Saltar al contenido principal

Sorpresa y amargura en Rusia frente a la amenaza de una suspensión internacional

Anuncios

Moscú (AFP)

"Injusto", "triste", "sorpresa"... el mundo deportivo ruso se despertó este martes atónito y con amargura tras la recomendación el lunes de un comité independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que abre la vía a una suspensión del país para los próximos Juegos Olímpicos, por sospechas de falsificación de datos.

Si el comité ejecutivo de la AMA, que debe reunirse el 9 de diciembre en París, confirma la larga lista de medidas que le han sido recomendadas por su comité de revisión de conformidad (CRC), Rusia será pura y simplemente suspendida del deporte internacional durante cuatro años, con su exclusión de las competiciones, entre ellas los Juegos Olímpicos.

Sin esperar esta reunión, el Comité Olímpico Internacional (COI) indicó que "apoyará las sanciones más severas" tomadas contra "todos los responsables de esta manipulación flagrante contra la credibilidad del deporte".

El ministro ruso de Deportes, Pavel Kolobkov, repitió que Rusia había "cumplido honestamente sus obligaciones" y aseguró que es "prematuro decir que todas las recomendaciones del CRC serán aplicadas".

Federaciones y responsables deportivos rusos mostraban emoción y prudencia el martes, algunos llamando a esperar la fecha fatídica del 9 de diciembre, otros dejando estallar su ira.

"La noticia es simplemente chocante", reaccionó la directora de la federación de patinaje, Varvara Barycheva.

La federación de boxeo denunció una recomendación "muy injusta. Es como si tuvieran cuentas que saldar. ¿Cómo puede usted privar de competición a un país que tiene un rol importante en el desarrollo del deporte mundial?", declaró su secretario general, Oumar Kremlev.

El luchador Mikhail Mamiachvili y la célebre entrenadora de patinaje artístico Tatiana Tarassova lamentaron en declaraciones a la AFP que "deportistas absolutamente inocentes" puedan ser dejados sin competiciones internacionales.

"La enfermedad alcanzó un estado terminal", escribe el redactor jefe del principal diario deportivo ruso, Sovetskii Sport, acusando a los políticos rusos de haber "lanzado a nuestro deporte a un foso".

- Deportistas "rehenes" -

El patrón de la Agencia Antidopaje Rusa (Rusada), Yuri Ganus, espera que la AMA siga las recomendaciones y suspenda a Rusia: "Es la realidad. Por cuatro años más, caemos en una nueva crisis antidopaje", declaró a la AFP.

Ganus acusó a los responsables deportivos rusos de haber convertido a deportistas nacionales en sus "rehenes" y exhortó al presidente Vladimir Putin a tomar "parte activa" en la puesta en marcha de una nueva directiva deportiva.

Los abogados del antiguo director del laboratorio de Moscú, Grigory Rodchenkov, exiliado en Estados Unidos, señalaron que el COI debe ser intransigente.

"La AMA debería ser aplaudida por revelar el último crimen de Rusia, pero si el COI y el deporte internacional le dan a Rusia otro pase libre, otros países simplemente seguirán sus pasos", escribieron en un comunicado Jim Walden y Avni Patel.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, dijo ver una dimensión política en la recomendación del CRC y una voluntad de colocar a Moscú "en una posición defensiva, acusada de todo y en todos los sitios".

Para el CRC, el castigo planteado está a la altura "de un caso extremadamente grave", debido sobre todo a la desaparición de "centenares" de resultados de controles antidopaje sospechosos entre los ficheros que Moscú había entregado a la AMA a principios de año.

La entrega de estos datos era una condición fijada por la AMA para levantar precedentes sanciones contra la Rusada, en el centro de un sistema de dopaje institucional entre 2011 y 2015, que fue el origen de un vasto escándalo.

De golpe, un castigo fuerte es preconizado: durante cuatro años, ningún dirigente ruso, ni la bandera del país, ni su himno tendrán derecho de estar en los Juegos Olímpicos (de verano, de invierno, de la juventud o paralímpicos).

Deportistas que han mostrado "que no están implicados de ninguna manera" en los casos de dopaje serán admitidos en las competiciones, con bandera neutral, como fue el caso en los Juegos de Invierno de 2018 en Pyeongchang o en las competiciones internacionales de atletismo desde 2015.

Pero el presidente de la Agencia antidopaje estadounidense (Usada), Travis Tygart, fue más lejos este martes, al afirmar que los deportistas rusos no deberían participar ni siquiera en calidad de independiente en los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

Rusia, que ha hecho del deporte una herramienta de su potencia en la escena internacional, no estaría tampoco autorizada a presentar su candidatura en la atribución de eventos deportivos internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos.

Interrogada por la AFP, sobre una eventual exclusión de Rusia en la Eurocopa-2020, incluidos cuatro partidos que tendrán lugar en San Petersburgo, la UEFA respondió que "no hay comentarios al respecto en este momento", pero un responsable de la AMA aseguró a la AFP que la competición no estaba concernida por las sanciones recomendadas.

Vladimir Putin se reunirá el miércoles en San Petersburgo con el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

Queda por saber si el comité ejecutivo de la AMA, compuesto a partes iguales por representantes del movimiento olímpico y de los gobiernos, irá tan lejos. En todo caso, corresponderá al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) pronunciarse al respecto en último recurso.

burs-pop/psr/pm/iga

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.