Saltar al contenido principal

Inseguridad, estancamiento económico y apoyos sociales marcan el primer año de AMLO

Andrés Manuel López Obrador cumple un año en el Gobierno de México en medio de una fuerte polarización social y una alta criminalidad. Foto en el Palacio Nacional de México el 13 de noviembre de 2019.
Andrés Manuel López Obrador cumple un año en el Gobierno de México en medio de una fuerte polarización social y una alta criminalidad. Foto en el Palacio Nacional de México el 13 de noviembre de 2019. Edgard Garrido / Reuters

En medio de una fuerte polarización social y con altos niveles de popularidad, Andrés Manuel López Obrador cumple un año en la Presidencia de México. Una violencia que no cede y una economía estancada, junto a un amplio despliegue de programas sociales, subsidios a la población desfavorecida y aumento del salario mínimo son algunas de las variables más destacadas de estos 12 primeros meses. 

Anuncios

La sociedad mexicana vive una innegable polarización. No solo se ve en las redes sociales, donde basta echarse un clavado para percibir esta división entre quienes defienden a la autonombrada Cuarta Transformación (etiquetados como “chairos”) y quienes la critican (señalados de “fifís”, conservadores). Para Patricia Cruz, ejecutiva de cuenta en una empresa de relaciones públicas, en este primer año “por fin se puso un alto a las injusticias del poder. Por primera vez nadie puede ganar más que el presidente y se acabaron los bonos y sueldos estratosféricos de los funcionarios de gobierno, no más despilfarro de recursos públicos”.

Javier Guzmán tiene 63 años y por dos décadas fue responsable de la seguridad privada en una compañía televisora. Califica este primer año como “pésimo”, pues señala que “traía buenas ideas”, pero lo que se ha visto hasta ahora no va bien. “En materia económica estamos estancados, pero en seguridad es preocupante el panorama. Yo he hablado con gente del Ejército y hay malestar interno, porque no hay estrategia. Tú ve cómo han caído los decomisos de droga, por ejemplo, mientras que la violencia está imparable”.

Esta pugna, ideológica y anímica, se percibe también en las charlas de café, en las reuniones familiares, en los centros de trabajo. De entre las muchas aristas que hay para dibujar el panorama a un año de la llegada al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la de la confrontación es quizá la más palpable.

“Yo no estoy ni a favor ni en contra de AMLO, pero sí creo que hay decisiones en las que se está equivocando”. Es lo que afirma Raúl Gutiérrez, un contador público. "Por ejemplo, la ley contra la evasión fiscal, esta que considera a este delito como ‘crimen organizado’. Lo que hay detrás es que el SAT (Servicio de Administración Tributaria) va a estar persiguiendo a los contribuyentes”.

Pero hay otros que aplauden las políticas sociales del mandatario. Es el caso de Jorge Burgos, pensionado de 73 años de la oficina de tránsito municipal. Más allá de que López Obrador es su paisano, considera que no se equivocó al haber votado por él. “Mira, yo recibo cada dos meses, además de mi jubilación, el apoyo económico que ‘El Peje’ da a los adultos mayores. Y ahora esa ayuda se incrementó, de ahí me sale para mis medicinas y para estar tranquilo. De no ser por esa política de apoyo social, ¿Quién iba a darte nada?”.

Una enemistad que en buena medida ha sido propiciada desde Palacio Nacional a lo largo de este primer año, en las conferencias de prensa que de lunes a viernes da el presidente de la república por las mañanas. Una estrategia de comunicación que él califica de “diálogo circular” pero que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha catalogado como propaganda gubernamental.

Desde ese espacio ha incurrido no una ni dos, sino varias veces en descalificativos hacia los analistas, periodistas y activistas que han cuestionado sus políticas. Es de la voz del presidente que han surgido las etiquetas de ‘fifí’, conservador, o ‘machuchón’ -una palabra que usa para referirse a los poderosos-, entre otros.

La familia LeBarón, víctima de una masacre, en el centro de la polémica

Uno de los episodios más duros de esta evidente confrontación se vive justo en la víspera del primer aniversario, este primero de diciembre, del arribo de López Obrador al poder. A raíz de la carta que integrantes de la familia LeBarón enviaron al presidente Donald Trump requiriendo su apoyo tras la masacre de la que fueron víctimas tres mujeres y nueve niños de esa comunidad mormona en Sonora, en Twitter se hizo viral el hashtag #LeBarónVendePatrias.

