Saltar al contenido principal

Fiscalía francesa no pidió condena para cardenal acusado de encubrir abusos sexuales

El cardenal Philippe Barbarin llegó el jueves 28 de noviembre de 2019 a la corte de Lyon, Francia, como parte del proceso en el que se le acusa de encubrir casos de abuso sexual por parte de un sacerdote de su diócesis.
El cardenal Philippe Barbarin llegó el jueves 28 de noviembre de 2019 a la corte de Lyon, Francia, como parte del proceso en el que se le acusa de encubrir casos de abuso sexual por parte de un sacerdote de su diócesis. Olivier Chassigniole / Reuters

La audiencia de apelación contra el arzobispo de Lyon terminó este viernes 29 de noviembre con la solicitud de absolución por parte del Ministerio Público. En primera instancia, Philippe Barbarin había sido condenado a seis meses de prisión.

Anuncios

Para Joël Sollier, representante del Ministerio Público, la Justicia francesa no puede "hacer del simbolismo su principio de acción, ni su objetivo último". El fiscal pidió así que no se castigue al cardenal Philippe Barbarin para responder a la indignación que ha rodeado a este mediático caso.

El cardenal Barbarin fue condenado a seis meses de prisión el pasado 7 marzo por encubrir los casos de abuso sexual cometidos por el padre Bernard Preynat. La causa inició en febrero de 2016, cuando las víctimas de Preynat denunciaron al cura católico, al arzobispo y a otros miembros de la diócesis. 

Bernard Preynat reconoció haber abusado sexualmente de menores scouts entre los años 70 y 90. Algunas de las acusaciones de encubrimiento contra otros miembros de la Iglesia no prosperaron porque estaban por fuera del estatuto de limitaciones y solo se inició un proceso contra Barbarin, a quien se acusa de encubrir los casos de abuso.

Barbarin: "No puedo ver claramente de qué soy culpable" 

Luego de la sentencia que condenó a Barbarin en marzo "por no denunciar la violencia sexual en contra de menores", el cardenal presentó su renuncia al Vaticano. Pero el papa Francisco se negó a aceptar la dimisión hasta que culminara el proceso de apelación.

En la audiencia de esta semana, Barbarin explicó los motivos por los cuales presentó el recurso: "No puedo ver claramente de qué soy culpable", dijo a la corte el arzobispo de 69 años.

El cardenal Philippe Barbarin durante su juicio en una corte de Lyon el 7 de enero de 2019.
El cardenal Philippe Barbarin durante su juicio en una corte de Lyon el 7 de enero de 2019. Emmanuel Foudrot / Reuters
La audiencia llega en un momento de creciente escrutinio a la Iglesia católica por las denuncias de encubrimiento de los casos de abuso sexual de sus sacerdotes y autoridades religiosas. En 2014, Alexandre Hezez relató al arzobispo Barbarin el sufrimiento que había padecido cuando fue víctima de abuso sexual por parte del padre Bernard Preynat en un campamento de boy scouts en los 80. 

Este viernes, Barbarin dijo a la corte que siguió las instrucciones del Vaticano luego de la conversación con Hezez y sugirió que no podría haber hecho más. "Estaba seguro que iniciaría una investigación (...) fui ingenuo", dijo Hezez en la audiencia.

El juicio del cardenal Barbarin golpea a las víctimas

En 2010, cuando Preynat le había confesado sus acciones, Barbarin no actuó. Su silencio favorecía el límite de la prescripción, que era de tres años. Luego vino la conversación de 2014 con Hezez, frente a la cual Barbarin siguió respaldando a Preynat.

En marzo, la Corte de Lyon determinó la culpabilidad de Barbarin por estos dos episodios y determinó que "al querer evitar el escándalo causado por los hechos de múltiples abusos sexuales cometidos por un cura… prefirió tomar el riesgo de prevenir el descubrimiento por parte del sistema judicial de muchas víctimas de abuso sexual y prohibir la expresión de su dolor". 

Bernard Preynat fue trasladado a otra parroquia y continuó trabajando con niños hasta su retiro en 2015. Se estima que el cura católico abusó sexualmente de al menos 85 menores.

En julio, la Iglesia Católica Francesa señaló a Preynat de ser culpable de abusar sexualmente de múltiples scouts durante varios años y lo excomulgó. El juicio de Preynat por abuso sexual de menores será en enero.  

Al final de ese mes, el 30 de enero, la corte de apelaciones de Lyon también emitirá el fallo sobre el proceso de Barbarin, quien esta semana, al salir de la audiencia, declaró: "Me siento aliviado, me someto a la decisión de la Justicia”. 

Algunos líderes católicos han sido críticos sobre el papel de Barbarin y la Iglesia frente a este caso. Así lo expresó un sacerdote de la diócesis de Vannes, en Francia: "Yo que soy cura no comprendo que el alto clérigo de la iglesia a la que pertenezco no se mueva más para luchar contra la pedofilia".

El representante del Ministerio Público, por su parte, dice que hacen falta elementos para condenar al arzobispo. "Es difícil estimar que el cardenal Barbarin tenía la voluntad o la conciencia de obstaculizar a la justicia", afirmó Joël Sollier.

Este jueves, como parte de la audiencia, también se dirigió a la corte Francois Devaux, quien fundó un grupo llamado Parole Libérée, que ha apoyado a las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes para que denuncien sus casos. Devaux habló de su decepción.

El líder de las víctimas recordó el caso de la Iglesia católica en Boston, Estados Unidos, donde se determinó que altos oficiales religiosos habían encubierto múltiples casos de abuso sexual por parte de sus sacerdotes. "Estaba convencido de que la Iglesia había cambiado", dijo Devaux, "pero este no fue el caso". 

Con AP y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.