Saltar al contenido principal

Brasil: al menos nueve personas murieron por una estampida, en medio de un operativo policial

Un oficial de policía cerca de un sitio donde una pandilla armada tomó como rehenes a varias personas, después de un robo, en Campinas, cerca de Sao Paulo, Brasil, el 17 de octubre de 2019.
Un oficial de policía cerca de un sitio donde una pandilla armada tomó como rehenes a varias personas, después de un robo, en Campinas, cerca de Sao Paulo, Brasil, el 17 de octubre de 2019. Archivo-REUTERS/Rahel Patrasso

El hecho se produjo en la madrugada de este 1 de diciembre en Paraisópolis, Sao Paulo, durante una fiesta de funk a la que asistían alrededor de 5.000 personas.

Anuncios

Fue un hecho confuso que cobró la vida de varias personas, además de dejar siete heridos. De acuerdo con la policía, un grupo de uniformados seguía a dos presuntos delincuentes, que se transportaban en una motocicleta y desde donde propinaron disparos contra los agentes.

Posteriormente, los individuos se adentraron en Paraisópolis, una de las mayores favelas de Sao Paulo, e irrumpieron en una fiesta de funk, un baile popular entre las comunidades periféricas de Brasil. Hasta allí llegaron refuerzos policiales, pero los efectivos fueron recibidos con el lanzamiento de piedras y botellas. Las autoridades respondieron entonces con "municiones químicas" para "la dispersión y seguridad de los agentes", según el informe oficial de la policía.

Este enfrentamiento desató el pánico que terminó en una estampida, en la que decenas de personas cayeron al suelo y fueron pisoteadas.

El comisario de la policía Emiliano da Silva Neto declaró que las muertes son consecuencia de un "accidente" debido al "efecto manada" y subrayó que, por el momento, no ha sido "verificado ningún exceso" por parte de la policía.

Sin embargo, algunos testigos discrepan de la versión oficial y señalan que fueron emboscados por los uniformados sin que nadie hubiera disparado antes.

“Era una calle con dos o tres salidas que fueron cerradas. Dispararon con armas de fuego, no sólo con una bala de goma, y también con un spray de pimienta. Los jóvenes solo se estaban besando”, afirmó a la prensa local la madre de una joven de 17 años, que resultó herida.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, anunció una “investigación rigurosa”, para esclarecer las razones que provocaron la tragedia.
 

"Lamento profundamente las muertes en el baile funk en Paraisópolis esta noche. Le ordené al Secretario de Seguridad Pública, General Campos, una investigación rigurosa de los hechos para aclarar las circunstancias y las responsabilidades de este triste episodio", escribió el gobernador en su cuenta de Twitter.

En Brasil, las operaciones policiales contra la delincuencia son consideradas controversiales, en medio de denuncias de abuso policial por parte de organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch y Amnistía Internacional. Al mismo tiempo, expertos en seguridad señalan que décadas de negligencia estatal han permitido el aumento de bandas criminales, que incluso llegan a convertirse casi en gobiernos de facto en algunas zonas de ciudades como Sao Pulo y Río de Janeiro.

Con EFE

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.