Saltar al contenido principal

COP25: el debate técnico del tercer día de la cumbre climática

Un grupo de jóvenes conversa al lado del pabellón de China en Madrid, España, donde se realiza la cumbre climática COP25. 4 de diciembre de 2019.
Un grupo de jóvenes conversa al lado del pabellón de China en Madrid, España, donde se realiza la cumbre climática COP25. 4 de diciembre de 2019. Susana Vera / Reuters

¿Cómo debería funcionar el mercado de los bonos de carbono? El asunto, contemplado en el artículo 6 del Acuerdo de París, no tiene un marco normativo claro, aunque este no obstaculiza su funcionamiento.

Anuncios

Algunos analistas dicen que prefieren un “no acuerdo” a un “mal acuerdo”. El artículo 6 del Acuerdo de París no se ha desarrollado, y este miércoles, en el marco del tercer día de la COP25 en Madrid, los negociadores iniciaron una fase de conversaciones técnicas sobre cómo debería funcionar el mercado de carbono. 

Fuentes conocedoras del transcurso de las negociaciones han subrayado que ya circula un primer borrador al respecto. El texto deberá pasar varios filtros antes de llegar a los jefes de cada delegación y ser sometido al visto bueno de los ministros la próxima semana.

La información científica y los documentos base de la negociación

Mientras algunos piden que la Unión Europea sea un faro que oriente el debate alrededor de las acciones que deberá tomar la comunidad internacional para hacer frente al cambio climático, sobre la mesa ya están otros documentos. Los negociadores cuentan con los datos de los informes del panel intergubernamental de expertos IPCC, que asesora a la ONU en materia de cambio climático, y los reportes de la Organización Metereológica Mundial, que acaba de alertar que esta puede ser la década más calurosa desde que se tiene registro. 

La próxima semana y coincidiendo con el final de la Cumbre de Madrid, el Consejo Europeo tiene previsto aprobar un paquete de medidas para conseguir la neutralidad de carbono (cero emisiones) en 2050.

Sin embargo, las posiciones de todos los países europeos no están definidas, debido a la alta dependencia que muchos Estados del este tienen todavía del carbón y la necesidad de encontrar y habilitar fondos para que puedan hacer una transición que no resulte traumática para sus economías.

Una instalación artística para entender el cambio climático

Este miércoles, en el marco de la Cumbre Climática, el artista británico Michael Pinsky dio apertura a una obra que plantea una experiencia sobre el cambio climático. A través de distintos iglús, el artista propone evidenciar la sensación térmica y la contaminación que se experimenta en distintas partes del mundo.

La ministra española para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera (2d), acompañada por la directora de la OMS, María Neira (i); el director de cine y director internacional del proyecto Cape Farewell, David Buckland (2i); y el vicesecretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Ovais Sarmad (d), durante la visita a la exposición "Burbujas de Contaminación", del artista británico Michael Pinsky. 4 de diciembre de 2019. Madrid, España.
La ministra española para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera (2d), acompañada por la directora de la OMS, María Neira (i); el director de cine y director internacional del proyecto Cape Farewell, David Buckland (2i); y el vicesecretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Ovais Sarmad (d), durante la visita a la exposición "Burbujas de Contaminación", del artista británico Michael Pinsky. 4 de diciembre de 2019. Madrid, España. J.J. Guillén / EFE

"Cuando puedes respirar, puedes ver, cuando puedes sentir lo que significa tener esta (polución) en tu cuerpo y cómo afecta tu salud y la salud de quienes amamos -nuestros niños, nuestros padres y abuelos- es muy impresionante. Y en adición, es verdad que hay mucha gente que no puede escapar de las ciudades donde vive", dijo a la prensa la ministra española en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Las protestas continúan en las calles

La presidenta de la COP25, la chilena Carolina Schmidt, pidió que la sociedad civil haga presión para que durante este evento se tomen decisiones que supongan un cambio de acción frente al cambio climático. “Necesitamos la voz de la gente joven, de los ciudadanos en las calles, ayudándonos, presionando por el cambio”, declaró en una conferencia de prensa la presidenta de la COP25.

Y en las calles ya se empieza a sentir la presión. Este miércoles, en Madrid, activistas del grupo 'Extinction Rebellion' irrumpieron en las instalaciones de una sucursal de la tienda de ropa Zara para reivindicar "justicia climática". 

En Twitter, los ecologistas denunciaron el "greenwashing" ("ecopostureo") de las empresas textiles para aparentar ser "más respetuosas con el medio ambiente de lo que son en realidad". 

Además de Extinction Rebellion, otros grupos y activistas anticiparon que la del próximo viernes 6 de diciembre será una movilización multitudinaria en Madrid. 

“2019 ha sido el año del despertar de la sociedad civil y los jóvenes, que se han levantado para exigir a los políticos y a los pesos pesados de los negocios que sean más ambiciosos frente a la emergencia climática", dijo Pablo Chamorro, vocero de Marcha por el Clima. Según él, "al menos 100.000" personas se sumarán a la movilización del viernes. Se espera que para ese día, la activista sueca Greta Thumberg ya haya llegado a la capital española.

Con EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.