Saltar al contenido principal

El sacrificio de miles de animales en una ceremonia tradicional en Nepal, alerta a activistas

La cabeza de un búfalo sacrificado yace en el suelo un día después de la ceremonia de sacrificio del festival "Gadhimai Mela" celebrado en Bariyarpur, Nepal, el 4 de diciembre de 2019.
La cabeza de un búfalo sacrificado yace en el suelo un día después de la ceremonia de sacrificio del festival "Gadhimai Mela" celebrado en Bariyarpur, Nepal, el 4 de diciembre de 2019. Navesh Chitrakar / Reuters

Devotos Hindúes viajaron masivamente al sur del Nepal para participar en una tradicional y polémica festividad religiosa que los activistas animalistas rechazan.

Anuncios

Cada cinco años miles de creyentes del hinduismo peregrinan hasta el tempo de Gadhimai en Bara, al sur del Nepal, y cometen la que es considerada la matanza de animales más grande del mundo. Bueyes, pájaros y otros animales son sacrificados como ofrendas a la diosa del poder, según sus ritos, en un evento que genera el rechazo generalizado de los defensores de los animales.

El pasado martes, devotos armados con espadas y cuchillos, conocidos en la región como Khukurs, decapitaron más de 3.000 búfalos cerca del templo. Los sacrificios que continuaron el miércoles se dan en el marco de una de las principales festividades del hinduismo. Miles de personas de la vecina India viajaron al templo a unirse a los devotos nepalíes, un país en el cual el 80% de la población es hindú.

Tanuja Basnet, directora de la Sociedad Internacional de la unidad de la 'Humane Society International' de Nepal dijo: “no hay justificación para este asesinato masivo y es realmente desgarrador ser testigo de esto”. La organización también pidió al gobierno políticas públicas que prohíban el sacrificio animal.

En el 2016, la Corte Suprema de Nepal dijo que esa práctica debería ser prohibida y llamó al gobierno a crear una política pública que terminara con los sacrificios y la crueldad animal. Según el ministro de Cultura y Turismo, en declaraciones a Reuters, el gobierno ha comenzado a trabajar en esa directiva de la corte.


“Hemos consultado con la opinión pública y con sectores interesados en el área del templo, al estar relacionada con valores tradicionales no puede ser prohibida inmediatamente”.


Los devotos que peregrinan al templo han realizado este ritual por más de dos siglos y creen que el acto del sacrificio dirigido a Kali, la diosa del poder, representada por Ghadimai, les trae suerte y prosperidad.


Aunque de acuerdo a la leyenda, los primeros sacrificios en ese templo se dieron muchos siglos atrás, cuando la diosa Gadhimai se le apareció en un sueño a un prisionero y le dijo que le ofreciera sangre para establecer su templo. Cuando él despertó, su prisión estaba abierta y él pudo huir para construirlo sacrificando animales en su honor.


Las autoridades desplegaron 1.100 oficiales de policía en la zona para prevenir choques entre los activistas y los seguidores del ritual, que sucede a 10 kilómetros de la frontera con India.

Con Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.