Saltar al contenido principal

Caravana de madres de migrantes desaparecidos llegó a Ciudad de México

Madres centroamericanas portan fotografías de sus hijos migrantes desaparecidos durante una marcha este martes en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, en el estado de Chiapas (México).
Madres centroamericanas portan fotografías de sus hijos migrantes desaparecidos durante una marcha este martes en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, en el estado de Chiapas (México). Carlos López / EFE

Más de 40 mujeres centroamericanas llevan casi dos semanas recorriendo México con fotografías de sus hijos colgadas al cuello para tratar de localizarlos. Algunos llevan años en paradero desconocido desde que decidieron partir desde sus hogares hacia Estados Unidos.

Anuncios

Las madres de migrantes desaparecidos llegaron a Ciudad México en busca de respuestas. Este tortuoso camino recorrido por más de 40 madres provenientes de países centroamericanos por México se realiza cada año desde hace ya 15 con el objetivo de obtener respuestas sobre el paradero de sus hijos, que desaparecieron durante su travesía hacia Estados Unidos.

Esta caravana de madres permanecerá en la capital de país durante tres días. Las mujeres tratan de enviar un contundente mensaje a los gobiernos que prohíben o dificultan el tránsito de personas, a los que acusan de la situación en la que pueden estar sus hijos.

Estos jóvenes en muchas ocasiones se ven obligados a recurrir a mafias o cárteles para facilitar su tránsito y eso les lleva a caer en situaciones extremas o incluso la muerte.

Su llegada al país por la frontera sur se produjo el 20 de noviembre y desde entonces han recorrido varios estados con el objetivo de encontrar respuestas. En todo momento han sido asistidas por funcionarios del Estado mexicano en materia de orientación, psicológica y de coordinación. Además, cuentan con el apoyo de organizaciones civiles locales e internacionales y también por el Movimiento de Migrantes Mesoamericano (MMM).

Desde su entrada por la población de San Cristóbal de las Casas, las madres han cantado consignas como "hijo escucha tu madre está en la lucha, quiero que sepas que te busco" y con el objetivo de reclamar la atención de la ciudadanía de las poblaciones que visitaban instalaron santuarios con fotos y pancartas en las principales plazas.

Tras esta parada en la capital, donde esperan ser recibidas por alguna autoridad, las mujeres seguirán el rastro de sus hijos y familiares hacia el norte hasta llegar a la frontera con Estados Unidos. En los rincones de las ciudades, donde teóricamente sus familiares pudieron pasar, hay lugares de alta peligrosidad y con presencia de la delincuencia organizada.

Para ello buscan en cárceles, en centros nocturnos, en albergues, morgues y en las plazas, en todos los sitios piden la ayuda de los pobladores y del Gobierno mexicano para dar con pistas de sus hijos.

Yolanda Ramírez, nativa de El Salvador, busca a su hija Ana María Ramírez de quien no sabe nada desde hace 14 años. Con lágrimas en los ojos dice a EFE tener fe que este año sabrá de ella. "Me duele y a la vez le pido a Dios que le dé fuerza. Yo sueño que mi hija vive, que la veo con un niño que me llama 'mamá aquí estoy', sueño que está viva", relata la mujer.

Un viaje peligroso que puede llevar a la muerte 

La travesía hacia Estados Unidos por México es muy complicada debido a la peligrosidad del recorrido. Aunque algunas madres no pierden la esperanza por encontrar a sus hijos con vida, si no fuese posible, pretender llevar los restos a su hogar de nuevo para enterrarlos. 

n medio de una crisis migratoria en la frontera de México con Guatemala, la Caravana de Madres Centroamericana de Migrantes Desaparecidos llegó este martes para buscar a sus familiares y reclamar justicia al Gobierno de este país.
n medio de una crisis migratoria en la frontera de México con Guatemala, la Caravana de Madres Centroamericana de Migrantes Desaparecidos llegó este martes para buscar a sus familiares y reclamar justicia al Gobierno de este país. Carlos López / EFE

Algunos de los estados del periplo de estas madres son Tabasco, Veracruz, Puebla y Oaxaca, zonas seriamente azotadas por narcotráfico y la corrupción donde es difícil encontrar ayuda incluso de las propias autoridades. 

Su labor de búsqueda es realmente compleja. Durante estos 15 años, se han encontrado, con la ayuda de asociaciones, a 310 migrantes desaparecidos.

Con EFE 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.