Saltar al contenido principal

El tifón Kammuri azota Filipinas y causa las primeras muertes

Panorama de una zona devastada tras el paso del tifón Kammuri en la ciudad de Camalig, Filipinas, 3 de diciembre de 2019.
Panorama de una zona devastada tras el paso del tifón Kammuri en la ciudad de Camalig, Filipinas, 3 de diciembre de 2019. Nino Luces / Reuters

Los fuertes vientos provocaron estragos en algunas de las islas del país al superar los 200 km/h. Al menos tres personas han muerto mientras las evacuaciones se cuentan por miles.

Anuncios

El tifón Kammuri tocó tierra en Filipinas y causó graves daños este 3 de diciembre. Al menos tres personas han muerto por culpa de las inundaciones y los fuertes vientos, aunque la cifra podría aumentar según las fuentes locales.

Los vientos internos del tifón han registrado hasta 200 km/h, los cuales han paralizado el país.

El tifón atravesó, en primer momento, las islas centrales del archipiélago para luego entrar hacia la isla de Luzón, la más poblada del país y en la que se encuentra la ciudad de Manila. La dirección del tifón ahora es hacia el mar Meridional de China.

El mayor número de evacuados se produjo en la provincia de Sorgoson, el punto de entrada del tifón en la isla de Luzón, donde 55.000 personas en zonas expuestas al peligro buscaron cobijo en refugios temporales, según declaraciones del gobernador provincial Francis Escudero a la prensa local.

Estas evacuaciones preventivas han conseguido reducir el número de víctimas dada la magnitud de la tormenta, pero aun así un hombre murió después de ser electrocutado mientras intentaba arreglar su techo en la provincia de Camarines Sur, según un funcionario de defensa civil.

Respecto a las otras víctimas, las primeras informaciones apuntan a que podrían haber muerto por derrumbes de árboles y levantamientos de tejados que, fruto del viento, arrollaron a estas personas.

Los daños en los sistemas de transporte son aparatosos. La capital, Manila, se vio obligada a cerrar las cuatro terminales de su aeropuerto internacional, cancelando cientos de vuelos y dejando en tierra a más de 100.000 pasajeros.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

En el aeropuerto de la ciudad de Legazpi, en la provincia de Albay, la fuerte lluvia y el viento derribaron una parte del techo, dispersando las sillas en las áreas de llegada y salida y rompiendo algunos cristales.

Albay es una de las provincias en la región de Bicol que perdió energía eléctrica debido a la caída de postes y sus líneas de transmisión. Casi dos millones de personas fueron afectadas por los cortes de energía.

Un país superpoblado propenso a los desastres naturales

Filipinas es golpeada por unos 20 tifones y tormentas tropicales cada año y tiene frecuentes terremotos y erupciones volcánicas, lo que convierte al archipiélago, que cuenta con más de 100 millones de personas, en una de las naciones más propensas a desastres naturales en el mundo.

En Filipinas, evacuar aldeas y comunidades enteras y proporcionar suministros a un gran número de residentes acampados en escuelas y edificios gubernamentales utilizados como refugios de emergencia es común durante situaciones extremas en gran parte porque muchas comunidades, en su mayoría pobres, se encuentran en áreas propensas a este tipo de desastres.

Con AP, Reuters y EFE
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.