Saltar al contenido principal

Los agricultores franceses protestan contra las reformas agrarias de Emmanuel Macron

Los agricultores franceses bloquean la carretera de circunvalación con sus tractores en París, mientras se reúnen en la capital francesa para protestar contra los bajos ingresos agrícolas y las crecientes críticas a las prácticas agrícolas, Francia, 27 de noviembre de 2019.
Los agricultores franceses bloquean la carretera de circunvalación con sus tractores en París, mientras se reúnen en la capital francesa para protestar contra los bajos ingresos agrícolas y las crecientes críticas a las prácticas agrícolas, Francia, 27 de noviembre de 2019. Pascal Rossignol / Reuters

Cientos de agricultores han marchado en sus tractores hacia París para exigir diálogo con el presidente de la República debido a la eliminación para 2021 del herbicida glifosato y al tratado de comercio con el Mercosur y Canadá, que hará que aumenten las importaciones.

Anuncios

El sector agrícola está en pie de guerra contra el Ejecutivo de París. Una marcha multitudinaria, organizada por los dos principales sindicatos agrarios del país ha llevado a cientos de agricultores a París con sus tractores. Una vez en la capital, las principales rutas de acceso han sido cortadas, provocando atascos kilométricos con la intención de presionar a Macron para negociar.

Los agricultores franceses consideran que las políticas del Gobierno de Macron amenazan su forma principal de vida. Durante estas semanas, el presidente intentó apaciguar los ánimos de los trabajadores al anunciar medidas como una repartición más justa de las ganancias de sus productos. Pero es insuficiente para los colectivos.

Procedentes del norte y del sur, ciento de tractores cortaron las principales rutas de acceso a la capital, arrojaron heno en los Campos Elíseos con la intención de paralizar el comercio y el turismo en la zona. La protesta fue similar a un bloqueo llevado a cabo por agricultores irlandeses en Dublín el miércoles, aunque los dos eventos no fueron coordinados.

El ministro de Agricultura, Didier Guillaume, defendió el historial del Gobierno y dijo que la ley ayudaría una vez que tuviera más tiempo para tener un impacto. Además, aseguró que los habitantes de la ciudad y los ambientalistas deberían dejar de denigrar a los agricultores.

Su gobierno anunció la semana pasada financiamiento de emergencia en un intento fallido de evitar más huelgas y esta semana se ha visto encerrado en negociaciones con los sindicatos sobre la reforma de las pensiones antes de las huelgas de transporte a nivel nacional el 5 de diciembre. Esto supone una crisis sin precedentes, con varios frentes abiertos, dentro de la primera legislatura Macron. 
 

Agricultores indignados ante su supuesta criminalización

Los ataques a granjas ganaderas y carnicerías por parte de activistas veganos han causado una indignación particular. Mientras tanto, las tensiones con las asociaciones ambientales se han profundizado en medio de debates sobre la prohibición del glifosato y la restricción del uso de pesticidas cerca de las áreas residenciales.

Los agricultores franceses bloquean la carretera de circunvalación con sus tractores en París, mientras se reúnen en la capital francesa para protestar contra los bajos ingresos agrícolas y las crecientes críticas a las prácticas agrícolas. El lema dice "Salva a tu granjero, piensa en tus hijos". 27 de noviembre de 2019.
Los agricultores franceses bloquean la carretera de circunvalación con sus tractores en París, mientras se reúnen en la capital francesa para protestar contra los bajos ingresos agrícolas y las crecientes críticas a las prácticas agrícolas. El lema dice "Salva a tu granjero, piensa en tus hijos". 27 de noviembre de 2019. Pascal Rossignol / Reuters

Esta situación beneficia a los intereses de la ultraderecha francesa, liderada por el Frente Nacional de Marine Le Pen, que defiende la protección de los intereses económicos de los agricultores por medio del proteccionismo.
El resentimiento entre los agricultores ha ido creciendo en lo que llaman "agresión", o las críticas a la agricultura sobre cuestiones que van desde el uso de pesticidas hasta el bienestar de los animales.

"Somos los nuevos chivos expiatorios. Tan pronto como algo sale mal, es culpa de los agricultores", dijo a Reuters Jean-Yves Bricourt, líder del sindicato principal de FNSEA en el departamento administrativo de Aisne. "Nos tratan como criminales".

Los agricultores culpan ampliamente a Macron por apresurarse a prohibir los herbicidas para 2021, yendo más allá de la política actual de la Unión Europea, aunque el gobierno ha prometido exenciones para las granjas que no tienen una alternativa viable.

Macron también ha estado bajo presión de los agricultores sobre los acuerdos comerciales de la UE con Canadá y el bloque Mercosur de países sudamericanos, que según los grupos agrícolas marcarán el comienzo de las importaciones de productos agrícolas más baratos producidos con estándares más bajos.

Francia es el mayor productor agrícola de la Unión Europea y el mayor beneficiario de la Unión de ayudas de este tipo. Los agricultores históricamente han estado muy sindicados en el país y han protestado de forma masiva ante cada cambio impuesto desde Bruselas, llegando a retrasar la entrada de España en la Unión en los 80 o boicoteando los productos extranjeros.
 

Con Reuters y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.