Saltar al contenido principal

Bolsonaro planta bandera en el Mercosur antes de la asunción de Fernández en Argentina

Anuncios

Bento Gonçalves (Brasil) (AFP)

Los presidentes del Mercosur se reúnen este jueves en el sur de Brasil en una cumbre que el ultraderechista Jair Bolsonaro aprovechará para marcar una orientación de libre mercado en el bloque antes de la asunción del peronista de centroizquierda Alberto Fernández en Argentina.

Celebrada en un lujoso hotel a las afueras de Bento Gonçalves, la "capital vitivinícola" de Brasil, esta nueva cita semestral del bloque formado también por Paraguay y Uruguay estará marcada por la transición y la reorientación política en Argentina y Uruguay, por lo cual se esperan pocos resultados concretos.

Dentro de cinco días, el neoliberal Mauricio Macri, a quien Bolsonaro había apoyado en las urnas, le pasará la banda presidencial a Fernández, con quien el mandatario brasileño mantiene una abierta enemistad. Esas fricciones preocupan en el ámbito de los negocios y por sus eventuales consecuencias en el proceso de ratificación del acuerdo de libre comercio firmado este año con la Unión Europea.

En Uruguay, el presidente socialista Tabaré Vázquez será reemplazado en marzo por el liberal Luis Lacalle Pou, vencedor de las elecciones de noviembre, poniendo fin a 15 años de gobiernos de izquierda.

Bolsonaro, que tiene ya un aliado en el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, aprovechó el miércoles su condición de anfitrión para advertir que Argentina tiene "mucho más" que perder en caso de tensiones con Brasil, si bien recalcó que apostará por el "pragmatismo" en las relaciones bilaterales.

Más tarde, en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores, el canciller brasileño Ernesto Araújo dijo que el Mercosur "proteccionista, ineficiente y retórico" quedó atrás y lanzó duras críticas al socialismo.

"Salimos de la caverna y volvimos a la luz del sol (...). No queremos construir puentes hacia el pasado reciente y desastroso", afirmó, en una velada advertencia a Fernández, que ganó las elecciones en fórmula con la expresidenta izquierdista Cristina Kirchner.

"El objetivo [del socialismo] es el poder, destruir la economía y el bienestar, crear sociedades dependientes y sin condiciones de ejercer la libertad. Algunos insisten en seguir ese camino", agregó.

- "Retórica belicosa"

Bolsonaro se abstuvo de felicitar a Fernández y no asistirá a su toma de posesión el 10 de diciembre, molesto por la campaña del peronista a favor de la liberación del expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción hasta principios de noviembre.

El gobierno de Bolsonaro llegó a amenazar con abandonar el Mercosur, temeroso de que Fernández, heredero de una economía en crisis, adopte políticas proteccionistas.

Especialmente en uno de los temas más espinosos que tiene delante el bloque y que será analizado durante la presidencia de turno que recibirá Paraguay de manos de Brasil: el de la reducción del Arancel Externo Común (AEC), la elevada tasa -de un promedio de 13% a 14%- a importaciones de terceros países.

Pero según analistas, el pragmatismo que Bolsonaro ha demostrado en sus relaciones con Estados Unidos y China, sus dos principales socios enfrentados en una guerra comercial, deberá prevalecer también en el caso de Argentina, dada la interdependencia de las dos economías.

Brasil es el principal socio comercial de Argentina y Argentina el tercero de Brasil, aunque el principal comprador de sus productos industriales.

"Esta retórica más belicosa intenta posicionar al gobierno brasileño ya en la mesa de negociaciones para conseguir más concesiones del gobierno argentino", dijo a la AFP Thomaz Favaro, analista de Control Risks.

"El gobierno de Brasil le dará el beneficio de la duda al nuevo gobierno argentino en relación a su política comercial, antes de adoptar cualquier actitud drástica", agregó.

El anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Brasil y Argentina colocó inesperadamente esta semana a los dos países en la misma bolsa, para disgusto de los brasileños, que buscan una posición de aliados estratégicos de Washington.

Aunque este miércoles ni Araújo ni el canciller argentino saliente, Jorge Faurie, se refierieron al tema.

En Bento Gonçalves también estarán presentes representantes de países que viven violentas crisis políticas y protestas sociales, entre ellos Bolivia, país que además está en proceso de adhesión al bloque, así como Chile y Colombia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.