Saltar al contenido principal

La OTAN se aferra a la unidad pese a las notables diferencias entre sus aliados

Los 29 líderes de los países miembros de la OTAN posan para la foto del encuentro en Londres, Reino Unido, el 4 de diciembre de 2019.
Los 29 líderes de los países miembros de la OTAN posan para la foto del encuentro en Londres, Reino Unido, el 4 de diciembre de 2019. Peter Nicholls / Pool vía Reuters

Terminó la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte sin una rueda de prensa final por parte de Estados Unidos luego de que Donald Trump la cancela. Los llamados a la unidad y la defensa colectiva se mezclaron con el sinsabor de las evidentes grietas entre los líderes.

Anuncios

La cumbre para celebrar los 70 años de la alianza reveló diferencias y señalamientos detrás de un discurso de unidad. "No es la primera vez que la Alianza se confronta a sus diferencias y ella siempre ha sabido superarlas", dijo en una conferencia de prensa el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg este 4 de diciembre.

El cruce de comentarios entre el presidente francés Emmanuel Macron y el mandatario estadounidense Donald Trump fue solo el preámbulo de un evento que reflejó tensiones entre los líderes occidentales. Al borde del cierre de la jornada del miércoles, el presidente Donald Trump informó que cancelaría su conferencia de prensa de cierre. 

"Cuando se acaben las reuniones de hoy, me dirigiré a Washington. No haremos una conferencia de prensa al cierre de la cumbre de la OTAN porque hicimos suficientes durante los últimos dos días. ¡Buen regreso a todos!", dijo el magnate.

El anuncio llegó cuando ya circulaba un video en el que hay risas y comentarios alrededor de una rueda de prensa de 40 minutos sobre la que estaban hablando el presidente francés con el primer ministro británico Boris Johnson, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, el primer ministro de los países bajos Mark Rutte y la princesa Ana del Reino Unido. Un micrófono se quedó abierto mientras Trudeau decía: "ves como las quijadas de su equipo caen al piso". 

Trump habla de las contribuciones de Canadá y se refiere a Trudeau como "dos caras"

"¿Es por eso que llegaste tarde?", preguntó entre risas Johnson a Macron durante el coctel de la noche del martes en el palacio de Buckingham. "Llegó tarde porque se tomó una conferencia de prensa de 40 minutos", respondió Trudeau. 

Este miércoles, luego de reunirse con la canciller alemana Angela Merkel, Trump habló de su vecino canadiense. "Él es de dos caras", dijo a la prensa. "Creo que es un gran tipo, pero la verdad es que le hice notar el hecho de que no está pagando el 2% y veo que no está muy feliz por eso", dijo a la prensa el mandatario estadounidense en referencia a la contribución del 2% del PIB que debería hacer cada uno de los 29 miembros a la OTAN, una de las peticiones más firmes con las que llegó el líder estadounidense.

El primer ministro del Reino Unido Boris Johnson calificó como un "sin sentido" los comentarios sobre su supuesta burla al presidente Trump. Trudeau, por su parte, respondió que “cada lìder tiene equipos que de vez en cuando se quedan boquiabiertos ante sorpresas no planeadas, como ese video en sí mismo, por ejemplo".

Sin embargo, más allá del episodio anecdótico, el encuentro de líderes dejó ver diferencias concretas sobre su manera de entender la seguridad y la defensa de los aliados.

Para Macron la defensa de Europa es un pilar de la OTAN

Parte de las tensiones entre Estados Unidos y Francia se resaltaron durante la conversación del martes ente Donald Trump y Emmanuel Macron. Pero este miércoles, al cierre del evento, el presidente francés insistió en sus prioridades.

Según dijo Macron en una conferencia de prensa, la defensa de Europa no es una alternativa de la OTAN, sino uno de sus pilares. El apunte llega en medio de la insistencia del mandatario sobre la necesidad de poner la lucha contra el terrorismo en su continente dentro de los primeros renglones de prioridades de la organización. 

El presidente Emmanuel Macron asiste a una conferencia de prensa en la cumbre de la OTAN el 4 de diciembre de 2019 en Watford.
El presidente Emmanuel Macron asiste a una conferencia de prensa en la cumbre de la OTAN el 4 de diciembre de 2019 en Watford. Christian Hartmann / Reuters

"¿Cómo garantizar hoy la seguridad en Europa? Hace falta que los europeos se reúnan. Lo hicimos hace dos años con la estructuración de una Europa de la defensa. Seamos claros: esta última no será una alternativa en la OTAN sino uno de sus pilares", publicó en Twitter el mandatario francés.

El martes, a pesar de las tensiones, Trump reconoció la importancia del papel de Francia en la lucha contra el terrorismo en el Sahel, la región suroccidental del Sahara donde la semana pasada murieron 13 soldados franceses. Este miércoles, Macron hizo un llamado a los gobiernos de esa región para esclarecer su posición frente a Francia y decidir la continuidad de sus acciones en este territorio en el que operan grupos afiliados a Al-Qaeda.

"Quiero que ellos (los líderes de Mali, Níger, Burkina Faso, Chad y Mauritania) clarifiquen y formalicen sus demandas con respecto a Francia y la comunidad internacional: ¿quieren nuestra presencia y la necesitan? Quiero respuestas claras a estas preguntas", interpeló Macron.

Adicionalmente, el líder francés habló de Rusia y dijo que "puede ser una amenaza, pero también un aliado". Una afirmación que coincide con el giro de la organización hacia el análisis del riesgo que podría representar China para sus intereses. 

La OTAN estudia una nueva estrategia frente a China 

Luego de esta cumbre, la organización empieza a estructurar una estrategia para hacer frente a los desafíos que empieza a suponer China, que tiene el segundo presupuesto militar más grande del mundo.

Para el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, "China es una desafío estratégico para nosotros y tenemos que adelantarnos a eso". Para el secretario general de la OTAN, por otro lado, "no se trata de mover la OTAN hacia el mar del sur de China, sino de tener en cuenta el hecho de que China se está acercando a nosotros", dijo Stoltenberg en referencia a la actividad asiática en el Ártico, en África y sus crecientes inversiones en infraestructura en Europa. 

Por eso, a pesar de las tensiones, los aliados buscaron concluir este encuentro en buenos términos. "Es muy importante que la alianza permanezca unida. Hay muchas, muchas más cosas que nos unen que las cosas que nos separan", dijo el primer ministro Boris Johnson antes de las reuniones del último día de la cumbre. "Pienso que cada dirigente aquí está absolutamente determinado a reconocer la importancia vial de la OTAN para nuestra seguridad colectiva", concluyó.

Con Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.