Saltar al contenido principal

Colombia: organizadores del paro se levantan de la mesa de diálogo y convocan a una nueva huelga

Representantes del Comité Nacional del Paro se levantaron este martes de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque, tras exigir que converse sólo con ellos y convocaron para el miércoles una nueva jornada de "paro nacional" contra la política económica y social del Gobierno. En Bogotá, Colombia, el 26 de noviembre de 2019.
Representantes del Comité Nacional del Paro se levantaron este martes de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque, tras exigir que converse sólo con ellos y convocaron para el miércoles una nueva jornada de "paro nacional" contra la política económica y social del Gobierno. En Bogotá, Colombia, el 26 de noviembre de 2019. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Luego de reunirse con el presidente, Iván Duque, este 26 de noviembre, el Comité Nacional del Paro se retiró de las conversaciones, tras no aceptar que empresarios, gremios y entres de control formen parte de la negociación.

Anuncios

Colombia entró este miércoles en su sexto día consecutivo de protestas. Las movilizaciones aumentan mientras los intentos del presidente Iván Duque por llegar a una conciliación parecen ser insuficientes.

Este 26 de noviembre, el mandatario y representantes del Comité Nacional del Paro, que convocó a la huelga el pasado 21, y líderes de otras organizaciones sindicales, sociales, estudiantiles, indígenas, ecológicas y ambientalistas se reunieron en la Casa de Nariño, en lo que se creía, sería el primer paso de acercamiento para discutir sobre las inconformidades sociales en las que se centran las protestas.

"La conversación que queremos abrir es para que todos tengamos espacio de diálogo, y poder construir desde ahí", aseguró el jefe de Estado poco antes de iniciar el encuentro.

Por su parte, el Comité emitió un comunicado en el que señaló que exigiría "una negociación permanente" con Duque.

Pero el encuentro duró sólo unas horas. Quedó suspendido luego de que fuera planteada la presencia de entes de control como la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Contraloría, propuesta que fue rechazada por los representantes de la huelga. Poco después sus líderes sindicales y sociales convocaron a un nuevo paro nacional para este miércoles, 27 de noviembre.

"Vamos a realizar otro paro nacional en todo el país junto a grandes jornadas de movilización para reclamarle al Gobierno que negocie el 'paquetazo' que nosotros hemos señalado como las causas que han prendido esta protesta social", afirmó Elías Fonseca, miembro del comité ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

Colombia vive días de tensión mientras registra cientos de protestas, en su mayoría pacíficas, con algunos focos de violencia por enfrentamientos entre la fuerza pública y manifestantes y saqueos, en medio de demandas sociales acumuladas por décadas como mayores accesos a educación, salud, salarios y pensión. Además de reclamos concretos contra el actual Gobierno de Duque, en el poder desde agosto de 2018, como la detención de muertes de líderes sociales, la eliminación del fracking y el retiro de probables reformas laborales y pensionales.

¿Cuáles son las propuestas de los organizadores del paro y del Gobierno?
 

Un grupo de personas participa en las manifestaciones antigubernamentales, en Bogotá, Colombia, el 26 de noviembre de 2019.
Un grupo de personas participa en las manifestaciones antigubernamentales, en Bogotá, Colombia, el 26 de noviembre de 2019. REUTERS/Carlos Jasso

El Comité Nacional del Paro presentó un total de 13 propuestas al Gobierno, entre las que se destacan la disolución del Escuadrón Movil Antidisturbios (ESMAD) y la depuración de la policía, la solicitud de que el Gobierno se abstenga de tramitar una reforma pensional, el retiro de un proyecto de ley de reforma tributaria del Congreso y la exigencia para derogar el decreto del Grupo Bicentenario, un holding financiero, con un valor patrimonial de 4.632 millones de dólares, que estará conformado por algunas empresas en las que la nación tiene participación. Según el Gobierno, busca mejorar la administración de los activos del Estado. Pero sus detractores aseguran que el sistema recorta la estabilidad reforzada de los trabajadores colombianos.

