Saltar al contenido principal

La controvertida ley para prohibir barricadas que debate el Congreso chileno

Un miembro de las fuerzas de seguridad patean una barricada en llamas durante una protesta contra el Gobierno chileno en Valparaiso, Chile, el 4 de diciembre de 2019.
Un miembro de las fuerzas de seguridad patean una barricada en llamas durante una protesta contra el Gobierno chileno en Valparaiso, Chile, el 4 de diciembre de 2019. Rodrigo Garrido / Reuters
Texto por: Andrea Rincón
4 min

La Cámara de Diputados de Chile dio luz verde a una nueva ley que tipifica como delito la instalación de barricadas, los bloqueos y saqueos en medio del potente estallido social que vive el país…. ¿Está el Legislativo regulando la protesta?... el debate está abierto.

Anuncios

Si en algo coinciden algunos expertos es que la clase política chilena ha desoído las exigencias que han repetido una y otra vez los manifestantes en estos 46 días de protestas. Dicen que, en vez de adoptar medidas de fondo para combatir la desigualdad en el país, ha priorizado una agenda de defensa.
Precisamente este miércoles el Senado aprobó la ley que pasó el Gobierno para permitir a los militares proteger “infraestructura crítica” durante las manifestaciones sin acudir al estado de excepción. Y hace una semana el Legislativo también subscribió un proyecto para castigar a los ciudadanos que se cubran el rostro en actos públicos.

En esa línea y en medio de las presiones que caen como lluvia ácida sobre el presidente Sebastián Piñera, este 4 de diciembre se aprobó por 127 votos a favor, siete en contra y 13 abstenciones en la Cámara de Diputados, una modificación al Código Penal para “tipificar como delito la alteración de la paz pública mediante la ejecución de actos de violencia y agravar las penas aplicables”.

En otras palabras, enmarcar como delito todo acto de violencia que altere el orden público, algo que no está contemplado en la legislación actual. Dentro de esa modificación, el Legislativo enumera una lista de seis acciones que serían interpretadas como “desorden público”. Entre ellos está paralizar los “servicios de primera necesidad”, incluyendo los bloqueos y las barricadas, saquear o destruir establecimientos públicos o privados e impedir la actuación de entidades y “ejecutar actos de violencia peligrosos para la vida o la integridad física de las personas mediante el lanzamiento de elementos contundentes, cortantes, punzantes u otros elementos aptos para esos fines”.

La ley fue despachada al Senado, que será el encargado de materializar o rechazar de tajo la controvertida propuesta que, en palabras del ministro del Interior, Gonzalo Blumel sacaría de apuros al Gobierno, que ha sido acusado de no poder controlar los brotes de vandalismo. Esta ley "nos permite avanzar fuertemente en la recuperación del orden público", dijo Blumel.

Una manifestante lleva un parche en apoyo de Gustavo Gatica en su ciudad natal de La Colina, Chile, el 10 de noviembre de 2019, después de Gatica fue alcanzado por perdigones en sus ojos el viernes durante una protesta contra contra el gobierno en Santiago.
Una manifestante lleva un parche en apoyo de Gustavo Gatica en su ciudad natal de La Colina, Chile, el 10 de noviembre de 2019, después de Gatica fue alcanzado por perdigones en sus ojos el viernes durante una protesta contra contra el gobierno en Santiago. Jorge Silva / Reuters

Pero la medida levantó revuelo en las redes sociales donde varios usuarios respondieron indignados. “Esa es la idea, hacer leyes para recriminar la protesta y olvidarse de las demandas sociales. Total si un carabinero te agrede y alguien responde a esa agresión te pasan como ley Antisaqueos o Antiencapuchados. Ese es el plan para las demandas sociales”, escribió en Twitter @Marcos34681146.

“Hubiesen aprovechado para sacar una ley que castigue con cárcel la colusión y los sobornos de la élite chilena”, respondió @SebaGonzalezB al tuit que publicó La Cámara de Diputados anunciando la noticia.

El Gobierno todavía no ha puesto sobre la mesa ninguna propuesta para regular el uso desmedido de la fuerza por parte de la Fuerza Pública que ha sido denunciado por múltiples organizaciones de derechos humanos en el continente. Según el último reporte del Instituto Nacional de DD.HH. de Chile, del 17 de octubre al 3 de diciembre se reportaron 241 personas con heridas oculares. Al menos 25 personas han muerto y Según el INDH unas 2.800 personas han resultado heridas. También se han presentado acusaciones de violaciones a los derechos humanos y abusos sexuales. Pero el canciller, Teodoro Ribera, dijo “yo no creo que haya sistematicidad en la violación de DD.HH., si alguien los viola es por un uso indebido de su poder o autoridad”. Una posición que por supuesto, sostiene y cree el oficialismo chileno.

Con medios locales 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.