Saltar al contenido principal
Aquí América

La Vieja Guardia de la Escuela de Samba Portela defiende la tradición con alegría y sabor

En Brasil, representantes de la tercera edad disfrutan la vida bailando samba.
En Brasil, representantes de la tercera edad disfrutan la vida bailando samba. France 24

En la Escuela de Samba Portela, una de las más antiguas y tradicionales de Brasil, los veteranos de la Vieja Guardia encaran la vejez con alegría y desparpajo.

Anuncios

En Brasil hay más de 30 millones de ancianos y se calcula que para 2060 uno de cada cuatro brasileños tendrá más de 65 años. El Estado de Río de Janeiro lidera las estadísticas nacionales en cuanto al número de mayores. Pero la edad avanzada no necesariamente es sinónimo de decadencia.

Cada domingo, organizan una fiesta en la sede de una escuela para confraternizar con música y danza. "El anciano que vive en este ambiente se mantiene activo durante todo el año. Es como hacer un tipo de ejercicio. No se queda en casa esperando que la muerte llegue. Se está divirtiendo, haciendo lo que le gusta y eso es muy saludable para todos", explica Aymoré Cândido de Azevedo, presidente de la Vieja Guardia de Portela.

Esta agremiación fue fundada en 1923 en Río de Janeiro y es una de las escuelas de samba más veteranas y queridas de Brasil. La Vieja Guardia de la Portela se encarga de mantener viva la memoria y el legado cultural del carnaval y la samba.

Es un trabajo colectivo realizado junto a las Viejas Guardias de las más de 80 escuelas de samba que existen en Río. Sus eventos son la demostración de que se puede llegar a los 90 años en plena forma y con buen humor.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.