Ante lo que tuvo que salir el mandatario mexicano a exhortar a la calma. “Que nos respetemos, que no haya confrontación, que no haya insultos, tolerancia, que podamos exponer nuestras ideas sin faltarle el respeto al adversario, nada más eso, respeto”, conminó. 

En este contexto, el líder más visible de esta comunidad mormona de doble nacionalidad, mexicana y estadounidense, decidió movilizarse el día del primer aniversario del gobierno. “Soy Julián LeBarón, los invito a marchar con nosotros este domingo primero de diciembre para demostrar solidaridad con las familias de todos los mexicanos que han sido secuestrados, desaparecidos y asesinados a manos de criminales”, dijo en una grabación difundida en redes sociales.

A esta convocatoria de la sociedad civil se han sumado dirigentes políticos, como Marko Cortés, presidente del Partido Acción Nacional, de derecha, el de mayor peso en la oposición. Asimismo, el Partido de la Revolución Democrática, que se asume de izquierda y que hace año y medio acompañó al candidato presidencial panista.

Confrontación con otros poderes y órganos autónomos...

Otro terreno donde durante estos primeros 12 meses ha sido notoria esta tensión es en el de la relación del Poder Ejecutivo con sus contrapartes, el Legislativo y el Judicial, así como con los órganos autónomos.

El presidente se ha referido como “burocracia dorada”, “comparsas” del régimen de privilegios y “floreros” a instancias como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) o la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Los consejeros del INE han señalado públicamente que enfrentan una andanada, un intento de acotar sus facultades. Y en general, los miembros de estas organizaciones, así como algunos analistas políticos, han interpretado la postura del Ejecutivo como un intento de minar todo contrapeso al poder presidencial. Una medida para conseguir estos supuestos fines ha sido el recorte presupuestal y la obligación legal de que reduzcan sus salarios, sobre todo de jueces y magistrados, con el argumento fundamental de la austeridad republicana como regla de oro del ejercicio de la administración pública.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, escucha al ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, durante la conferencia de prensa diaria en el Palacio Nacional de la Ciudad de México. 12 de noviembre de 2019.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, escucha al ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, durante la conferencia de prensa diaria en el Palacio Nacional de la Ciudad de México. 12 de noviembre de 2019. Carlos Jasso / Reuters

… y arrolladora mayoría en el parlamento para aprobar proyectos

En ambas Cámaras, la de Diputados y la de Senadores, el partido del presidente, Morena, tiene una poderosa mayoría, con sus aliados PT, PES y Verde. Consiguió pasar el Presupuesto de Egresos para 2020, con una fuerte prioridad en el gasto para los programas sociales prioritarios de la llamada “Cuarta Transformación” o 4T que, pese a la fuerte oposición de los partidos minoritarios, quedó acorde con la propuesta del Ejecutivo.

También logró la elección (interpretada como una imposición por algunos) de la nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde, por deseo del Presidente, quedó Rosario Piedra Ibarra, una activista identificada plenamente con el poder y que incluso fue candidata y funcionaria del partido Morena, del que emana el gobierno al que se supone tiene que vigilar en su calidad de ombudsperson o defensora del pueblo.

El caso CNDH ha generado, hasta ahora, la mayor crisis y la más fuerte confrontación en el Senado de la República.

Seguridad, el gran reto

El ofrecimiento gubernamental de lograr un punto de inflexión y ver resultados en términos de seguridad en un lapso de 180 días no se cumplió. En mayo, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, pidió seis meses más y tampoco logró el objetivo.

De diciembre de 2018 (el primer mes del gobierno actual) a noviembre de 2019 han sido registradas 34.232 víctimas de homicidio y, de enero a octubre, fueron cometidos 24.489 homicidios dolosos.

Francisco Rivas, el director general del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, advierte en entrevista con France 24 que “2019 cierra como el año con la mayor tasa de homicidio doloso, de feminicidio, de trata de personas y de narcomenudeo”.

Rivas, también consultor para México del National Strategy Information Center, un centro de estudios conservador, considera que “esto es por la falta de políticas estratégicas adecuadas a lo largo del sexenio de Peña Nieto, pero también es a partir de decisiones equivocadas de la actual Administración: el desmantelamiento de la Policía Federal, los recortes presupuestales, el combate al robo de hidrocarburos sin una estrategia definida, y la ausencia de una estrategia sustentada en datos y que permita evaluar a través de indicadores la capacidad que está teniendo el Estado de actuar".

