Saltar al contenido principal

'Fuerza de Siberia': el gasoducto que eleva la cooperación entre Rusia y China

Un empleado revisa una válvula de gas en la estación de compresores Atamanskaya, parte del gasoducto Power Of Siberia de Gazprom, en las afueras de la ciudad de Svobodny, en el extremo oriental de la región de Amur, Rusia, el 29 de noviembre de 2019.
Un empleado revisa una válvula de gas en la estación de compresores Atamanskaya, parte del gasoducto Power Of Siberia de Gazprom, en las afueras de la ciudad de Svobodny, en el extremo oriental de la región de Amur, Rusia, el 29 de noviembre de 2019. Maxim Shemetov, Reuters

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, pusieron en funcionamiento el gasoducto 'Fuerza de Siberia' por donde la empresa rusa Gazprom suministrará a China más de un billón de metros cúbicos de gas natural en los próximos 30 años.

Anuncios

La puesta en marcha del gasoducto 'Fuerza de Siberia' eleva la cooperación energética entre Rusia y China a un nuevo nivel y acerca la meta que se han planteado Moscú y Beijing de alcanzar un intercambio comercial de 200.000 millones de dólares para 2024.

Según el presidente ruso, Vladimir Putin, el contrato firmado por los dos países en 2014 ha sido el mayor en la historia del sector gasístico nacional de su país. Además, destacó que se suministrarán a China más de un billón de metros cúbicos de gas por este nuevo gasoducto durante los próximos 30 años. 

El inicio de los flujos de gas a través del 'Fuerza de Siberia' refleja los intentos de Moscú de mirar hacia el este para tratar de mitigar el impacto de las sanciones económicas de occidente impuestas por la anexión de Crimea en 2014.

A través de una comunicación por videoconferencia, el presidente chino Xi Jingping le aseguró a su homólogo ruso que este proyecto es un "hito de cooperación bilateral" así como un ejemplo de profunda integración y mutuo beneficio. 

En el acto, los empleados de Gazprom y PetroChina, con uniformes azules y blancos para la compañía rusa y rojos para la compañía china, aparecieron en filas apretadas, quietos, antes de vitorear con una sola voz el lanzamiento oficial del tubo.

Se espera que el proyecto genere 400.000 millones de dólares para Rusia

Este evento se produce cuando Moscú espera lanzar otros dos proyectos importantes de energía: el gasoducto submarino Nord Steam 2 hacia Alemania y el Turk Stream hacia Turquía y el sur de Europa.

El nuevo gasoducto de 3.000 km de largo transportará gas desde los campos Chayandinskoye y Kovytka en el este de Siberia hasta Jilin y Liaoning en China. Un proyecto que se espera genere 400.000 millones de dólares para el Estado ruso.

Con la inyección se espera que los flujos de gas aumenten gradualmente a 38.000 millones de metros cúbicos por año en 2025; Lo que posiblemente convertiría a China en el segundo mayor cliente de gas de Rusia después de Alemania, que compró 58.000 millones de metros cúbicos de gas el año pasado.

Moscú comenzó a suministrar gas natural a Europa occidental y central en la década de 1950. El viejo continente ha sido durante mucho tiempo el principal consumidor de gas de Rusia, con un suministro anual total de alrededor de 200.000 millones de metros cúbicos.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.