Saltar al contenido principal

La demócrata Kamala Harris se retira de la carrera hacia la presidencia de EE. UU.

La pre candidata presidencial demócrata, para las elecciones de Estados Unidos, en 2020, Kamala Harris, durante la convención estatal del Partido Demócrata de New Hampshire, en Manchester, New Hampshire, EE. UU., el 7 de septiembre de 2019.
La pre candidata presidencial demócrata, para las elecciones de Estados Unidos, en 2020, Kamala Harris, durante la convención estatal del Partido Demócrata de New Hampshire, en Manchester, New Hampshire, EE. UU., el 7 de septiembre de 2019. Archivo-REUTERS/Gretchen Ertl

La senadora de California argumentó problemas de financiación de campaña para su retiro. Pero sus niveles de aprobación popular también resultaron bajos, incluso en su estado natal.

Anuncios

La partida de Harris de la contienda electoral reduce aún más el campo de contrincantes demócratas, que aspiran a la candidatura presidencial por este partido, carrera que en 2019 llegó a ser de más de dos docenas de aspirantes.

Harris, de 55 años, habría sido la primera mujer y la segunda afrodescendiente en llegar a la Casa Blanca, en caso de que hubiera ganado tanto la candidatura final de su partido como la competencia frente al republicano, Donald Trump, que aspira a la reelección.

La demócrata argumentó problemas para financiar su campaña, en el momento de anunciar su decisión.
“Mi campaña para presidente simplemente no tiene los recursos financieros que necesitamos para continuar", dijo Harris en un correo electrónico dirigido a sus seguidores, este 3 de diciembre.

La candidata presidencial demócrata Kamala Harris ingresa a la Convención Democrática en, Carolina del Sur, EE. UU., el 22 de junio de 2019.
La candidata presidencial demócrata Kamala Harris ingresa a la Convención Democrática en, Carolina del Sur, EE. UU., el 22 de junio de 2019. Archivo-REUTERS/Randall Hill

"No soy multimillonaria", señaló, en un golpe alusivo a los empresarios ricos Tom Steyer y Michael Bloomberg, que están financiando sus propias campañas de largo alcance. "Y a medida que la campaña continúa, se hace cada vez más difícil recaudar el dinero que necesitamos para competir", agregó.

La retirada de Harris marca un fuerte descenso para una candidata que alguna vez fue retratada como "la mujer Obama", un guiño al primer presidente afroamericano de Estados Unidos que sigue siendo muy popular entre los votantes demócratas.

La legisladora terminó septiembre con $9 millones de dólares en efectivo, menos de la mitad de los cerca de $26 millones de una de sus rivales, la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, según datos de la Comisión de Elección Federal de Estados Unidos.

Retiro de Harris: ¿Careció de marca personal?

Kamala Harris llegó a la búsqueda de la candidatura demócrata con un prometedor lanzamiento de campaña, el pasado enero. Después se estancó en el quinto lugar de las encuestas con un apoyo de alrededor del 3.1 %, hasta pasar a un sexto lugar, tras el exalcalde de Nueva York y multimillonario, Michael Bloomberg.

Momentos en los que luchó por definir sus posiciones frente a distintos asuntos domésticos, incluida la atención médica, temas con los que no presentó un argumento convincente para su candidatura, según destacan algunos expertos políticos.

La senadora Kamala Harris hace un gesto negativo mientras habla durante el debate presidencial demócrata, para las elecciones presidenciales de 2020, en Houston, Texas, EE. UU., el 12 de septiembre de 2019.
La senadora Kamala Harris hace un gesto negativo mientras habla durante el debate presidencial demócrata, para las elecciones presidenciales de 2020, en Houston, Texas, EE. UU., el 12 de septiembre de 2019. Archivo-REUTERS/Mike Blake


Joel Payne, un estratega afroamericano que trabajó para la campaña de Hillary Clinton en 2016, aseguró que “tratando de superar la división entre las alas progresistas y moderadas de los demócratas, Harris no logró encontrar su propia identidad”.

"Ella simplemente no ha respondido satisfactoriamente a la pregunta qué te hace mejor que los otros candidatos ", dijo un asistente que trabajó por varios años con Harris y quien habló bajo condición de anonimato.

Gil Duran, un ex asesor político que ahora se desempeña como editor de opinión del periódico Sacramento Bee, señaló que Harris estaba acostumbrada a un estilo de campaña de California, donde los demócratas son elegidos con bastante facilidad y los eventos y consignas de campaña llamativos pueden llevar la orden del día.

"No hay realmente un banco profundo aquí", dijo Duran. "Ella puede ser más alta que todos los demás y seguir adelante con políticas escritas y palabras de moda. Pero una vez que estás en el escenario nacional, todo se vuelve mucho más agresivo", resaltó.

Lo que fue este año el grupo de precandidatos más diverso de la historia, presenta ahora un giro. Otros candidatos de minorías, que quedan en la competencia, aún no alcanzan los umbrales de votación y de donantes.

En caso de que esta situación siga en descenso, la contienda estará centrada en políticos mayoritariamente blancos, entre quienes se destacan el exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, el senador, Bernie Sanders, quien en 2016 perdió la candidatura de los demócratas frente a la exprimera dama y exsecretaria de estado, Hillary Clinton, Warren y Bloomberg.

La primera prueba de fuego verdadera entre los aspirantes tendrá lugar a comienzos de febrero, cuando se inicien formalmente las primarias demócratas con los "caucus" de Iowa.

France 24 con Reuters, AFP y EFE
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.