“Todo eso ha hecho que este año sea más complicado que el anterior”, detalla Rivas.

Además, agrega, “los diagnósticos de los que parten son equivocados, el actual Gobierno insiste en que la marginación e incluso el modelo económico neoliberal que imperó en los últimos 20 años es el factor determinante para la violencia. Una vez que decretaron el fin del modelo económico y echaron a andar una política robusta de transferencias económicas a grupos en situación vulnerable, y una vez que, aparentemente, decretaron el fin de la guerra contra las drogas, decían que la violencia iba a disminuir".

“Lo cierto es que no solo el homicidio y los delitos han aumentado, sino que ha aumentado el número de municipios que hoy se encuentran en un nivel de crisis. Si hace cuatro años eran menos de 1.300 los municipios que presentaban por lo menos un homicidio doloso, hoy son más de 1.500”.

En eso coincide Edna Jaime, directora general del think tank México Evalúa –dedicado al análisis y evaluación de políticas públicas–, al señalar que “el presidente piensa que transfiriendo subsidios a distintos grupos poblacionales va a tener un efecto de disuasión del delito. Ciertamente si estos programas funcionan, van a disminuir ciertos factores de riesgo, pero una política de prevención es algo muy diferente a lo que está haciendo el mandatario con sus programas sociales”.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (izq), apoyó la decisión Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán (der) de entregar su patrimonio a las comunidades indígenas en México.
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (izq), apoyó la decisión Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán (der) de entregar su patrimonio a las comunidades indígenas en México. Henry Romero / Reuters

Dos casos recientes marcaron el primer año de gobierno en términos de criminalidad: el fallido operativo de captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, el 17 de octubre. Y el asesinato de tres mujeres y nueve niños (entre ellos dos bebés) de las familias LeBarón y Langford, en Bavispe, Sonora, el 4 de noviembre. Hechos que el propio López Obrador calificó como de los momentos más difíciles de sus primeros meses al mando, junto con la explosión de un ducto clandestino de gasolina en Tlahuelipan, Hidalgo, el 18 de enero, que dejó como saldo 137 personas muertas.

Estabilidad financiera, austeridad y apoyos sociales, sus logros

El 28 de noviembre, el propio López Obrador mencionó en su conferencia mañanera los que él considera son sus principales logros de gobierno en este primer año. Resaltó los programas sociales para adultos mayores y menores en condiciones de pobreza, la disminución del gasto público, las finanzas públicas sanas, así como la estabilidad del peso.

“Imagínense lo que significa que en un año todos los adultos mayores de México tienen el derecho a una pensión, lo que representa para una familia humilde”, dijo en Palacio Nacional.

“Imaginen lo satisfactorio que es decir que, sin aumentar impuestos, sin 'gasolinazos', sin aumentar deuda, estamos financiando el desarrollo y que tenemos finanzas públicas sanas. Es todo un avance”, añadió.

Respecto a los programas sociales, Edna Jaime, de México Evalúa, señala que “ese es su gran proyecto y lo que se ve reflejado en el Presupuesto, ha hecho un esfuerzo monumental de reasignación de recursos para dar dinero a sus programas prioritarios que en su mayoría son transferencia de subsidios. Hay algunos que ven en ello una estrategia clientelar, de hacerse de apoyo político  y una vía para generar estructuras para el partido."

“Lo que está por verse es que estos programas sean exitosos en cerrar brechas de desigualdad, en el acceso a derechos y en la igualdad de oportunidades. En el primer año esos programas no tuvieron reglas de operación. Para el siguiente año, gracias a la presión que ejercimos algunos organismos, al menos 13 de esos importantes programas van a contar con reglas de operación. No es una garantía, pero por lo menos es un paso adelante para asegurar que estos recursos públicos se apliquen bien y para poder dar seguimiento a los mismos”.

Mejora en salario y cercanía con la gente

Para Viridiana Ríos, investigadora del Wilson Center en Washington, D.C. y doctora en gobierno de la Universidad de Harvard (donde es docente), otro de los aspectos positivos relevantes de la gestión de López Obrador es el incremento del salario mínimo, que aumentó en un 16% en todo el país y se duplicó en la zona de la frontera norte. “El incremento más importante que se ha tenido en los últimos 20 años. Eso era una deuda de hace décadas”.

