Saltar al contenido principal

ONU: 2019 cierra una década de "calor excepcional"

El hidrólogo Gedeón Groenewald toca el fondo de las grietas en la presa municipal en Reinet, Sudáfrica, el 14 de noviembre de 2019.
El hidrólogo Gedeón Groenewald toca el fondo de las grietas en la presa municipal en Reinet, Sudáfrica, el 14 de noviembre de 2019. Mike Hutchings / Reuters

El año no ha terminado, pero una cosa es segura: 2019 marca el cierre de una década de "calor excepcional", anuncia la Organización Meteorológica Mundial desde la COP25 en Madrid. El año 2019 podría ser incluso el segundo año más cálido de la historia.

Anuncios

El año 2019 marca el final de una década de "calor excepcional", según la Organización Meteorológica Mundial. Este récord se añade a una larga serie de malas noticias para el clima.

La semana pasada, Naciones Unidas anunció concentraciones récord de gases de efecto invernadero en la atmósfera en 2018, sin ninguna señal de desaceleración. Hoy, la ONU confirma que se perfila el peor escenario posible: aceleración del derretimiento del hielo, aumento del nivel del mar, acidificación de los océanos…

Durante los primeros diez meses del año, la temperatura media fue aproximadamente 1,1°C más alta que en el periodo preindustrial, es decir a mediados del siglo 19.

Siete millones de desplazados por el cambio climático

Otra cifra también muestra la magnitud del fenómeno: de los 10 millones de personas que fueron desplazadas entre enero y junio de 2019, siete millones lo fueron debido a fenómenos meteorológicos extremos como huracanes e inundaciones.

2019 es un año negro para el clima y probablemente no será el último. Al ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, vamos hacia un aumento de entre 3 y 5 grados a finales de siglo, muy lejos pues del objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 grado.

"Nuestra casa se quema y miramos hacia otro lado", había dicho el presidente francés ahora fallecido Jacques Chirac. Lo que Naciones Unidas dice hoy es que, además, estamos echando leña al fuego.

 

Con el corresponsal de RFI en Ginebra, Jérémie Lanche

Este artículo fue publicado originalmente por RFI 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.