciones Unidas, una fuerza que llegó a Mali en 2013 e incluye a unos 15.000 soldados y policías.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.