Asimismo, el Comité exige que se rechace la reforma fiscal, que incluye un recorte de aranceles a las empresas. Poco después de la reunión de este martes, Duque dijo que la propuesta será modificada para devolver el impuesto al valor agregado (IVA) al 20% más pobre de los colombianos y reducir las contribuciones a la atención médica por parte de los pensionistas con salario mínimo, la mitad de la población jubilada, del 12% al 4% en tres años. También anunció que habrá tres días al año sin IVA. Las propuestas costarán alrededor de 931 millones de dólares, según el gobierno.

 

Otra de las medidas polémicas que los partidarios de la huelga piden eliminar es la propuesta de una reforma laboral.

Duque niega apoyar planes laborales y económicos, que según dice, están basados en rumores que han alentado la ira de miles de manifestantes y ha asegurado que no existe un proyecto “lesivo” para los intereses de los ciudadanos.

Sin embargo, sus detractores le sacan en cara lo expresado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, que le pidió al Gobierno activar, mediante un decreto, el pago del 75 % del salario mínimo para jóvenes menores de 25 años. Además del proyecto que radicó su partido político, el Centro Democrático, que busca contratación y cotización de seguridad social por horas, algo que haría aún más difícil el acceso a una pensión para millones de colombianos.

Este martes, justo horas después de que el Comité anunciara un nuevo paro nacional, el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien radicó el proyecto de ley, anunció que eliminarán el artículo que permitía la celebración de contratos de trabajo por horas, días y semanas para jóvenes y adultos mayores.

Tras entregar las peticiones al presidente colombiano, los organizadores de la huelga afirmaron que están a la espera de la respuesta del Gobierno y que sólo abordarían los temas con el mandatario.
 

Violencia entre la fuerza pública y manifestantes

Los líderes de la protesta también exigen la disolución del Esmad, Escuadrón Movil Antidisturbios, de la Policía de Colombia, pues lo señalan de utilizar la violencia para dispersar las protestas. Esta exigencia ha tomado vuelo tras el fallecimiento del estudiante de 18 años, Dilan Cruz, quien murió luego de ser impactado en la cabeza por un objeto lanzado desde corta distancia por un miembro de dicho escuadrón, cuando participaba en una protesta en el centro de Bogotá, el pasado sábado 23 de noviembre.

Una mujer sostiene un cartel en apoyo a Dilan Cruz, el estudiante que murió, tras ser impactado por una granada de gases lacrimógenos. En Bogotá, Colombia, el 26 d enoviembre de 2019.
Una mujer sostiene un cartel en apoyo a Dilan Cruz, el estudiante que murió, tras ser impactado por una granada de gases lacrimógenos. En Bogotá, Colombia, el 26 d enoviembre de 2019. REUTERS/Luisa González

“Lamentamos la muerte de este muchacho en las últimas horas y creemos que las autoridades judiciales tienen una importante responsabilidad, esperamos que la Fiscalía investigue este caso a fondo y se sancione a los responsables de este homicidio”, aseguró a France24 el director de la división de las Américas, José Miguel Vivanco.

Aunque la mayoría de las protestas han sido pacíficas, la violencia por parte de algunos manifestantes también ha dejado lesionados entre los miembros de la fuerza pública.

Un manifestante lanza piedras durante una protesta, en Bogotá, Colombia, el 21 de noviembre de 2019.
Un manifestante lanza piedras durante una protesta, en Bogotá, Colombia, el 21 de noviembre de 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

De acuerdo con las autoridades, alrededor de 300 oficiales de policía han resultado heridos como consecuencia de los desmanes, incluido un agente identificado como Walfran Enrique Narváez, de 27 años, quien perdió un ojo tras ser impactado por una piedra que, asegura, le lanzó un manifestante.

“Como a ustedes los esperan en sus casas, a nosotros también porque somos de carne y hueso; tenemos hijos y eso es lo que queremos que piensen antes de agredir a alguien”, aseguró el uniformado a la prensa local en el hospital donde se encuentra internado.

Por ahora no está previsto el cese de las protestas. Por el contrario, el Comité Nacional del Paro (CNP) hizo un llamado a intensificar las protestas y las movilizaciones "con mayor intensidad" este miércoles 27 de noviembre. Los opositores al gobierno señalan que continuarán en las calles hasta lograr soluciones concretas a sus demandas, mientras las autoridades continúan multiplicando los llamados a la calma.

France 24 con Reuters y EFE



 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.