Saltar al contenido principal

Samoa: 52 de los 60 fallecidos por sarampión son niños

Una panorámica de la capital Apia, Samoa, el 12 de julio de 2019.
Una panorámica de la capital Apia, Samoa, el 12 de julio de 2019. Jonathan Barrett / Reuters

Docenas de niños fallecieron en las últimas semanas por una creciente epidemia de sarampión en la pequeña isla de Oceanía. Debido a las bajas tasas de vacunación, se han registrado 4.052 casos de infección de un total de 200.000 habitantes, lo que equivale a un 2% de la población.

Anuncios

Los samoanos están de luto por sus niños, las principales víctimas mortales de la epidemia de sarampión. La pequeña isla en medio del pacífico, habitada por solo 200.000 personas, se volvió un foco de incubación para una enfermedad que hasta hace algunos años se consideraba extinta.

El mortal brote deja ya más de 60 fallecidos, incluyendo a docenas de menores de edad, y es tanta la preocupación por la rápida expansión de la enfermedad que el Gobierno declaró el estado de emergencia hace un mes y prepara una campaña masiva de vacunación obligatoria, puerta a puerta.

Previamente las autoridades les habían pedido a las familias no vacunadas identificarse y esta semana dieron un paso más concreto al solicitarles que exhiban una bandera roja afuera de sus hogares, para ubicar más fácilmente a aquellos que necesitan de una vacuna.

Adicionalmente se programó un cierre de gobierno para que los servidores públicos puedan ayudar y contar con la mayor cantidad de manos disponibles en la brigada.

Los servicios gubernamentales no esenciales se detendrán durante dos días a partir de este jueves 5 de diciembre y los voluntarios se dedicarán a administrar vacunas en un intento ya desesperado por elevar los bajos niveles de inmunidad.

52 de los fallecidos no superan los 4 años

El Gobierno de Samoa publicó los datos oficiales de la epidemia: los muertos ya son al menos 60 y de ellos, 52 son niños de cuatro años o menos, por ello los esfuerzos de vacunación en las últimas semanas se han concentrado en los menores; sin embargo, las tasas de infección continúan subiendo y por eso se amplió el programa para incluir a toda la población.

Y es que solo en las últimas 24 horas se presentaron 171 casos nuevos, un rápido aumento, consecuencia de la tasa de inmunización previa al brote, que era de alrededor del 30%. En la actualidad ya se logró proteger al 55% de las personas, según informó el Gobierno.

Para el primer ministro, Tuilaepa Sailele Malielegaoi, la meta es llegar a una cifra superior al 90%. El líder dijo que "nuestros niños y personas nunca serán inmunes a ninguna epidemia futura a menos que tengamos una cobertura de vacunación de casi el 100%". 

La declaración la hizo mientras visitaba una sala de hospital el miércoles y agregó que ese "es el único antídoto".

Para combatir la crisis, Samoa ha recibido ayuda de Australia, Nueva Zelanda, Francia, Reino Unido, China, Noruega, Japón, Estados Unidos y de la ONU.

A Samoa volvió una enfermedad que estaba prácticamente erradicada

El sarampión se consideraba erradicado en el mundo, pero en los últimos años ha aumentado su presencia. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), 98 países reportaron un aumento en los casos de la enfermedad en 2018. 

Además de la vulnerabilidad de las regiones en las que no hay suficiente inmunización, parte de la responsabilidad se les atribuye a los movimientos "antivacunación" que han ganado terreno especialmente en Estados Unidos y en Europa, donde los grupos han popularizado la creencia de que la vacunación es innecesaria, o que incluso tiene efectos negativos en las personas.

En el caso del Pacífico, la vecina Fiji también elevó sus alertas por el sarampión después de ver el daño en Samoa. Como medida de prevención el país pidió a sus federaciones deportivas la suspensión de todas sus competencias hasta enero, con el objetivo de frenar el contagio. El archipiélago tiene un mayor nivel de vacunación y solo ha reportado 15 casos de enfermedad, pero sin muertes.

Otra isla que combate el sarampión es Tonga. En ese país el equipo femenino de rugby entró a cuarentena tras haber participado en un torneo en Fiji el mes pasado. 

Con AFP y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.