Ríos apunta que otro aspecto benéfico es la Reforma Laboral que se concretó, la cual considera “histórica para México, pues trata de democratizar la asociación sindical, algo que no había ocurrido en México desde la Constitución de 1917 y que tiene la capacidad de cambiar la organización laboral tal cual la conocemos”.

Un punto más que se le reconoce al presidente es su cercanía con la gente, su permanente contacto con la población, que podría ser en buena medida factor clave para que a un año, mantenga altas percepciones positivas en las distintas encuestas. Su popularidad ronda los 60 puntos.

Desde el primero de diciembre de 2018 hasta el 28 de noviembre de 2019, López Obrador realizó al menos 159 giras en todo el país, siendo el Estado de México, Oaxaca y Veracruz las poblaciones que más frecuentó.

Es común verlo ataviado con collares de flores y guirnaldas que le colocan en comunidades indígenas marginadas. El presidente tiene actividades públicas los siete días de la semana, pues asegura que, como no se piensa reelegir por una cuestión de principios, debe hacer en un sexenio lo equivalente a 12 años de gobierno.

Economía, el talón de aquiles

Uno de los ámbitos con menos resultados positivos es, sin duda, la economía y así lo reflejan las cifras. El 25 de noviembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dio a conocer que, tras una revisión de sus cifras, se concluye que entre el cuarto trimestre de 2018 y el segundo de 2019 el Producto Interno Bruto registró caídas que implicaron una “recesión técnica”. En el tercer trimestre –apuntó el Inegi– la economía mexicana se encuentra estancada.

El acumulado a nueve meses del presente año confirma un estancamiento financiero, con un crecimiento nulo del 0%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento para México en 2019, de 0.4% a 0.0% y lo mantuvo en 1.3% para 2020.

A ello se suma que la mayoría de las calificadoras internacionales bajaron a mediados de año su nota para Petróleos Mexicanos, así como la calificación soberana para México por Pemex, como es el caso de Fitch.

“Que el país no haya crecido en los primeros nueve meses quiere decir que hay muchas reservas de inversionistas respecto de las acciones del presidente. Y sin crecimiento económico todo el proyecto tambalea. Sin crecimiento no hay empleo y no puede haber mejoría en bienestar”, advierte Edna Jaime.

Uno de los factores que tienen que ver con el estado actual de la economía, a juicio de analistas como Edna Jaime, también consejera ejecutiva del Foro de París sobre la Paz, global fellow del Wilson Center en Washington D.C, es que “aún antes de que tomara posesión, el presidente decidió cancelar el aeropuerto que se construía en Texcoco, y no calculó bien las consecuencias de esa medida". 

“Fue una decisión altamente costosa, no solamente en términos financieros sino porque mandó una señal a los inversionistas que los hizo replegarse, y apenas se está queriendo recomponer esa relación, pero ya tuvo un costo alto, el que los empresarios e inversionistas vean a México con cautela ha tenido repercusiones sustantivas”.

El AMLOFest y otros eventos, para celebrar el primer año en la presidencia

La manera en que López Obrador cerrará este primer año de gobierno es como más le gusta. Como se ve y se siente más fuerte: con un baño de pueblo.

Así lo hizo cuando se cumplió un año de su abrumador triunfo electoral, el 1 de julio pasado. Desde entonces ya hablaba de que ya se había erradicado la corrupción en las altas esferas del Gobierno. Decretó, desde entonces,  el fin del neoliberalismo, a su juicio el causante junto con la corrupción de todos los males del país. 

Ahora, días antes de este primer aniversario, López Obrador ha señalado que lo que le correspondía hacer para instaurar esta “Cuarta Transformación” o 4T era crear una nueva Constitución. Como la hubo en 1857 con la Reforma y como la hubo en 1917 tras la Revolución. 

Para no levantar polémica, no quiso convocar a un Congreso constituyente. Además, porque en los hechos, “ya podemos decir que hay una nueva Constitución, con las reformas que se han aprobado”, dijo López Obrador. 

Para presumir esos avances con sus seguidores es que encabezará el AMLOFest este primero de diciembre en la plaza principal del país. Una celebración que será amenizada nada menos que por la Sonora Santanera, entre otros grupos musicales. 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.